No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Género Violencia de género

El hijo de Pappo a un paso de ir a juicio oral por violencia de género

Luciano Napolitano fue detenido por denuncias de su expareja. Se espera la definición para que el acusado vaya o no a esta instancia

El hijo de Pappo a un paso de ir a juicio oral por violencia de género

El hijo de Pappo a un paso de ir a juicio oral por violencia de género

Esta semana, el hijo del fallecido astro del rock Pappo, cumplirá un año preso debido a la causa que lo imputa por violencia de género. Está acusado de haber golpeado, amenazado y dejado encerrada en su casa de Benavídez a su expareja. Según informaron fuentes judiciales, la elevación a juicio fue impulsada por la fiscalía pero está apelada por la defensa. 

A finales de marzo, el fiscal Pablo Menteguiaga, de la UFI  de Violencia de Género de Tigre, notificó la elevación a juicio de Napolitano por dos hechos de violencia de género contra su entonces pareja. 

Los dos hechos

 

Por el primer episodio, el que causó su detención, el también músico fue imputado por “lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género en concurso real con amenazas, privación ilegal de la libertad agravada y tenencia ilegítima de arma de guerra". 

Según pudo acceder Télam, en el requerimiento de elevación a juicio el fiscal Menteguiaga detalló las agresiones de esta forma: “Comenzó a hostigarla, humillarla y denigrarla para luego valiéndose de su condición de género tomarla del cuello apretándolo fuertemente hasta provocarle dificultad para respirar mientras le refería dichos amenazantes tales como "te voy a matar hija de puta, te voy a matar".

Por su parte, la denunciante explicó que el imputado la tomó del cuello, que la agresión incluyó trompadas y patadas, incluso que le apretó un ojo, que la roció con alcohol y que intentó atropellarla con una camioneta Volkswagen Amarok. 

Además, la mujer describió que la dejó encerrada sin poder salir de la propiedad hasta que al día siguiente logró comunicarse con las autoridades para ser rescatada. En los allanamientos se secuestró un revólver .38 del cuál no tenía permiso de tenencia ni de portación. 

El revólver calibre 38 cargado encontrado en el domicilio de Luciano Napolitano

Ya en el segundo episodio, que sucedió unos meses antes, fue señalado por “amenazas agravadas por el uso de arma”. 

"Él empezó a tirar todas mis cosas a la calle. Fue el mismo día que me partió el cuadro en la cabeza, me tiraba todo a la calle y me cagó a trompadas. Después me apuntaba con el arma, con la 38, y me decía que me iba a matar. Yo lo llamé a mi hermano para contarle lo que pasaba y ellos me vinieron a buscar", relató la denunciante. 

Según el fiscal, la situación fue evaluada como de “altísimo riesgo” y se reportó que la mujer “se encontraba en una situación de violencia de género, bajo la modalidad de violencia de tipo psicológica en forma preponderante, con escalada abrupta a la violencia física".

Por el otro lado, el defensor de Napolitano, el abogado Roberto Casorla Yalet, se opuso al pedido de la fiscalía, solicitó el sobreseimiento de su cliente y que se le reduzca la calificación penal a la de "privación de la libertad".

La instancia del juicio oral

 

Napolitano manifestó que se trató de una discusión de pareja, que ella fue quien lo agredió a él y que su expareja conocía cómo salir de la propiedad. En relación al arma de fuego, expresó que estaba en su casa y que la había heredado hace 15 años de su papá.

Todos los planteos fueron rechazados por el  juez de Garantías 5 de San Isidro, Diego Martínez, quien también garantizó el requerimiento fiscal y elevó la causa a juicio oral. 

Ante el desenlace, Casorla Yalet apeló la resolución. Ahora se espera que la Sala III de la Cámara de San Isidro precise si el expediente está para que el acusado vaya o no a juicio oral.

Comentarios