No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Espectáculos ADIÓS AL "MATADOR"

"Para vivir un gran amor": los romances de Cacho Castaña

El artista fue considerado uno de los galanes de la época y un amante empedernido, con la pasión a flor de piel.

Los amores de Cacho Castaña

Los amores de Cacho Castaña

"Por el camino de la vida hay que seguir, con la esperanza de llegar a ser feliz, aunque dejemos otro amor en el pasado. Para vivir. Por el camino de la vida hay que seguir, con la esperanza de llegar a ser feliz, para vivir hasta morir... Enamorado", canta Cacho Castaña en una de sus recordadas canciones.

Este martes 15 de octubre falleció el cantante a los 77 años. Estaba internado desde el sábado 28 de septiembre en la sala de terapia intensiva del Sanatorio Los Arcos. En varias oportunidades anteriores, Cacho resistió a afecciones respiratorias, cuadro bronquial, neumonía, virus respiratorio sincitial. Incluso, padecía de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica).

Su verdadero nombre era Humberto Vicente Castagna. Se consagró como artista argentino -con sus célebres sencillos "Para vivir un gran amor", "Café La Humedad" y "Garganta con arena"-, tanto en la música como en la actuación en varios films nacionales, tales como: "El mundo es de los jóvenes", "La discoteca del amor", "Ritmo, amor y primavera", y más.

Los grandes amores de Cacho Castaña

Un enamorado de las mujeres. Así le gustaba definirse. Audaz y galán, Cacho admitió su amor por una maestra, relación que sólo se mantuvo en sus fantasías. En su adultez se conocieron varios romances, incluso con figuras como Susana Giménez, Silvia Peyrou, Mónica Gonzaga y más.

A Jorgelina Aranda, una de las secretarias del ciclo televisivo "Si lo sabe... cante" (1980), bajo la conducción de Roberto Galán. Este affeire no duró demasiado. Y el compromiso llegó para Cacho, de la mano de Diana María, su primer matrimonio.

Cacho Castaña y Diana María, su primer casamiento

El 22 de noviembre de 1978 se casaron en el Registro Civil, y tres días después celebraron su boda con una ceremonia religiosa, y con posteriores festejos. Por entonces, Cacho compuso su célebre "Para vivir un gran amor", que pese a que se dijo que fue una declaración de amor para su esposa, fue en realidad el tema que musicalizó una ficción.

 Durante su vida de casado conoció a Mónica Gonzaga, modelo, vedette y actriz argentina. Gonzaga compartió elenco con Cacho en numerosas películas, formando una de las duplas protagónicas más aclamadas de la década de los '70/'80. Así fue como trabajaron "Los éxitos del amor" (1979), "La carpa del amor" (1979), "La playa del amor" (1980), "La discoteca del amor" (1980) y "Ritmo, amor y primavera" (1981).

Cacho y Mónica Gonzaga, un amor de películas

Los amantes, que trascendieron su romance fuera de toda pantalla, optaron cada cual por su camino, aunque conservando con cariño el recuerdo de lo vivido. Tras enterarse del fallecimiento de Cacho, la actriz no dudó en compartir una foto y un mensaje a modo de despedida: "Adiós mi gran amor mi gran amigo".

Posteriormente, el cantante conoció a Silvia Peyrou, junto a quien trabajó en la obra "Un Cacho de Corona". Según contó el artista en oportunidades posteriores "fue la única mujer con la que no mantuvo relación luego de finalizar el vínculo".

Cacho Castaña y Mónica Gonzaga, un amor que prevaleció en el tiempo

Con Peyrou vivió uno de los episodios más cuestionados ya que se comprobó que su hijo, no era de Cacho, a través de una prueba de ADN.

Con el paso del tiempo llegó Susana Giménez, con quien vivió muchos de los episodios y anécdotas que resonaron en la historia del espectáculo argentino: como la vez en Mar del Plata (durante un impass en la relación de la diva con el boxeador campeón del mundo) en que tuvo que escapar en un baúl de un auto, para que Carlos Monzón no lo descubriera.

Otras mujeres como Pochi Grey, Dorita Delgado y Adriana Aguirre también estuvieron en pareja con Cacho. Y su segundo matrimonio fue con Andrea Sblano en 2006, relación que no terminó nada bien.

El último amor del cantante fue Marina Rosenthal Cabrales, junto a quien también se casó y permaneció a su lado hasta estos días. Entre el artista y la joven había 34 años de diferencia.

"Para vivir. Yo necesito de tu amor, para vivir. Para vivir. Yo necesito tu calor cerca de mí. Para vivir. Para llorar, para reír, con la esperanza de llegar a ser feliz...", continúa la letra de este grande enamorado, que seguirá vivo en el recuerdo y en los corazones.

Comentarios