Gaming

Los anuncios de Google Stadia no convencen a los especialistas

Google sigue sin mostrar lo que hace especial al servicio y su futuro es cada vez menos alentador.

El joystick oficial de Stadia(Google)

El joystick oficial de Stadia | Google

Por: Leon Valle

En los papeles la propuesta inicial de Google Stadia es muy atractiva: jugar juegos de alta calidad en cualquier lugar y con cualquier dispositivo. Sin embargo no es necesario profundizar demasiado para que aparezcan las primeras grietas en el argumento, que no tienen que ver únicamente con el aspecto técnico del proyecto sino también con su modelo de negocio.

Jugar en cualquier lugar suena fantástico, pero para eso es necesario una buena conexión a internet para disfrutar del servicio sin sobresaltos. Poder utilizar cualquier pantalla (sea computadora, televisor o celular) es magnífico, pero por el momento Stadia sólo funciona a través del Chromecast Ultra y con el joystick oficial. ¿Y el modelo de negocio? Es exactamente igual al que ya conocemos: comprar juegos a precio completo y pagar un extra mensual para recibir “uno o dos” títulos gratuitos al mes y recibir descuentos en la tienda. La suscripción de diez dólares no ofrece acceso a un catálogo de juegos; Stadia no es “el Netflix de los videojuegos” sino que se parece más a PlayStation Plus.

Google Stadia es la solución a un problema que nadie tiene, y para colmo de males la empresa no sabe o no entiende cómo comunicar el servicio para mostrarlo como una alternativa superior a la competencia. La estéril transmisión del día de ayer fue prueba de ello.

Normalmente diríamos que una transmisión de más de treinta minutos enfocada en juegos que muestra una docena de títulos es un éxito. El problema es que Google pretende convencernos de la calidad del servicio apelando a juegos ya disponibles en otras plataformas desde hace meses, o experiencias que llegarán a los sistemas que sus potenciales clientes ya poseen — y para los cuales no precisan comprar un kit de 130 dólares y pagar una suscripción mensual de diez.

Mortal Kombat 11 es un gran juego, pero no le va a vender un servicio como Stadia a nadie. Orcs Must Die 3 y GLYT, dos de los exclusivos anunciados por el momento, seguramente incluyan alguna característica particular que sólo es posible en el proyecto de Google (como las incontables hordas de orcos en Orcs Must Die, imposibles en hardware con limitaciones como las consolas), pero es sabido que títulos independientes como esos no mueven la aguja. 

A su vez resulta anecdótico —pero no por eso menos causal de desconfianza- que Google no haya podido completar una transmisión de Stadia sin problemas de video. Para un servicio que dependerá profundamente de la calidad de su infraestructura las transmisiones han sido muy irregulares. Es verdad que Stadia y YouTube son dos divisiones diferentes y las nuevas granjas de servidores del servicio de juegos no utilizan la misma tecnología que el viejo YouTube, pero para el usuario promedio todo vive bajo el mismo techo y las caídas de cuadros y el lag no dejan bien parada a la compañía.

Durante la transmisión muchos usuarios también destacaron que tanto Sony como Microsoft ofrecen un sistema de juego remoto desde sus propias consolas que permite utilizar los juegos en cualquier lugar dependiendo únicamente de la conexión propia sin la necesidad de un pago extra.

Google Stadia aún no tiene fecha de lanzamiento oficial. Google ofrece el kit de 130 dólares que incluye tres meses del servicio Pro (con transmisión en 4K y sonido 5.1), un vale para regalarle tres meses a un amigo o amiga, el joystick oficial, un Chromecast Ultra y una versión completa de Destiny 2, pero aún no ha confirmado el día en que se habilitará el servicio, que por ahora continúa programado para noviembre. 

La opción gratuita será lanzada en los Estados Unidos y parte de Europa a comienzos de 2020, y se espera que el servicio llegue a nuestra región recién a finales del año próximo (o comienzos de 2021). Quizá para entonces Google haya aprendido a vendernos Stadia.


 

En esta nota:
  • google stadia

Comentarios