Ir al contenido
Logo
Musica

El Mató a un Policía Motorizado: show de antología en su noche más importante

Primera fiesta tamaño estadio para la banda argentina, que une a generaciones con sus clásicos y regaló chispazos de un poder que parece no tener límites.

El Mató a un Policía Motorizado: show de antología en su noche más importante

La gira "SUPER TERROR" llegó al Arena y El Mató a un Policía Motorizado a una nueva escala XL. Frente a quince mil personas que fueron a verlos solo a ellos, la banda mostró un nivel superlativo y demostró por qué es una de las máximas exportadoras de rock argentino.

Un show contundente lleno de momentazos eléctricos llenó el ambiente de aires a consagración. Los comandados por Santi Motorizado parecen haber encontrado un setlist sin puntos bajos, pero con idas y vueltas. Bombas de energía y melancolías para abrazarse. El campo y las plateas se reventaron ovacionando en cada momento que pudieron, y es que no era para menos: ¿Llenar el recinto? No entraba ni un alma más.

@filonews ???? Así abría @el mato a un policia motorizado su show en el #Arena ???? ¡Fiesta tamaño estadio y show de antología! ???? #UnSegundoPlan #SUPERTERROR #ElMatoAUnPolicíaMotorizado #MovistarArena #Rock #Shows #LongerVideos #TikTokMeHizoVer #Música #SantiagoMotorizado #FiloNews ♬ sonido original - Filo.news

La noche empezó con "El Magnetismo", que también abre su disco "La Dinastia Scorpio" (2012). Inmediatamente después, el primero de "SUPER TERROR" (2023): "Un Segundo Plan"

Días atrás, el último trabajo discográfico de El Mató, grabado en Sonic Ranch (Texas), ganó el Premio Gardel a "Mejor Álbum de Rock".  Ya es un éxito que los aventuró en una gira mundial por lugares como Londres, Dublín, Barcelona y Estados Unidos, en donde abrieron para INTERPOL en Houston, San Antonio, El Paso, Mesa, Los Ángeles y Las Vegas.

Los oriundos de La Plata elevan su nivel año tras año y ya nada parece imposible para ellos. En cada show regalan postales espectaculares, como cuando sonó “El Universo” solo en piano, o cerca del final con “Excalibur” y todo el estadio iluminado por los celulares.

Entre el público, grupos de amigos, parejas que bailan abrazadas y padres e hijos cantando y bailando demostraron que El Mató ya caló transversalmente en una buena parte de nuestra cultura. 

Una parte tan grande como para llenar un estadio y ponerlo a cantar las canciones que cantan probablemente casi todos los días en su rutina diaria: "El Tesoro", "El Mundo Extraño", "La Noche Eterna", "Más o Menos Bien", "Chica de Oro" y podríamos enumerar muchos más.

Este gran hito en la carrera de la banda invita a reflexionar sobre cómo redefinió el panorama local. Letras que resuenan con sensibilidad, guitarras melódicas y ritmos contundentes convirtieron a El Mató en un estandarte del indie latinoamericano.

A través de grandes decisiones escénicas, crean atmosferas que envuelven al oyente en un universo onírico, mientras que la voz de Santi añade capas de melancolía y emotividad, profundizando esta conexión

El cierre, con ovación del público, fue con "Mi próximo movimiento", uno icónico de "Día de los Muertos" (2008) que culminó una noche de antología para quienes fueron. Derecho al libro de los recuerdos. 

La banda se encuentra en el apogeo de su carrera, mostrando un crecimiento y una vitalidad artística que parecen no conocer límites.

Nota escrita por Cristian H. Palomba (Filo.News)

Fotos: Gentileza Prensa / Cristian H. Palomba (Filo.News)

Video: Cristian H. Palomba (Filo.News)