No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Música NUEVAS VOCES

Santin Lotty, el trapero mendocino que con su tema 'Pedidos Ya' trascendió a la escena nacional

El disparador viral fue un tuit en el que contó su realidad: trabaja como repartidor y hace trap. Desde Filo.News lo contactamos para ahondar en esta historia. 

Mauro Santin, AKA Santin Lotty, tiene 24 años y es de Mendoza.

Mauro Santin, AKA Santin Lotty, tiene 24 años y es de Mendoza.

Por: Patricia Festa

"Desde que me enfoqué 100% en la música el primer tema que saqué fue 'Pedidos Ya' y estoy viendo el resultado de lo que realmente quiero, estoy muy contento", cuenta Mauro, AKA Santin Lotty, a Filo.News. Desde la ciudad de Mendoza y entre pedido y pedido, el artista de 24 años se hace un tiempo para charlar sobre el furor instantáneo que generó con su último single, en el que hace directa referencia a su trabajo con un estribillo muy pegadizo.

"Con todo esto de Twitter y el tema, ayer a la noche salí a repartir y me pedían fotos, todo, una locura. No lo puedo creer", relata emocionado. Es que gracias a un tuit en el que dio a conocer parte de su historia llegó la viralización: "Trabajo en Pedidos Ya hace bastante y con eso me mantengo y pago mis videoclips. Saqué un tema que habla respecto a mi trabajo, se agradece mucho si dan RT y ven el video en YouTube".

La publicación consiguió más de 30.000 likes y 7.000 retuits, aunque las reproducciones obtenidas doblaron esos números: a 3 días de haber sido subido reúne 60.000 y contando.

Además de views, el hilo de Twitter le demostró la buena vibra de la escena -y no sólo de la musical: "Me escribieron casi todos los de la Rip Gang, Muerejoven, Leston, Luck Ra; también los streamers Marcos Maidana y Joaco Turro y la youtuber Oriana Kane. Un flash, estoy muy contento".

La carrera musical de Lotty se remonta a 2016, cuando envalentonado por sus amigos, se animó a grabar su primera canción: "Era un tema de reggaeton horrible, pero conocí mi voz en micrófono y, a partir de ahí, nunca más me alejé de la música".

Su vínculo con el cuarto arte se forjó más que nada durante sus años de skater, deporte que empezó a los 11 y en el que estuvo a punto de profesionalizarse: "Siempre ponía música, más que nada reggaeton para motivarme y hacer los trucos. Me empecé a volver tan fanático de la música, de sentirla, porque posta que la siento un montón a la música. Me considero un melómano, un adicto a la música. Y eso que sentía empecé a ver que lo podía transmitir de cierta forma".

"Mis amigos me decían que si tanto me hacía bien a mí por qué no hacía música para la gente. Y empecé de a poquito a grabar mis primeros temas y con el paso del tiempo dije que quería dedicarme full a esto", agrega.

Pero ni repartidor ni skater agotan las descripciones que le caben -o alguna vez lo hicieron- a Mauro: también fue empleado de comercio, co-dirigió una barbería y llegó a jugar en la Selección de Básquet de Mendoza.

Tras dos años de búsqueda profesional, en 2018 llegaron las presentaciones en vivo: "La gente me empezó a conocer y a avalar. No era muy conocido pero sí lo suficiente como para que me vayan a ver unas 30, 40 personas".

Sin embargo, el parate en su vida llegó de la mano de la barbería, un negocio en el que invirtió tiempo y dinero: "Era un éxito, hacíamos más de 100 cortes por día, pero con el pasar de los meses me di cuenta que la plata no era la felicidad mía, que tener tanta plata y tan poco tiempo no era lo que yo quería. Prefería un trabajo más tranquilo para poder seguir apostando a la música".

En diciembre de 2019 empezó a trabajar en el rubro del delivery y ya en marzo de 2020 decidió vender su parte de la barbería a su socio con la intención de mudarse a Buenos Aires para enfocarse en la música. Enter coronavirus

Este año tenía pensado mudarse a Buenos Aires.

Finalmente, ese dinero fue a un auto "para que no se desvalorice" y ese tiempo, mitad a repartir pedidos, mitad a trabajar en material nuevo. Esa fusión fue la que dio lugar al sencillo que lo puso en la mira de la escena nacional: "El estribillo se me ocurrió un día que estaba lloviendo y no tenía ganas de trabajar, y dije 'Bueno, le voy a poner la mejor'. Me descargué un par de beats en el celu y mientras iba manejando, tarareaba con la música".

"Yo ya sabía que quería hacer un tema de Pedidos Ya. Y en una de esas se me ocurrió: me frené al costado de la ruta, grabé la melodía, y con el paso de las horas dentro del mismo turno se me ocurrió la letra", agrega.

La idea madre, en realidad, vino de sus compañeros: "El tema surgió porque me decían que haga algo con ellos; querían salir en los videos porque ya me escuchaban. Yo caía a los puntos de encuentro de la aplicación y estaban todos escuchando mis temas, cantando y me decían que por qué no hacía algo con ellos".

Ya sabemos que desde el público hubo una gran recepción pero ¿desde la empresa? "Todavía no me dijeron nada. Ojalá que no me bajen el video, es lo único que pido", reza Lotty. De todas formas, la reacción parece venir por otro lado: "Me enteré por gente que trabaja en las oficinas que les había gustado y que quienes dirigen la sede central en Uruguay hasta hicieron videoconferencia para ver quién era yo".

Por las dudas, Mauro tiene disponible un plan B: "Me han escrito abogados también por si llego a necesitar pero yo les dije que no iba a hacer falta, alegando las buenas vibras con las que hice el tema".

Trap y vino

El trap mendocino tiene su movida y su circuito propio de festivales y venues, aunque para Lotty todavía está arrancando. De los artistas de la escena destaca a la Vyvy Gang, integrada por Kush Hashman, Mobs Santana y Bracko Gangster. 

Además de pisar los escenarios mendocinos, el entrevistado se encargó de llevar a sus pagos a una de las figuras de la que se confiesa fan, Blunted Vato: "Lo invité a tocar acá, me dijo que sí; me pasó su presupuesto y lo trajimos. En ese show me dejó telonearlo. Yo recién tenía un tema y me dejó subir. Después subió al escenario, me dio un micrófono y me dejó corear con él todo el show. Fue manso momento".

Fue justamente el rapper de Parque Chacabuco quien le abrió la puerta al circuito porteño de la mano del español Kidd Keo: "Me invitó, yo me pagué mis pasajes y me quedé en su casa por unos días. Tocamos en Groove y en Palermo Club; en Picheo 808 en Pilar y en la Cream Party de Mar del Plata".

Acompañado por su crew (conformada por el productor Nicolás Aguilar y los filmmakers Lucas Barroso y Nicolás Martins), Lotty apunta alto: "Quiero ser el primer mendocino en pegarse a nivel mundial porque sé que tengo las herramientas y las ganas para lograrlo".

"Mi mayor interés es lograrlo solo, no quiero hacer temas con nadie que digan después 'ah, este se pegó porque hizo un tema con tal'. Quiero hacer mi nombre fuerte y que la gente me conozca por mis méritos, no por los de otro", cierra.

Comentarios