Ir al contenido
Logo
Genero

Femicidio en Tucumán: Un hombre de 36 años asesinó a una mujer de 26 en un gimnasio

El femicida, quien se quitó la vida tras cometer el crimen, tenía siete denuncias por violencia de género de parte de su expareja. El lunes por la noche, entró al gimnasio donde ella entrenaba y la asesinó. La víctima se había mudado de ciudad por las reiteradas amenazas.

Femicidio en Tucumán: Un hombre de 36 años asesinó a una mujer de 26 en un gimnasio

Una mujer fue asesinada por su expareja y, tras cometer el femicidio, el hombre de 36 años se suicidó. Sobre él pesaban siete denuncias por violencia de género. El hecho ocurrió este lunes en un gimnasio de la localidad de Las Talitas en Tucumán.

Todo comenzó cerca de las 20 horas cuando la víctima de 26 años, una mujer identificada como Belén Saravia Ocampo, estaba en el establecimiento deportivo ubicado entre calle 9 y Diagonal Eva Perón del barrio Villa Mariano Moreno.

De un momento a otro el femicida llamado Cristian Allende, entró al lugar, buscó a la joven y sin mediar palabras le disparó dos tiros en la cabeza que le provocaron la muerte de forma instantánea.

El agresor se dio a la fuga pero fue hallado sin vida por efectivos policiales en su casa. Los investigadores creen que después de cometer el hecho se suicidó. El fiscal realizará una investigación para determinar responsabilidades por las anteriores denuncias.

(Belén Saravia Ocampo fue asesinada en un gimnasio de Tucumán)

Periodistas regionales informaron que Ocampo y Allende empezaron una relación cuando ella tenía 13 años y el 23. Con el paso del tiempo las agresiones verbales y físicas comenzaron a acrecentarse hasta que pudo escapar.

Fuentes policiales indicaron que la víctima radicó siete denuncias contra del hombre. Por el último hecho, en el cual Allende saltó al techo de su vivienda, decidió mudarse a otra ciudad para resguardarse.

Sin embargo, eso no bastó. Las amenazas seguían y hasta sus familiares contaron que iba a ser el último día que ella iba a asistir al gimnasio ya que se enteró que su expareja sabía donde estaba. Horas previas al ataque, el agresor se anotó en el establecimiento, pagó la cuota y el lunes por la noche la asesinó frente a otras personas.

A pesar e que el femicida se quitó la vida, el fiscal de la causa, Ignacio López Bustos anticipó que comenzará una investigación para determinar las responsabilidades en las denuncias previas de Ocampo.