No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Género JUSTICIA

Dos futbolistas de Peñarol de Uruguay fueron acusados de agresión sexual

Se trata del argentino Lucas Viatri y su compañero uruguayo Walter Gargano, quienes fueron denunciados por "delitos sexuales" y amenazar a dos mujeres en una fiesta en el mes de marzo

Dos futbolistas de Peñarol de Uruguay fueron acusados de agresión sexual

Dos futbolistas de Peñarol de Uruguay fueron acusados de agresión sexual

El argentino Lucas Viatri y su compañero uruguayo Walter Gargano, ambos futbolistas de Peñarol de Uruguay, fueron denunciados por manosear, agredir y amenazar a dos mujeres en una fiesta privada ocurrida en el mes de marzo.

El hecho habría sucedido en la zona de Carrasco, Montevideo, cuando el plantel del club contrató un salón de fiestas infantiles para darle la bienvenida a los nuevos futbolistas pero salió a la luz en las últimas horas.

Según el medio uruguayo El Observador, las denunciantes son dos camareras de 30 y 35 años que trabajaron esa noche en el salón de fiestas y presentaron la denuncia contra los futbolistas ante la Fiscalía de Delitos Sexuales a cargo de la investigación Maximiliano Sosa.

El medio también divulgó que salón se negó a exhibir las filmaciones de los hechos que fueron solicitadas por las denunciantes. Sin embargo, el fiscal Sosa solicitó pericias y volvió a pedir imágenes de las cámaras de videovigilancia y también cámaras públicas de la zona.

Según el relato de las camareras tanto Viatri, de 35 años, como Gargano, de 37, las habrían manoseado, agredido y hasta amenenazado durante las horas que transcurrió el evento.

Valentina Díaz, la abogada de las mujeres, informó que la denuncia es por "delitos sexuales" y "amenazas" de "carácter de abuso sexual".

Según se pudo reconstruir, la celebración comenzó alrededor de las 18 horas y dos horas más tarde ingresó al lugar un grupo de unas 20 mujeres. Dentro del salón consumieron bebidas alcohólicas y se produjeron roturas en las instalaciones.

La reunión terminó cerca de las 3 de la mañana y los dueños del salón se comunicaron con los referentes del plantel para reclamarle por lo sucedido, motivo por el cual Gargano al día siguiente fue al lugar y pago por los destrozos.

Consultado por el diario El País, el presidente de Peñarol, Ignacio Ruglio, señaló que se trata de un tema ajeno al club y que se denunciaron hechos que están fuera de la actividad oficial, pese a que hayan participado integrantes del plantel. En ese sentido, indicaron que cuando la justicia determine que sucedió, el club evaluará las medidas correspondientes.

Comentarios