Ir al contenido
Logo
Genero

Condenaron a 11 años de prisión a un futbolista de Huracán por una violación grupal

El jugador fue condenado por el delito de abuso sexual con acceso carnal en grupo a una joven de 18 años. Otras cuatro personas fueron imputadas por el mismo hecho que ocurrió en diciembre de 2019.

Condenaron a 11 años de prisión a un futbolista de Huracán por una violación grupal

Huracán Walter Pérez, defensor del Club Atlético Huracán, quedó detenido y condenado a 11 años de prisión tras un juicio en el que quedó imputado por una violación grupal a una joven, ocurrido en diciembre de 2019 en la ciudad cordobesa de Villa Carlos Paz.

El pasado viernes por la tarde, el futbolista fue encontrado culpable del delito de "abuso sexual con acceso carnal", en perjuicio de una joven que al momento del hecho tenía 18 años. La sentencia fue decidida por la Cámara 11 del Crimen.

Tras la sentencia, el Tribunal dispuso la inmediata detención del deportista de 24 años y ya fue alojado en la cárcel de Bouwer. Pérez había jugado el último partido de la Liga Profesional de Fútbol (LPF) el 23 de octubre contra Patronato en el que se hizo un gol en contra.

"La familia está muy conforme, lo que han hecho es una bestialidad", dijo al portal de noticias Télam el abogado Benjamín Sonzino Astudillo, representante de la víctima.

Además de Pérez, fueron condenados otros cuatro jóvenes a 9 años de cárcel por ser considerados coautores del hecho al haber consentido en grupo la violación y cometido otros abusos, mientras que otro acusado ya había reconocido su participación en el abuso y acordó un juicio abreviado.

Recibieron 9 años de prisión los mellizos Pablo Nataniel Bellido y Elías David Bellido y también Víctor Vera Benítez. En tanto, Lucas Nahuel Taverna, que reconoció su responsabilidad y pidió disculpas a la víctima al comenzar el juicio, recibió ocho años de prisión.

El jugador había estado ocho meses preso y en septiembre de 2020 fue excarcelado ya que la Cámara de Acusación de Córdoba revocó su prisión preventiva por falta de mérito. Por ese motivo, Pérez llegó en libertad al juicio, realizado a puertas cerradas debido a que se trataba de tema contra la integridad sexual. Tras la sentencia regresó a la cárcel.

El hecho que se les imputa a los condenados ocurrió en diciembre de 2019, en una casaquinta que había alquilado el jugador en la ciudad cordobesa de Carlos Paz junto a nueve amigos. En esos días, los hombres invitaron a cuatro chicas que habían conocido durante esas vacaciones.

Una de las chicas denunció que en uno de los encuentros fue víctima de una violación grupal, radicó su denuncia en una comisaría de la ciudad y fue revisada en un hospital local, donde los médicos constataron lesiones compatibles con el hecho narrado.