No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Iara Kaumann Madelaire, la artista que rompe paradigmas con un estilo inconfundible
Género

Iara Kaumann Madelaire, la artista que rompe paradigmas con un estilo inconfundible

En diálogo con Filo.News la joven artista argentina reflexionó sobre el enorme poder del arte visual para cuestionar mandatos y cambiar la mirada hacia la búsqueda de la belleza por fuera de los estereotipos

Por: Mercedes Paz

Cuerpos desnudos y exuberantes, cabezas calvas, pieles con vitiligo y venas marcadas conviven con paisajes naturales que parecen salidos de un oscuro cuento de hadas. En cada una de sus obras, Iara Kaumann Madelaire nos invita a su mundo de fantasía.

Dueña de un lenguaje visual único, la joven artista construyó un estilo impactante que busca representar la diversidad y la sexualidad de las feminidades en pieles y cuerpos no hegemónicos para cuestionar estereotipos y buscar, en sus palabras, “la belleza en las imperfecciones”.

En diálogo con Filo.News habló sobre qué cosas la inspiran, su mirada sobre el rol de las mujeres en el arte visual y su búsqueda por normalizar a través de su trabajo aspectos de los cuerpos que usualmente son vistos como defectos.

Hija de artistas, Iara nació en Misiones pero desde hace varios años está instalada en Buenos Aires. “Dedicarme al arte se dio de forma muy natural. Mi famlia siempre estimuló mi desarrollo artístico. Lo raro hubiera sido no ser artista. Al principio dibujaba como algo lúdico, como todos los niños. Yo simplemente nunca dejé de hacerlo. En la adolescencia, comencé a pintar y me lo empecé a tomar cada vez más en serio hasta que se convirtió en mi trabajo”, recuerda sobre sus comienzos en el arte.

Con una admirable capacidad para el hiperrealismo, Iara crea mundos oníricos a través de la pintura, la escultura y el bordado, técnicas que parecen fluir en ella con suma facilidad pero que, asegura, son producto del trabajo meticuloso y constante. “Mi consejo para cualquiera que está empezando en el arte es que lo importante es encontrar un lenguaje propio, practicar mucho, trabajar y hacer. Creo mucho en el hacer”, expresó.

Así, a fuerza de dedicación y talento, logró posicionarse en una industria que históricamente usó a la feminidad como fuente de inspiración de la mirada masculina. Iara es representada por la galería de arte Ungallery y expuso sus obras en el exterior, pero para ella sus mayores logros son ser reconocida por sus colegas y su público.

“Me pone muy contenta cuando las mujeres me dicen que se ven en mis obras y se sienten representadas, eso realmente es un gran logro”, expresó la artista que este año quedó seleccionada para el prestigioso Premio del Salón Nacional de Artes Visuales que otorga el Palais de Glace.

A través de sus obras, tan inquietantes como atractivas, Iara emprendió un viaje personal que le sirvió para sanar: “Mi obra es muy autorreferencial, siempre lo fue. El arte me ayudó a curar cosas que me pasaban a mí con mi cuerpo, a sentirme más cómoda, como un proceso de aprendizaje y amor propio”, asegura.

En ese viaje, encontró que en su afán de romper con la hegemonía hizo de la incomodidad un arma de deconstrucción muy poderosa: “Cuando empecé a hacer esculturas me quedaron muy grotescas, no era la idea. Mucha gente se sorprendía, les daba rechazo, hasta algunos me dijeron "ay qué asco". Al principio me lo tomé mal pero después pensé que es algo bueno generar, a través del arte, una sensación fuerte en el espectador, utilizar esa fealdad o impresión como un recurso para generar algo distinto”, afirmó.

Aunque asegura no haber sentido desventajas en su carrera respecto de sus colegas varones, sí es consciente de que llamativamente en las escuelas de arte el alumnado está conformado mayoritariamente por mujeres y luego son muy pocas las que llegan a ser reconocidas o exponer en galerías y museos.

Mujeres artistas siempre hubo el tema es que en la historia quedaron borradas por parte de los hombres. Eso poco a poco va cambiando. Va muy lento pero en comparación a antes hay un gran avance y vamos a seguir avanzando hacia eso”, propone la artista.

Por eso, desde muy chica Iara se abrió camino hacia su búsqueda de representar a la mujer a través de su mirada femenina y “no como fue representada a lo largo de la historia del arte donde hay posesión del cuerpo de la mujer por parte del artista hombre”, dijo en diálogo con Filo.News.

“Me inspira muchísimo la naturaleza. Me inspira el universo femenino, las mujeres fuertes a las que quiero mucho. A nivel técnico me inspiro en la historia del arte, me gusta mucho la época del barroco. Me inspira la diversidad, los cuerpos diferentes, las bellezas de todas partes del mundo”, admite Iara que se describe como una persona ambiciosa que necesita estar constantemente en movimiento.

Sobre el momento actual de las mujeres la artista cree que “en este momento las mujeres estamos más unidas que nunca y me encanta formar parte de esta actualidad, es un momento histórico re importante. Al fin nos estamos haciendo escuchar y poco a poco logrando la igualdad. Al estar unidas se generan cambios increíbles”, sentenció Iara que se siente afortunada de trabajar de lo que más le apasiona, poder hacerlo todos los días y vivir de eso.

En esta nota:

Comenta esta nota