No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Deportes VIDEO

Video | A 30 años de la dolorosa final de Italia '90, el Mundial eterno

En una nueva edición de Filo.explica, recorremos uno de los momentos deportivos más emocionantes en la historia argentina, pero que tuvo un cierre cargado de dramatismo.

A 30 años de la final de Italia 90, el mundial amado y odiado

A 30 años de la final de Italia 90, el mundial amado y odiado

¿Se podrá decir algo que no se haya dicho de Italia '90? ¿Habrá alguna otra historia guardada por los protagonistas? Por el momento no lo sabemos, pero de lo que estamos seguro es que, generación tras generación, lo que pasó en ese mes fue algo irrepetible y que poco se compara con otros mundiales, incluso con México '86.

El mejor mundial para los argentinos fue el "peor" mundial desde lo futbolístico, dicen algunos. Derrota en el partido inaugural, pase de ronda arañando, los palos y el milagro ante Brasil, los penales con Yugoslavia, mismo destino y final ante el local, en un partido que derrochaba épica por donde sea y el dolor de la injusticia ante Alemania.

Diego contra Italia, Diego contra todos. Así se resumió desde el minuto uno al último y el penal anotado por Brehme y así lo hicieron sentir los argentinos, que nunca iban a imaginar que después de ese torneo íbamos a tener que esperar 24 años para volver a la final de la Copa del Mundo.

Ahora, todos los nostálgicos tendrán su nuevo momento de recuerdo. El 8 de julio se cumplen 30 años desde que "Un' estate italiana" sonaba por última vez en los parlantes de los estadios colmados de Italia, al ritmo del inolvidable estribillo que en Argentina no se puede cantar sin gritar: "NOTI MAGICHE".

Así fue Italia 90 y así te lo vamos a contar en esta nueva edición de Filo.explica, donde Lalo Mir repasa lo mejor, lo peor, lo épico, lo doloroso, lo milagroso y todo lo que se vivió en una nueva fiesta del fútbol, donde Alemania se terminó quedando con la gloria, pero nosotros con el sentimiento.

Comentarios