No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Género NI UNA MENOS

Femicidio en Campana: adolescente murió tras un disparo y buscan al novio

El joven es el principal sospechoso: está prófugo, y según fuentes policiales, sostuvo a familiares "haberle disparado accidentalmente".

Femicidio en Campana: adolescente murió tras un disparo y buscan al novio

Femicidio en Campana: adolescente murió tras un disparo y buscan al novio

Keyla Moreira tenía 16 años, y fue hallada sin vida el sábado por la noche en localidad bonaerense de Campana, tras recibir un disparo de escopeta en la cabeza. Oficiales investigan si efectivamente se trató de un femicidio, tal como es la línea principal de investigación: su novio está prófugo.

El joven fue identificado como Matías (19) quien según trascendió a través del relato de fuentes policiales, habría llegado a reconocer su responsabilidad ante un familiar de Keila argumentando que "fue un accidente".

El hecho ocurrió el fin de semana, cuando la adolescente se encontraba junto al joven y un amigo en una casa ubicada en Carreto al 500. Según lo que le habría comentado Morerira a uno de los familiares de la víctima, comenzaron a manipular una escopeta calibre 12 cargada, y "accidentalmente" se habría escapado un disparo que acabó con la vida de la chica.

Keyla Moreira

Cuando la Policía llegó a la vivienda, ya no se encontraban allí ni Franco ni su amigo, único testigo presencial del hecho, ya que habían abandonado la vivienda en un vehículo Renault Clío. 

Por su parte, la familia de Keila espera que se esclarezcan los hechos. Según un testimonio de la madre de la víctima recabado por Télam: "Era muy posesivo, ella una vez se había peleado con él y pasaba por la puerta de mi casa y hasta que ella no se mostrara no la dejaba en paz. Fuimos a la fiscalía, nunca hicieron nada. Fuimos al servicio local y la única contestación que me dieron fue que la dejara que ella iba a volver a mi casa y que no tenían la dirección exacta de donde vivían juntos y por eso no se hacían cargo y no la iban a buscar".

El caso está en manos de la fiscal de turno de la Unidad Funcional de Instrucción Número 2, Laura Haydée Basualdo, del Departamento Judicial de Zárate-Campana. 

En esta nota:

Comentarios