No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Espectáculos POLIAMOR

¿Fede Bal apuesta al poliamor con su nueva pareja?

Fede Bal habló de su relación con Bianca Iovenitti y de la posibilidad de plantear, en un futuro, el poliamor.

¿Fede Bal apuesta al poliamor con su nueva pareja?

¿Fede Bal apuesta al poliamor con su nueva pareja?

Presente en la pista del "Súper Bailando" para bailar la cumbia junto a Lourdes Sánchez, Fede Bal abrió el mismo debate que en algún momento había abierto Flor Peña: el poliamor.

¿Él lo práctica? ¿Está de acuerdo? No, no lo practica, y sí, está de acuerdo. Todo surgió a partir de que Marcelo Tinelli, conductor de ShowMatch, intentó meter cizaña entre Fede Bal y su novia, Bianca Iovenitti.

¿Debido a qué? A que Bianca será una de las nuevas participantes de este "Súper Bailando" junto a Rodrigo Noya, a quien se lo considera un gran conquistador de mujeres, en palabras de Marcelo: "Es uno de los tipos más ganadores que ha dado la televisión argentina en los últimos 3/4 años. Toda chica que se le paró al lado fue 'algo' (sic) con Rodrigo Noya".

Rodrigo Noya y Bianca Iovenitti

Bajo ese contexto, Tinelli le aconsejó a Bal trabajar con un psicólogo "este mal de Rodigo Noya", pero para sorpresa de todos el actor reveló su punto de vista: "Nuestros cuerpos son libres y si siente la necesidad de tener algo... ¿Por qué no?", dijo con la intención de habilitar la posibilidad de tener una relación abierta.

Rodrigo Noya y Bianca Iovenitti

"Me parece que estar juntos para siempre con una persona hoy, 2019, eso no se concibe. Florencia Peña habló del poliamor, e instaló algo en el argentino que abrió la cabeza de un montón de gente", agregó además.

En cuanto a esto y tratando de ordenar las ideas de Fede, Flor agregó: "El sexo puede ir por un lugar y el amor es otra cosa". Desde ese punto, el hijo de Carmen Barbieri admitió que para él es mucho más profundo compartir una noche en la cama mirando Netflix que teniendo sexo.

¿A qué se refiere con esto? Que el sexo es mucho más volátil, pasajero, y que si bien es una de las mejores formas que tenemos de conectarnos con la otra persona, a veces no deja de ser sola y puramente carnal. En cambio, por ejemplo mirar una serie en Netflix a la par, conlleva el compartir tiempo, disfrutarse dese otro lado, tener ganas de estar con esa otra persona.

En esta nota:

Comentarios