Gaming

Un influencer de “Los Sims” denunciado por acoso a menores de edad

Una denuncia conmocionó a la comunidad de The Sims y puso el foco en el mal manejo de la situación por parte de Electronic Arts.

La comunidad de The Sims está conmocionada por un acosador serial(Electronic Arts)

La comunidad de The Sims está conmocionada por un acosador serial | Electronic Arts

Avatar del

Por: León Valle

Desde hace años Electronic Arts lleva adelante un programa llamado Game Changers, que recluta a diferentes youtubers y streamers para convertirlos en “embajadores” de sus juegos, ofreciéndoles acceso anticipado a sus productos e invitaciones a eventos. En el caso de The Sims, estos usuarios suelen tener contacto directo con lo que se conoce como SimGurus, miembros del equipo de desarrollo que interactúan con la comunidad.

Durante meses uno de estos Game Changers, que utiliza el seudónimo Dylan Simz, acosó a varios jóvenes integrantes de la comunidad incitándolos a mantener charlas de tono sexual, exponiéndose en cámara y solicitándoles fotos íntimas. Pero cuando una de las víctimas decidió reportarlo con la compañía no recibió respuesta.

Stuart (no es su verdadero nombre) habló con Dylan Simz por primera vez en noviembre del año pasado, cuando fue el ganador de un concurso organizado por el youtuber. Una vez en contacto para realizar la entrega del premio Simz comenzó a enviarle mensajes sexuales describiendo un supuesto sueño en el que ambos tenían sexo. Cuando la víctima no le dio lugar a ese intercambio Simz persistió, según declaró Stuart al portal Kotaku, hasta que Stuart lo bloqueó en todas las redes.

Después de algunas semanas de contacto con Dylan Simz, Tate (no es su verdadero nombre) recibió una noche a mediados de diciembre un mensaje del youtuber en el que le decía que había tenido un “sueño raro”. Ese sueño, cuando Tate preguntó de qué se trataba, era “subido de tono” e involucraba a ambos teniendo sexo oral.

En ese entonces Stuart tenía 15 años y Tate 16. Dylan Simz, según el año de nacimiento en sus redes sociales, tenía 27 años.

Durante diciembre Stuart y Tate se conocieron a través de sus respectivos canales de YouTube, y después de compartir historias decidieron reportar al Game Changer con la empresa (ninguno de ambos hizo la denuncia policial). Stuart le envió un mensaje a Kate Olmstead, la community manager de The Sims, y al no obtener respuesta decidió contactar a Steve Lansing, uno de los desarrolladores del juego que suele participar en las transmisiones oficiales de Electronic Arts.

Lansing se desentendió de la situación y eventualmente remitió la denuncia a Olmstead, quien finalmente le dijo a Stuart que hablaría con Simz. Esa fue la última comunicación entre las víctimas y los representantes de la empresa, que no han respondido al contacto de Kotaku. Poco tiempo después Simz envió una disculpa a Tate asegurándole que no sabía su edad —algo de lo que Tate descree—. 

 

Olmstead guardó silencio hasta la semana pasada, cuando la denuncia se hizo pública, explicando que no podía decir nada porque había una “investigación en desarrollo” (hemos incluido el mensaje unos párrafos más arriba). Sin embargo no explicó por qué mantuvieron a Simz dentro del programa de Game Changers durante tres meses después de los testimonios de las víctimas.

A comienzos de marzo, cuando los jóvenes se enteraron que Simz continuaba acosando a miembros de la comunidad, decidieron compartir la situación con Tabitha, una youtuber dedicada a The Sims con más de 250 mil suscriptores en su canal. La joven hizo una transmisión en vivo y luego publicó un video denunciando la situación y apuntando directamente contra Dylan Simz y el equipo de The Sims por no tomar cartas en el asunto.

“Esto es alarmante por muchas razones, pero lo más alarmante de todo es el hecho de que una de las víctimas contactó a dos SimGurus para decirles lo que estaba sucediendo y reportar a este hombre, porque es un Game Changer, y ¿qué hicieron? Nada,” dijo Tabitha en su video.

Inmediatamente después de la denuncia Dylan Simz dio de baja todas sus cuentas en redes sociales y eliminó su canal de YouTube. El video generó que salieran nuevos testimonios salieron a la luz, como el de Daren, que fue contactado por Simz en mayo del año pasado con la excusa de ayudarlo con el crecimiento de su canal de Twitch.

Daren le dijo a Kotaku que la situación escaló de comentarios sexuales a una oportunidad en la que, durante una comunicación por Skype, Simz alegó que tenía que cambiarse y se desnudó frente a cámara “por accidente”.

“Luego actuó de manera seductora. Yo nunca había estado en una relación, por lo que no sabía cómo era eso,” explicó el joven, que tenía 16 en ese momento. “Confundí sus actos con amor, cariño real. Cuando comenzamos una relación formal [a través de internet] seguía enviándome mensajes sexuales, masturbándose frente a cámara y pidiéndome fotos íntimas. Aún cuando le dije que no quería hacer nada de eso.”

Después de algunos maltratos verbales, Daren decidió terminar la relación cuando le mostró a Simz una foto familiar en la que se encontraba con su hermano de 14 años y este respondió “tu hermano es atractivo”. 

“En ese momento me di cuenta que no era yo el problema y que Dylan está enfermo.”

Daren conserva algunas capturas de pantalla del acoso que sufrió después de comunicarle a Simz su decisión. Aunque muchos de los registros se perdieron cuando el youtuber eliminó sus cuentas, las imágenes a las que accedió Kotaku confirman contactos regulares cada un par de horas durante varios días.

Ninguno de los tres jóvenes acosados habló con la policía y solo uno de ellos asegura haber hablado con sus padres al respecto de la situación. Tampoco denunciaron públicamente a Simz (quien destacaba su condición de Game Changer constantemente) por miedo a la influencia que pudiera tener con los SimGurus y por la posibilidad de que pusiera a sus seguidores a acosarlos.

Dos días después de la publicación del video de Tabitha, Lyndsay Pearson, la administradora general de The Sims, publicó un comunicado en su cuenta oficial de Twitter. En él, responsabiliza a la empresa por la falta de acción real luego de la denuncia inicial y asegura que, además de quitar al youtuber del programa Game Changer, han contactado a las autoridades proporcionando la información del caso y están llevando adelante una investigación interna para determinar en qué momento y por qué razón se desestimó la situación.

 

“Decir que esto es alarmante no es suficiente y no comienza a describir cómo afectó al equipo de The Sims. Todos reaccionamos de la misma manera: con asco, ira y haciéndonos muchas preguntas,” escribió Pearson. 

Las reacciones han sido variadas. Tabitha y otros youtubers consideran no volver a jugar el juego por el accionar del equipo, en particular porque gran parte de la comunidad son menores de edad. Otros respondieron de forma positiva al comunicado de Pearson, confiando en que la empresa aprenderá del error y mejorará sus prácticas y políticas.

Las víctimas, por su parte, se encuentra aliviados de haber hecho pública una situación que podría haber escalado y que quizá previno que otros sufrieran consecuencias peores.

“Es probable que haya gente que no tenga contacto con una persona con un gran número de seguidores que pueda hablar acerca de esto,” dijo Stuart. “Es triste también, porque sé que fui afortunado.”

En esta nota:
  • the sims
  • electronic arts

Comentarios