No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Género estados unidos

Defensores del aborto legal unen sus fuerzas en EE.UU. para evitar su derogación

El derecho está amenzado tras la entrada en vigor en septiembre de una cuestionada ley en Texas, que prohíbe la interrupción del embarazo después de seis semanas, incluso en caso de violación o incesto.

Defensores del aborto legal unen sus fuerzas en EE.UU. para evitar su derogación

Defensores del aborto legal unen sus fuerzas en EE.UU. para evitar su derogación

La embestida conservadora contra el aborto en Estados Unidos llevó a los defensores de este derecho a multiplicar sus acciones para garantizar su vigencia en todo el territorio, que se vio amenazada tras la entrada en vigor en septiembre de una cuestionada ley en Texas, que prohíbe la interrupción del embarazo después de seis semanas, incluso en caso de violación o incesto.

La principal batalla se está jugando en los tribunales para defender el fallo Roe vs. Wade que la Corte Suprema emitió en 1973 y despenalizó el aborto por considerarlo un derecho protegido por la Carta Magna.

"Estamos haciendo todo lo posible en Estados Unidos para argumentar por qué el derecho al aborto debe mantenerse", dijo a Télam Serra Sippel, directora de Promoción Global de la Federación Internacional de Planificación Familiar en el Hemisferio Occidental (Ippfwhr).

Otro de los frentes es el legislativo, donde el Gobierno del demócrata Joe Biden consiguió media sanción de un proyecto que busca no sólo legalizar el aborto, sino también derogar la enmienda que impide su financiamiento con fondos públicos.

"Es un trabajo cuesta arriba presentar estas leyes ante el Senado (...) Pero no nos desanima que no se logre una victoria, porque mientras más vayan avanzando estas leyes en la Cámara de Representantes, más presión supone para el Senado", señaló Alejandra Soto, directora de Comunicación y Medios Latinos de la Federación Americana de Planificación Familiar (PPFA), en declaraciones a Télam.

La avalancha de restricciones al aborto promovidas a lo largo y ancho del país llevó también a muchas ciudades y estados a tomar medidas para garantizar y ampliar el acceso a este derecho, y no depender así solamente de lo determinado en la vía judicial.

"Antes los estados se enfocaban en otras prioridades, pero ahora vieron que necesitaban también proteger el derecho al aborto en la legislatura estatal", explicó a esta agencia Elisabeth Smith, directora de Estado y Política de Estados Unidos en el Centro de Derechos Reproductivos.

Tal fue el caso de los estados de Nuevo México, California, Hawái, Virginia, Washington, Colorado y Connecticut, mientras que algunas localidades del país están dedicando fondos públicos para las personas que necesitan servicios de aborto, como en Portland, Nueva York e incluso en la capital de Texas, Austin.

En tanto, las asociaciones defensoras de los derechos reproductivos redoblaron sus esfuerzos para encontrar nuevos aliados y concientizar a la población estadounidense sobre la gravedad de la situación.

"Debemos seguir informando a la gente para que dejemos de votar por políticos que en vez de proveer servicios, al contrario se dedican a crear barreras", señaló Soto.

Según una encuesta elaborada en septiembre por la Universidad de Monmouth, un 62% de los estadounidenses está a favor de mantener la sentencia de Roe vs. Wade.

"Estamos construyendo coaliciones más amplias y obteniendo cada vez más apoyo de otros sectores porque la gente se está dando cuenta de que el acceso al aborto es parte del sistema de salud y si uno apoya el acceso a la salud, debe apoyar el acceso al aborto", destacó, por su parte, la responsable de Ippfwhr.

La defensa al aborto también se trasladó a las calles, donde ayer centenares de miles de personas salieron en más de 600 ciudades del país para pedir a los políticos que la interrupción del embarazo no sólo sea legal sino también accesible y sin estigmas.

Además, con motivo de la reanudación de las audiencias en el máximo tribunal, una nueva marcha tendrá lugar mañana frente a la sede de la Corte Suprema en Washington, en la que también participarán organizaciones que militan las campañas a favor del aborto legal en América Latina.

Comentarios