Música para reflexionar

¿Qué significa ser mujer en el reggaeton y cómo repercute en los medios?

Las artistas reciben adjetivos centrados en su cuerpo o en su vestimenta cuando son retratadas en diferentes portales de noticias. ¿Por qué no ocurre lo mismo con los hombres? ¿qué estereotipos conlleva el género?

Becky G y Natti Natasha(Foto: Twitter)

Becky G y Natti Natasha | Foto: Twitter

Por: Micaela Robles

Según indicó el ranking que lanzó Spotify, "Sin pijama" fue una de las canciones más escuchadas del 2018. Sin dudas, la canción de Natti Natasha y Becky G se posicionó como una de las más fuertes en el mundo del reggaeton contemporáneo.

Las artistas forman parte de una oleada feminista mucho más extensa: artistas como Lele Pons, Karol G, Anitta, Cardy B y muchas más comenzaron a darle cuerpo al movimiento de mujeres en el género.

Justamente, muchas de ellas son concientes de este fenómeno que tiene lugar a nivel mundial. Becky G expresó en una entrevista para El Español: "Se puede ser feminista y una perra en la cama".

Sin embargo, muchos medios de comunicación nacionales e internacionales deciden poner el foco en otros aspectos: ya sea en sus cuerpos, en cómo se visten, o en la selfie que suben a las redes sociales.

¿Por qué no ocurre lo mismo con los hombres? ¿qué representa esta actitud? Filo.News dialogó con Lala Toutonian, artista y encargada del sitio "Mujeres que no fueron tapa", para comprender a qué se debe esta cuestión.

Medios y cosificación

Anitta

 

El reggaeton nació a mediados de los años 1970 en Panamá y luego se desarrolló a principios de la década de 1990 en Puerto Rico. Los grandes exponentes del género son hombres: Daddy Yankee, Wisin y Yandel, Don Omar. Dentro de este panorama, las mujeres llegaron para dar pelea y luchar por la visibilización femenina. 

Sin embargo, a pesar de tener el espacio para publicar las canciones, todavía tienen que cumplir con ciertos parámetros solo por su género: "No importa a lo que te dediques, si sos mujer para tener visibilidad tenés que tener una apariencia determinada y se va a hablar de eso", comenta Lala.

Luego, agrega: "Los medios que le han dado el lugar que ocupa por su apariencia y no por su talento, siguen poniendo el foco en la apariencia porque es lo que es útil al sistema que nos da inseguridad"

Justamente, esta representación en los medios forma parte de un sistema patriarcal que no se cuestiona estas posturas: "En términos masivos, el público no se cuestiona este tipo de publicaciones, si entrás a leer los comentarios te vas a encontrar con miles que hablan de la apariencia de estas mujeres. El cuestionamiento es muy minoritario todavía", continuó la periodista.

El machismo naturalizado del reggaeton

El estilo musical impone diferentes exigencias a las mujeres, y que luego se ven reflejadas en los titulares de los diferentes portales de noticias. ¿En qué consiste ese parámetro?

"El reggaeton es un género que cosifica a las mujeres y que tiene mensajes que van muy para ese lado, las mujeres como objeto de deseo de los varones, y vinculados al amor romántico y demás", señala Lala. 

Por lo tanto, la mujer debe ser "deseable" para el hombre, estar dispuesta para el otro en todo momento. Esta situación se refleja al momento de ser cantante del género: demanda que la letra y la estética cumplan con estos requisitos.

"Exige sexualizarse y exponer el cuerpo como un objeto, que si logras eso, de ahí va venir la valoración el éxito, la aceptación, el amor y todo lo que se supone que se necesita para que seamos felices", expresó la periodista.

Esto no pasó desapercibido: históricamente este género es tildado de "machista" por cientos de personas. Aún así, sigue sonando en cada radio, en cada boliche y lidera listas de reproducciones. 

El parámetro de belleza del género

Esta idea, según comentó la periodista, reproduce y fortalece un impactante mensaje en los medios de comunicación: "Lo más importante siempre es tu apariencia, que no importa lo que digas, importa que encarnes el standard de belleza imperante, ese que oprime al resto de las mujeres, que las enferma y en algunos casos las mata".

Ese sistema, en palabras de la profesional, las mantiene alienadas en la apariencia y convencidas de que el modelo de felicidad disponible para las mujeres empieza en la belleza física; y no se trata cualquier belleza, sino un único tipo de belleza. "Es un mensaje que te dice que como sos no está bien", aseguró Lala.

Karol G

Sin embargo, en el reggaeton es mucho más difícil el panorama: "El tema se complejiza en estos casos cuando son las mismas artistas las que por un lado utilizan a su favor la circunstancia de encarnar el standard de belleza, es decir se convierte en una herramienta para la difusión pero luego, por las mismas reglas del juego del sistema, termina volviéndose en contra porque no se habla de su talento o trabajo sino de sus cuerpos".

"Se les exige 'para llegar' que encajen en el modelo y en el molde, porque quizás existen miles de artistas talentosas y creativas que nunca van a trascender por no tener la apariencia que exige el mercado. Y a las que trascienden porque además de ser talentosas tienen esa apariencia naturalmente o no, después eso se vuelve en contra de su talento ya que no importa lo que hagan se hablará de su apariencia", explicó la periodista.

De todas formas, es importante destacar que esta situación no ocurre solo en el reggaeton: "No lo veo como algo propio de este género musical, en el pop es igual, en el rock casi no hay mujeres con lo cual tampoco podemos hacer grandes comparaciones", afirmó Lala. 

Conclusión: ¿medios patriarcales y un empoderamiento contradictorio?

Lele Pons

De esta manera los portales, el género musical y el público que lo escucha forman parte de un sistema patriarcal que no va a ser fácil de erradicar. 

"Entonces lo que sucede cuando una de estas mujeres se sube a un escenario a hablar en nombre propio de empoderamiento es contradictorio, porque en parte sigue siendo funcional al sistema que oprime al resto de las mujeres y desde ese lugar de privilegio habla", argumenta Lala.

Por lo tanto, concluye: "Estamos en un momento en el que existe cierta conciencia sobre lo que son los estereotipos, los standards de belleza, la codificación y la violencia simbólica, donde los cuerpos son pensados o debieran serlo desde una perspectiva de lo colectivo, y es imprescindible que estas mujeres se cuestionen también sobre el modelo que encarnan, porque el mensaje no es solo lo que se dice, el mensaje es todo". 

¿Un futuro diferente?

Meses atrás, Becky G participó de el evento "Mujeres líderes del entretenimiento", donde declaró a favor del feminismo: "Muchas personas me preguntan si siento algún tipo de responsabilidad por mi carrera. La respuesta es sí. Constantemente siento presiones por estas responsabilidades".

"Solía creer que tenía la obligación de complacer a todo el mundo y de ser un modelo a seguir perfecto. Después aprendí que eso es imposible. No voy a gustarle a todo el mundo, pero no soy para todo el mundo. La responsabilidad real es conmigo misma, ser un modelo a seguir real.Priorizar mi felicidad de la forma en que me gustaría que mi hermana menor priorizara su felicidad en vez de tratar de ser algo que no es porque la sociedad le dijo que lo haga", finalizó. 

Y vos, ¿qué pensás sobre el tema?

En esta nota:
  • Becky G
  • Natti Natasha
  • Lele Pons
  • Karol G
  • Anitta
  • Mujeres en el reggaeton
  • medios de comunicación

Comentarios