No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Espectáculos ENTREVISTA

Gonzalo Heredia: "Es un poco triste tener que decir 'gracias a Dios tengo trabajo'"

FILO conversó con el protagonista de la adaptación teatral "Perfectos Desconocidos": su visión del contexto social en Argentina, cómo se lleva con las redes sociales, volver a trabajar con Agustina Cherri y más

Gonzalo Heredia charla con FILO |

Gonzalo Heredia charla con FILO |

Por: Antonella Morello

Está en el centro del grupo. Estira su brazo y toma la selfie. Esa misma que se conservará como la portada de la obra de teatro que tiene lugar de miércoles a domingos en el Metropolitan Sura (Av Corrientes 1343).

Gonzalo Heredia forma equipo junto a un elenco de figuras (Raúl Taibo, Carlos Portaluppi, Peto Menahen, Agustina Cherri, Magela Zanotta y Mercedes Funes) con quienes protagoniza "Perfectos Desconocidos", la representación artística basada en la homónima película italiana de Paolo Genovese

Portada de la obra | Foto: Instagram @p_desconocidos

Luego de participar en diversas ficciones diarias en televisión, el actor apuesta al teatro bajo la dirección de Guillermo Francella. El salto de la pantalla al teatro le brinda diversas satisfacciones, entre ellas el formar parte de un espectáculo que reunió en siete meses a más de 700.000 espectadores.

"Estoy contento por varias razones. Primero: por ser parte de este elenco. Segundo: por tener trabajo. Tercero: por integrar una obra de teatro maravillosa en la que la gente se suma, y le contamos una historia hermosa, totalmente identificable con una brecha generacional bastante amplia. Identifica a cualquier persona", reconoce.

Heredia no menciona al pasar su posibilidad de ejercer la profesión. "Tenemos que hablar de eso porque es un tema que nos concierne y que vivimos. Es un poco triste tener que decir 'gracias a Dios tengo trabajo'. Soy un afortunado. Lo digo con pesar porque no es algo que me gusta. Me gustaría hablar de otra cosa", menciona en una entrevista con FILO

"Que la gente venga al teatro es un acto de fe"

En tiempos de descontento social y crisis económica el teatro se vuelve el lujo de quienes pueden acceder a comprar una entrada. El proceso de empatía es mutuo. Espectadores y actores se ven reflejados.

"Soy una persona que vive cotidianamente. Las cosas me salen más caras. Entonces, que la gente venga al teatro es un acto de fe porque, si bien la entrada es accesible, hay una inflación muy grande pero igual la gente viene, acompaña, se ríe, y elige venir a ver la obra", expresa Heredia.

"Esta es una obra en la que el público participa activamente, no sólo por la develación de la historia y de las cosas escondidas que hay en cada personaje, sino porque también en la comedia la risa es un participante más. En una sala llena cuando surge la carcajada, es un vientito que se siente en el escenario", añade.

¿Qué sucede cuando el público se refleja en los personajes, y a la vez, los actores se sienten interpelados por lo que les sucede a los espectadores?

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Pegándome la cara. Próximamente #perfectosdesconocidos

Una publicación compartida de Gonzalo Heredia. (@gonzaloezequielheredia) el

Gonzalo Heredia lo pone en palabras: "Muchas veces pasa que el público viene con sus días y sus cosas, entonces esto de nosotros ser también ciudadanos y personas hace que nos encontremos en este lugar. Empezamos a construir una comedia para que se rían y se olviden de la realidad. Por momentos es difícil pero sucede y está bueno: llegar al punto en donde todos estamos conectados, espectadores y actores. A partir de ahí es una celebración".

Para un actor ponerse en los zapatos del personaje a interpretar se vuelve una cuestión central. El desafío es sumergirse en su mundo. Francella se encargó en adaptar los papeles -originariamente italianos- para volverlos más locales y cercanos al público argentino.

"Me pareció muy interesante. Creo que es el personaje más porteño de todos. Si bien entre italianos y argentinos hay algunas conexiones, es el típico porteño medio comprador, que arma negocios donde no hay. Lo conocemos, lo conocemos mucho. Me gustaba. Me parecía que podía hacerlo y entendía por dónde", comenta.

Una vez seleccionado para interpretar a Ramiro, el actor recibió el DVD del film y al finalizarlo, aceptó la propuesta inmediatamente. 

"Vi la película como un simple espectador y me acuerdo que me encantó. Fue mi mujer (Brenda Gandini) la que me dijo 'si hacen esta obra de teatro va a ser un exitazo'. Es un tema que no se había tocado todavía. Si bien estamos en el 2018 y las redes sociales están en auge, no había una obra que hablara particularmente sobre esto y más en un grupo de amigos", menciona.

"Hay algo que tenés que dejar plasmado porque si no es como que no hubiese existido nunca"

Como destaca el actor, estamos en el 2018. Sin embargo, eso no vuelve una condición inexorable al uso de las redes sociales. En primera persona, el actor cuenta cómo se lleva con estas plataformas y qué elije reservar para su intimidad.

"Soy usuario de las redes sociales. Tengo Twitter, Instagram y Facebook. Me da un poco de pudor mostrar ciertas cosas. Elijo tener para compartir las cosas que quiero mostrar y punto, no más que eso", sostiene y asegura: "Soy reservado con mi familia".

Hoy, redes como Instagram, instauraron la idea del instante, precisamente. Se genera esta sensación: si el encuentro -la reunión, el evento, la situación que fuera- no está retratada en una foto y publicada en la aplicación, no ocurrió realmente. "Hay algo que tenés que dejar plasmado porque si no es como que no hubiese existido nunca", agrega Heredia. 

"Con algunas redes sociales soy poco asiduo, con otras no tanto. En Instagram subo una foto una vez cada 15 días. Medio un embole pero es lo que me sale", reconoce

"Ahora hay muchas noticias, sobre todo de portales de Internet, que se levantan del mismo Instagram y se arma una historia. Lo que yo subo es mío, después uno es conciente de que se puede hacer cualquier cosa con eso. Nadie te obliga a sacarte una selfie, es una locura. Lo que no entiendo es el tener que mostrar todo. Hay como una necesidad imperiosa. También están las personas como yo: que tienen redes pero no muestran todo, una contradicción constante", señala el actor.

"Si decido poner los celulares arriba de la mesa creo que me cagaría de risa"

¿Gonzalo Heredia aceptaría jugar a lo que proponen los personajes de su obra? Responde: "Sí, me animaría a jugar. Depende el grupo de amigos".

"Si un día decido con mis amigos poner los celulares arriba de la mesa creo que me cagaría de risa. Siempre se habla de infidelidad y hay otras cosas además: gustos, quizás secretos y ciertas inclinaciones que uno no imagina, no percibe o que el otro simplemente no quiere contar. Entonces empezás a conocer aristas y zonas", opina.

Continúa: "El celular habla de vos mucho más de lo que imaginás. Desde la tipografía que elegís hasta el fondo de pantalla y los whatsapps que tenés abiertos. Si lo silenciaste o no lo silenciaste. En ese sentido creo que terminás de conocer a la persona".

Volver a trabajar con Agustina Cherri: "Es una alegría"

Luego de cautivar al público con la pareja que conformaron en "Los ricos no piden permiso", Gonzalo Heredia y Agustina Cherri volvieron a ser amantes en una nueva oportunidad. 

Gonzalo Heredia y Agustina Cherri en "Perfectos Desconocidos" | Foto: Instagram @p_desconocidos

Para finalizar, el actor comenta cómo vive este momento. "Tenemos una química que no hace falta construir, pasa. No hace falta hablar nada. Sucede. Es una alegría", reconoce.

En esta nota:

Comentarios