No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Música

70 años del nacimiento de un ícono del rock: la revolución de Federico Moura

El artista perdió la vida en 1998 luego de pelear con el HIV: sufrió un paro cardiorrespiratorio mientras trabajaba en la creación del siguiente trabajo titulado “Tierra del Fuego”.

70 años del nacimiento de un ícono del rock: la revolución de Federico Moura

70 años del nacimiento de un ícono del rock: la revolución de Federico Moura

En el día de hoy se cumplen 70 años del nacimiento de Federico Moura -así como de Charly García-, quien irrumpió en la escena del rock nacional hace más de cuatro décadas para darle un cambio en todo sentido; los sonidos renovadores que llegaban a guardar ciertas similitudes con el pop y una cultura de la imagen y la sensualidad que hasta el momento no existía fueron unos de los factores que convirtieron a Virus, el grupo que lideraba, en una marca dentro de la historia de la música de nuestro país.

Y es que Moura supo cómo aprovechar sus conocimientos en otras áreas como el diseño de indumentaria para revalorizar la estética y darle a la puesta en escena otro sabor; ya en sus primeras apariciones en escenarios contaron con la ayuda de escenógrafos, vestuaristas, ilustradores e incluso actores para desarrollar su actuación en vivo. Pero esta revolución que intentó imponer en un principio dentro de la cultura de nuestro país encontró adversidades en su camino y una gran parte del público no pudo ser capaz de comprender, en su tiempo, la propuesta bailable y suelta del grupo, así llegaron hasta a lanzarles frutas y verduras en sus presentaciones.

Pero esta constante ira hacia la banda no sólo provenía de los oyentes, sino que los medios jugaron su papel mientras calificaban las letras de sus canciones como “banales” y criticaban duramente su forma de moverse en los shows en vivo y hasta su especial forma de cantar. Y esas características tan particulares de Moura despertaban, aún más, el odio de un gran sector de la sociedad de la época cuando sumaba la homosexualidad del cantante, lo que en aquel entonces, en el marco de un machismo latente dentro del público mayoritario, era motivo para desvalorizar sus creaciones y despedazar su imagen. Y de ahí, de ese intento de destruir la unicidad de Virus fue que nació la fortaleza del grupo.

Con su propio estandarte, arraigado en el ejemplo de grupos internacionales de la época, la banda encontró su camino al entender que las críticas hacia su estilo no eran más que la réplica de su mensaje, cada vez en más voces. Y unos años después, ya en 1985, con varios años de carrera y una fama que ya no sufría como antes las críticas dentro de la Argentina, su álbum “Locura” extendió los oídos más allá y ese sonido distintivo llegó a instalarse en toda Latinoamérica.  

Apenas dos años después, Moura conoció la noticia de que la enfermedad de HIV estaba presente en su cuerpo. Con la carga de vivir en esa condición y sin el conocimiento que hoy en día se posee sobre la enfermedad, el grupo culminó “Superficies de placer” y realizó sus respectivas presentaciones en vivo. Y así también fue que en 1998 reconoció que la fuerza de voluntad ya no era suficiente, contribuyó con lo que pudo a la creación del siguiente trabajo titulado “Tierra del Fuego” y le pidió a su hermano que se hiciera cargo de la voz y que el proyecto de la banda siguiera en pie pese a las adversidades que presentaba el tiempo. 

Un 21 de diciembre de aquel año, un paro cardiorrespiratorio desapareció la ilusión de poder escuchar el disco finalizado y terminó así con la vida de Federico Moura.

Comentarios