Ir al contenido
Logo
Comida

Día del croissant: ¿Qué diferencias tiene con la medialuna?

Hoy se celebra el día de este producto de panadería que nació en Viena, Austria, y sigue ganando adeptos en Argentina.

Día del croissant: ¿Qué diferencias tiene con la medialuna?
Día del croissant: ¿Qué diferencias tiene con la medialuna?. Foto: Le Pain Quotidien

Este lunes, como cada 30 de enero, se celebra el Día Internacional del Croissant, un alimento de panadería que sigue ganando adeptos en nuestro país. Aunque la mayoría cree que nació en Francia, este producto de viennoiserie se originó en Viena, Austria, a fines de 1600 y muchos lo confunden con la auténtica medialuna argentina.

Ahora bien... ¿Cuál es la diferencia entre el croissant y la medialuna? Si bien a simple vista suelen ser muy parecidos y muchos señalan al croissant como "una medialuna gigante", la realidad es que no son lo mismo, porque la medialuna no sólo es más chica, sino que es distinta su forma, la masa es más compacta (a diferencia de la versión europea que es más aireada) y es más dulce.

De todos modos, el croissant es un producto que no para de conquistar corazones y se adapta al gusto de todos los paladares. Se puede comer solo, con dulce de leche, con almendras o con jamón y queso, para aquellos que prefieren agregarle una cuota salada.

Tres opciones para comer croissants, de la mano de Le Pain Quotidien

Croissant con jamón y queso

El clásico argentino: al croissant tradicional, le agregamos jamón y queso para romper con lo dulce y traspasar la barrera del desayuno o la merienda y abriendo la posibilidad de consumirlo en el almuerzo. También vale para aquellos que les gusta que el desayuno o la merienda tenga "ese toque salado".

Croissant relleno con almendras

Bañado con azúcar impalpable, esta vez el clásico croissant está relleno con abundante cantidad de almendras para darle crocancia a la pieza. Ideal para desayunos y meriendas.

Croissant en su auténtico sabor

Con masa hojaldrada y manteca, en su tradicional formato bien aireado y esponjoso, es ideal para disfrutar de esta viennoiserie en su auténtico gusto y textura.