No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Gaming

Konami saca un jugador de PES 2020 para no ofender al gobierno chino

Por las declaraciones de Mesut Özil contra el gobierno chino, el jugador fue eliminado del juego. 

Mesut Özil, el jugador eliminado de PES 2020

Mesut Özil, el jugador eliminado de PES 2020

Por: Leon Valle

El alemán Mesut Özil, estrella del Arsenal, ha sido eliminado de las versiones chinas de tres juegos de la franquicia Pro Evolution Soccer, incluyendo el popular PES 2020 Mobile, tras sus declaraciones contra la detención y el tratamiento de los musulmanes uigures en China en los llamados “campamentos de reeducación.”

En la red social Weibo (el Twitter chino) la empresa NetEase, responsable de la distribución del juego en la región, emitió un comunicado en el que informó de la decisión, poco después que la televisión estatal hubiera cancelado la transmisión de un partido entre el Arsenal y el Manchester City.

“El jugador alemán Özil publicó un comunicado extremo acerca de China en redes sociales,” escribió la empresa. “Esos dichos afectaron los sentimientos de los fanáticos chinos y violaron el espíritu de paz y amor del deporte. No lo entendemos, aceptamos o perdonamos.”

El jugador había calificado a los musulmanes viviendo en China como “guerreros que resisten a la persecución”, tras la filtración de una serie de documentos secretos que revelaban que más de un millón de musulmanes habían sido encerrados, familias habían sido separadas y mujeres esterilizadas.

La eliminación de Ozil es una más de una serie de situaciones de censura en China que han tenido lugar durante este año. Es normal que las empresas de videojuegos adapten sus productos para adecuarlos a la legislación local y no quedarse afuera del mercado más importante del mundo, pero 2019 fue testigo de algunos de los casos más extremos de censura.

El mes pasado, vinculado a la acusación del futbolista, algunos usuarios denunciaron que el término “Uyghur” (Uigures) fue eliminado del cliente de League of Legends, el juego más popular del mundo desarrollado por el estudio Riot Games (propiedad del gigante chino Tencent). Una semana después de hacer público Riot Games reinstaló “Uyghur” en el juego, pero mantuvo la prohibición sobre palabras como “libertad”, “verdad” y “el gran firewall” (que se refiere al bloqueo de sitios extranjeros).

Pero el primer hecho relevante sucedió en febrero de este año y tuvo como protagonista al juego Devotion del estudio taiwanés Red Candle Games. El título de terror en primera persona fue lanzado en Steam y resultó muy bien recibido por la crítica y los jugadores, hasta que un usuario chino encontró un pequeño poster con la leyenda “El tonto de Xi Jinping Winnie the Pooh”, lo que generó un escándalo de proporciones bíblicas.

Para entender la referencia es necesario recordar que Winnie the Pooh está prohibido en el país desde que comenzó a compararse al mandatario con el personaje de Disney, como contamos a finales del año pasado.

A causa de esta burla, que el estudio alega fue un error responsabilidad de uno de los empleados, nacionalistas chinos comenzaron a hacer circular información falsa acerca del juego, su contenido y declaraciones atribuidas a los integrantes del equipo. Algunos reportes incluso aseguran que los empleados de Red Candle Games sufrieron amenazas y ataques fuera de las oficinas. El juego no solo fue eliminado de Steam y el resto de las plataformas, sino que además el gobierno le quitó la licencia comercial a Individent la empresa encargada de la distribución de Devotion en China. 

El poster que le costó caro al estudio Red Candle Games | Imagen: YouTube

El caso más resonante, sin embargo, tuvo lugar en octubre, cuando Blizzard sancionó a un jugador profesional de Hearthstone, su juego de cartas coleccionables, por decir durante una entrevista “Liberen a Hong Kong, la revolución de nuestro tiempo” en el marco de las protestas en la ciudad china.

Después de ganar su llave durante el torneo Grandmasters (el más importante del juego) Chung “Blitzchung” Ng Wai comenzó la entrevista posterior vistiendo una máscara de gas similar a la que utilizan los protestantes en Hong Kong, y la finalizó diciendo la frase, que se ha convertido en un slogan de la resistencia. Los comentaristas taiwaneses que lo estaban entrevistando, anticipando lo que se venía, decidieron esconderse detrás del escritorio pero ni eso impidió el castigo por parte de Blizzard: la empresa le prohibió al jugador participar en torneos durante un año y le quitó el premio que le correspondía por su participación, y desvinculó de por vida a los casters.

La decisión de la empresa se ganó el repudio de toda la industria, desde desarrolladores hasta la prensa internacional, pasando por jugadores, empleados de la compañía, y populares casters que decidieron renunciar al juego —incluso el Congreso de los Estados Unidos emitió un comunicado solicitando la revisión del castigo por considerarlo pro-China—. La situación escaló y paradójicamente los usuarios convirtieron a Mei, el personaje chino de Overwatch, en la cara de las protestas inundando los foros de imágenes que luego fueron replicadas en las calles.

Mei, de Overwatch, convertida en un ícono de las protestas | Fuente: Reddit

Una semana después Blizzard dio marcha atrás con parte de la decisión. En un comunicado oficial confirmó que si bien la prohibición para participar en competencias oficiales se mantendría (aunque reducida de un año a seis meses) y le repondría el premio en dinero que le había quitado.

El conflicto con Özil seguramente no será el único con un gobierno que continúa endureciendo los requisitos para habilitar los juegos en la región. Y con empresas ambiciosas que quieren o estudios más chicos no se pueden dar el lujo de perder las potenciales ventas del mercado chino, la adecuación al regimen continuará como hasta ahora.

En esta nota:
  • china
  • pes 2020

Comentarios