Espectáculos HATERS

Cecilia Insinga, la esposa de Diego Brancatelli furiosa por las críticas en redes "Me importa un bledo como me vean, me siento diosa"

"No entiendo qué puede pasar por la cabeza de alguien para a una foto hermosa en familia dedicarle palabras tan tristes y llenas de odio", comenzó su descargo la periodista de TN. 

Cecilia Insinga cansada de las críticas a su esposo y a su figura

Cecilia Insinga cansada de las críticas a su esposo y a su figura

Cecilia Insinga y Diego Brancatelli. La periodista de TN y el panelista de "Intratables". Casados y con dos hijos (uno de dos años y otro de cuatro meses). Deben ser una de las parejas más bombardeadas en redes sociales ella por trabajar en uno de los canales más polémicos políticamente hablando y él por militar por el kirchnerismo.

Lo cierto es que están los cuatro de vacaciones en Estados Unidos ("vacaciones Nac & Pop" fue uno de los comentarios que hizo un usuario) y Cecilia compartió una foto familiar que solo despertó críticas y odio. 

"Muchos comentarios fueron directo a criticar a mi marido... con la aclaración que no era contra mi. Yo les aclaro, todo lo que es insultar, descalificar o criticar a mi marido es hacerlo hacia mí también, pues somos familia. No entiendo qué puede pasar por la cabeza de alguien para a una foto hermosa en familia dedicarle palabras tan tristes y llenas de odio", comenzó su descargo Insinga. 

"La segunda parte de los comentarios iban directo a mi 'obesidad'. Entiendo que es por este mandato social, al que nos sumieron durante décadas, que dice que tenes que ser flaca... sino sos.. no sé... ¿una infeliz?" continuó.

"Paso a contarles que mido 1.54 y peso 68 kilos. Soy feliz, y me importa un bledo como me vean me siento diosa por muchos motivos pero principalmente porque me siento bien conmigo misma, y eso es lo único que me Importa". 

"Escribo esto, solo porque este perfil es público y muchas mujeres tal vez sufren estas situaciones todos los días y les duele o las angustia. Tenemos el poder de hacer lo que deseamos. Vivimos en una era donde empezamos a reivindicar y conquistar derechos como nunca. Que nadie te diga como te 'debes ver' o 'sentir'. Hacé lo que quieras, pero hacelo para vos".

"Les mando un beso enorme. El amor siempre vence al odio de los pobres de alma. 
Sean felices -laburen para eso- porque en esta vida es lo único que importa, ser feliz y hacer felices a los tuyos", concluyó. 

Comentarios