No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

¿Qué tan bueno está hacer home office?
Actualidad

¿Qué tan bueno está hacer home office?

En Filo.news hablamos con personas de distintos rubros que están haciendo home office para que no creas que sos el único que se angustia, está triste o de mal humor a la hora de trabajar.

Por: Agustina Lascano

Desde que el coronavirus llegó a nuestro país y se declaró el aislamiento social para prevenir la propagación, nuestra rutina cambió de forma abrupta. Ya no más los domingos de asado de familia, ni los sábados de salir con amigos, ni los jueves de after office con los del laburo. Ni shoppings, ni cines, ni caminar por la plaza.

Todo lo que nos ayudaba a distendernos de la rutina laboral, ya no lo tenemos. Cambió a videollamadas de WhatsApp con nuestra familia para ver a nuestro perro y a charlas eternas por Zoom con amigos para “ponerse al día” (aunque estemos encerrados, siempre hay cosas para contar).

Pero también cambió esa rutina laboral de la que queríamos alejarnos en nuestro tiempo libre. Aquellos que tenemos la suerte de seguir trabajando, tuvimos que adaptarnos a trabajar desde casa. En lugar de compartir mi escritorio con mis amigas del trabajo, ahora trabajo con mi novio desde la mesa del comedor. De una redacción de 30 personas donde había cámaras, entrevistas y gente circulando todo el tiempo, pasé a estar en mi living en jogging y crocs.

Somos muchos los que estamos así y en Filo.news hablamos con varias personas que trabajan desde su casa para que te sientas acompañado con esta nueva modalidad: desde una psicóloga y una abogada de una fiscalía, a una profesora de hockey y una publicista.

El home office para las empresas

Mientras muchos intentamos adaptarnos a esta modalidad, desde las empresas también lo están haciendo: "Hay empresas que pudieron rápidamente establecer una política y procedimientos para interactuar y trabajar así y otras que están tratando de encontrar su modalidad", explicó Gisella Dobal, directora de la consultora Talentos en red. Otro de los aspectos a que destacó la psicóloga y asesora laboral es el cambio de "visión" de las organizaciones respecto al home office: "Hay empresas que dudaban de esta modalidad y eran reticentes y esto los puso a prueba a la fuerza".

Entre los beneficios para los empleadores está la reducción de costos y pero Dobal también remarca la "posibilidad de estar más tiempo con la familia". Del lado de las desventajas de esta modalidad, la profesional destacó "la falta de interacción presencial, el compartir momento con compañeros que están en lo mismo". En la lista de aspectos negativos también está la "imposibilidad de desconectarse de los temas laborales, no contar con las herramientas de trabajo, etc".

Oficinas vacías en cuarentena│Foto: imagen ilustrativa Unsplash
Oficinas vacías en cuarentena│Foto: imagen ilustrativa Unsplash

"Para las empresas, así como desaparecen conflictos por la ausencia física de empleados aparecen otras situaciones para resolver: cómo comunicar, qué exigir, qué beneficios extra deben dar, entre otras cuestiones. Desde Recursos Humanos deben replantearse la dinámica y pensar nuevas estrategias", cerró la psicóloga.

Trabajando desde casa

Carolina (27) es Licenciada en Psicología y trabaja en varios consultorios. "Mis días consistían en ir al consultorio y atender pacientes todo el día", contó sobre su rutina habitual antes de la cuarentena. Hace dos años empezó con un proyecto para atender a distancia a través de videollamadas porque considera que es "la terapia del futuro", aunque tuvo pocas sesiones y de a poco lo fue abandonando. Pero este tipo de terapia son indispensables en estos momentos.

Cuando empezó la cuarentena estaba desorientada ya que tenía que incorporar nuevas "estrategias de intervención con cada paciente": "Atiendo niños y algunos tienen discapacidades, con ellos tuve que pensar nuevas alternativas". Pero le encontró la vuelta y ahora es más llevadero para ella, sus pacientes y sigue disfrutando de su profesión. El aspecto negativo que encuentra en esto es que los pacientes más chicos no tienen la misma privacidad que en el consultorio: "Cuando hay familiares cerca, busco trabajar otras áreas, como las habilidades sociales", explicó la psicóloga en diálogo con Filo.news.

Gustavo (35) es contador y tiene dos hijos. Antes de la cuarentena trabajaba de 9 a 17hs en un estudio contable a media hora de su casa en transporte público. Desde que comenzó la cuarentena a mediados de marzo, “mudó” su computadora y los documentos impresos que iba a necesitar. "El cambio fue muy difícil, no solo por ‘la mudanza’ ... también hubo algunas modificaciones a niveles impositivos y además las cosas se complicaron para algunos clientes por la falta de actividad comercial", explicó.

"Estar en casa es lindo porque me ahorro el tiempo de viaje al estudio y puedo estar con los chicos… pero también es complicado porque tienen 5 y 8 años, así que demandan tiempo y atención", contó y agregó sobre su rutina: "Sigo empezando a las 9, pero termino recién cuando me voy a dormir. Hay muchas distracciones a lo largo del día". Después de esta experiencia, a Gustavo le gustaría incorporar el home office una vez por semana y cree que podría organizarse mejor. 

Lucía (24) maneja las redes sociales de una escuela de teatro musical y ayuda a las profesoras en las clases. El manejo de redes lo sigue haciendo todo el día, sin horario definido, como antes de la cuarentena. Pero ahora las clases se dan de forma online: "Hay alumnos a los que les sigue costando adaptarse a la plataforma".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

• Gʀᴜᴘᴏ Aᴅᴜʟᴛᴏs • ABRIL ES ONLINE EN EL @TALLERDETEATROMUSICAL —————————————————————— ¿COMO TOMO LAS CLASES? ��Por “Zoom”, una app segura y gratuita. ��Recomendamos usar la compu y no el celu. ��Es una app muy sencilla de descargar, pero recomendamos hacerlo con tiempo así no perdes tiempo de clase. -en caso de que te tengas inconvenientes o no sepas como descargarla, mandanos un mensaje y te ayudamos-. ��Elegir el medio medio de pago que prefieras (transferencia bancaria o mercado pago). ��Realizar dicho pago y enviar por whatsapp (+54 9 11 2389-3406) el comprobante. ��Vas a recibir un link que te servirá para entrar a la clase en tu horario correspondiente, durante todo el mes de abril. —————————————————————— ¿CUANDO TOMO LAS CLASES? ��En el horario de clase habitual: •Peques: Martes 17:30-18:30 hs. •Junior: Martes 18:30-19:30 hs. •Adolescentes: Martes 19:00-20:30 hs. •Adultos: Martes 20:30-22:30 hs. —————————————————————— ¿DONDE TOMO LAS CLASES? ��¡En nuestras casas! ��Buscá un espacio con buen Wi-Fi. ��Pedi permiso y ayuda para correr los muebles así podes bailar sin lastimarte. —————————————————————— BAJAMOS el precio de nuestras clases. ��Para que nadie se quede afuera. ��$800 por mes ��Se abona por transferencia bancaria o mercado pago (pedir por privado los datos para realizar el pago). —————————————————————— SUBIMOS material complementario a Google Classroom. ��Vocalizaciones, pistas, letras y videos, para poder practicar cuando quieran. —————————————————————— MANTENEMOS la energía, el estado físico, la técnica y el amor. ��Porque hacer lo que te hace feliz, también es cuidar tu salud. #tallerdeteatromusical #comediamusical #haceloquetehacefeliz #teatromusicalniños #comediamusicalniños #comediamusicalinfantil #comediamusicaladolescentes #teatromusicaladolescentes #comediamusicaladultos #teatromusicaladultos #canto #danza #teatro #comediamusicalquilmes #teatromusicalquilmes #clasesdeteatro #clasesdedanza #clasesdecanto #clasesdecomediamusical #clasesdeteatromusical #clasesdecomediamusicalquilmes #clasesdeteatromusicalquilmes #aprenderteatro #aprenderdanza #aprendercanto

Una publicación compartida de Tᴀʟʟᴇʀ ᴅᴇ Tᴇᴀᴛʀᴏ Mᴜsɪᴄᴀʟ (@tallerdeteatromusical) el

"Los ejercicios cambiaron, es inevitable. El teatro se caracteriza por el vivo, estar en escena y ahora hacerlo a través de una pantalla es raro…", reflexionó y agregó: "Le estamos encontrando la vuelta. El teatro musical hace muy bien: ¡bailar y cantar nos cambia la energía!".

Ana (26) es profesora de educación física: trabaja en tres colegios y es entrenadora y preparadora física de hockey en el Quilmes Atlético Club (QAC). Tiene su propio grupo de entrenamiento (RUiN Team) que trabaja en una plaza de Quilmes. "Al principio me gustaba porque podía descansar en casa y no estar yendo de un lado a otro. Pero cada vez se hace más difícil trasladar la actividad física a través de la pantalla", opinó.

Entrenamientos en la plaza│Foto: gentileza Ana
Entrenamientos en la plaza│Foto: gentileza Ana

"No todos logran hacer los ejercicios, no se entrena con la misma intensidad. Extraño estar en contacto con mis alumnos y jugadores. Uno trata de adaptarse a estas condiciones, pero en mi profesión es bastante complicado", reflexionó Ana, que también juega al hockey en el mismo club.

Milagros (24) es publicista en Havas y desde antes de la cuarentena ya tenía incorporado un día de home office cada dos semanas con el mismo horario: de 9 a 18hs. La única contra que le encuentra a trabajar desde casa es que no tiene los beneficios de la empresa como el comedor, por ejemplo.

"Vivo lejos de la oficina así que ahora no tengo el estrés de manejar hasta ahí y estoy más descansada a la hora de trabajar", dijo Milagros sobre los beneficios del home office durante la cuarentena. Otros aspectos positivos que encuentra es que las reuniones son más efectivas porque todos están más concentrados, aprendieron a hacer presentaciones virtuales y eso les servirá a futuro y hay capacitaciones online que quedan guardadas y pueden acceder cuando las necesiten.

Florencia (24) es abogada y trabaja en el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires. Se reciben declaraciones a denunciantes, testigos e imputados, se encomienda la realización de medidas de protección y de prueba, se escriben resoluciones, y otras tareas. La jornada laboral es de lunes a viernes de 8 a 15hs, "siempre se extiende", agregó.

En la fiscalía no tienen incorporada la modalidad del home office, pero Florencia cree que "podría hacerse una vez por semana o cada quince días": "Se podría aprovechar ese día para escribir resoluciones. Para eso se necesita estar más concentrado y en el trabajo hay muchas interrupciones". Desde su casa, explicó que "es más fácil contactar a las víctimas o a los denunciados porque suelen estar en sus domicilios" y además destacó que "se habilitaron los sistemas informáticos para trabajar a distancia, antes no se podía".

Pero la balanza se inclina para el lado de los aspectos negativos del home office: "Al principio te pedían cosas fuera del horario laboral, mientras estás trabajando tenés que hacer tareas del hogar que pueden desconcentrarte, si tenés alguna duda es más complicado resolverla", enumeró.

Uno de los riesgos que surge en este trabajo es que cada uno tiene que usar sus herramientas de trabajo (computadora y teléfono, por ejemplo): "Tengo que usar mi celular personal para hablar con víctimas o con la Policía, les queda ese número de contacto y a veces intentan contactarse a la noche", dijo desde su celular del que tuvo que sacar su foto de perfil de WhatsApp".

Soy Agustina (24) y soy Licenciada en Periodismo. Desde que empecé a trabajar en Filo.news (hace casi tres años) hago home office los sábados. Siempre me pareció una buena forma de trabajar, aunque los fines de semana siempre tenemos bastante más cosas para hacer y no paramos un minuto, de verdad. Pero era un día laboral que no tenía que viajar en transporte público hasta la redacción y podía estar con mi familia, mi perro o con la familia de mi novio en Mar del Plata. Lo que siempre tenía en mente era que cuando terminaba mi horario laboral, cerraba la computadora y estaba donde quería estar.

Parte de la redacción de Filo.news vacía en medio de la cuarentena│Foto: gentileza Rocío García
La redacción de Filo vacía durante la cuarentena│Foto: gentileza Rocío García

Hace más de dos meses que de martes a sábado es la misma rutina. Lo que hace que me conecte más con el ambiente laboral es hacer videollamadas con mis compañeras y darme cuenta que no estoy sola en esto.

Creo que cuando volvamos a la normalidad, el home office es una buena forma de trabajar en un ambiente más ameno algunos días de la semana. Pero lo importante es saber cuándo parar: tener horario fijo o cumplir objetivos (reales) diarios. Que estemos en casa por la pandemia no significa que estemos siempre disponibles para trabajar y eso deberían entenderlo todos: los empleados y los empleadores.

¿Cómo sentirnos mejor con el home office?

El psicólogo Fernando Tarnogol nos da algunos consejos para que nuestros días laborables no se transformen en jornadas eternas y estresantes.

  • Vestite cómodamente. No te quedes en pijama o ropa interior. Esto provoca la sensación de que todo el día (la semana y el mes) se conviertan en una misma cosa. Esto va a ayudar a diferenciar momentos y tareas durante el día.
  • Organizate para no tener que trabajar hasta después de hora y así mantener los tiempos de trabajo y ocio discriminados
  • Tomate pausas cuando sientas que te cuesta concentrarte o estés leyendo el mismo renglón varias veces.
  • Arma tu “zona de trabajo” mirando hacia una ventana o lugar con vista al exterior para reducir la sensación de encierro.
  • Encará los temas más complejos, más mecánicos o menos gratificantes al principio de la jornada laboral. Los que requieran mayor creatividad para la segunda parte del día, luego del almuerzo o cuando te invadan las ganas de dormir la siesta y dejá los asuntos más light o sencillos para el final del día cuando ya estés cansado o saturado.

Ya vamos más de dos meses de cuarentena y en algún momento todos nos sentimos angustiados, enojados, solos o tristes. A algunos les cuesta dormir, mientras que otros sentimos cansancio todo el tiempo. Estamos viviendo tiempos extraños y es normal sentirse distinto. No estás solo, todos estamos atravesando esta cuarentena y que este esfuerzo es para cuidarnos entre todos. Si tenés trabajo y podés hacer home office, quédate en casa y seguí los consejos que dan los profesionales para sentirte mejor mental y físicamente. 

En esta nota:

Comenta esta nota