¿Qué es el rockismo y qué es el poptimismo?

¿Qué es el rockismo y qué es el poptimismo? Foto: Instagram @laliespositoo

Música

Rockismo vs poptimismo en Argentina: una discusión que va más allá del género musical

Es un debate que crece en el mundo, y que poco a poco va llegando al país. ¿Por qué genera "culpa" escuchar reggaeton? ¿Es "cool" elegir el rock? ¿Qué polémica esconde el rock? ¿El pop se queda afuera? Todas las respuestas, en esta nota.

Por: Micaela Robles

Lali Espósito publicó tres discos como solista, realizó giras por todo el exterior, e incluso fue la primera argentina elegida para participar del clásico conteo de fin de año en el Time Square.

Lali está en la portada de esta nota, porque su crecimiento implica una mirada mucho más profunda: representa la primera artista mujer imponente del pop juvenil en Argentina, que viene a instalarse en un escenario musical nacional donde históricamente brillaron las estrellas del rock, con un carácter hegemónico y patriarcal.

De eso se trata el debate de rockismo y poptimismo, que pisa cada vez más fuerte en Argentina. Sin embargo, va más allá de los géneros musicales: existe una amplia cuestión social y cultural detrás.

Para conocer más detalles sobre el tema, Filo.News dialogó con Juana Giaimo, periodista y crítica de música, y con Andrea Alvarez, cantante argentina que formó parte de la primera banda de rock argentino integrada solamente por mujeres (Rouge).

¿QUÉ ES EL ROCKISMO?

Charly en los Gardel

Darle play a una lista de rock, que comience con Los Beatles. Mientras estás escuchando, una publicidad reproduce "Dark horse" de Katy Perry. Cambias inmediatamente. Antes que eso, preferís escuchar a cualquier artista que tenga una guitarra eléctrica, aunque nadie lo haya escuchado jamás.

"No quiere decir que te gusta el rock, sino que tenés una concepción idealizada y soberbia del rock", explica Giaimo, acerca de la definición del término "rockismo". Según sus palabras, esta postura sostiene que el rock es una música 'auténtica y genuina', apta para descalificar a otros géneros por considerarlos como artificiales o sin tradición.

En Argentina, solo basta recordar la frase que lanzó Charly García durante la última edición de los Premios Gardel, y tras la presentación de Duki: "Hay que prohibir el autotune". Recibió los aplausos de todos los presentes y fue replicado en todos los medios. De eso se trata el rockismo: un ambiente hermético que rechaza las nuevas formas de producción musical.

Sin embargo, la concepción no se encierra en la música: "El término estuvo más ligado a lo musical hasta que en 2004 se publicó un artículo en el New York Times que se llama 'The Rap against Rockism', a cargo de Kelefa Sanneh, que propuso que hay una cuestión política atrás de esta discusión", comentó la escritora.

¿De qué se trata el panorama detrás? "Él dijo que el rockista defiende los valores del hombre heterosexual blanco y que su reacción frente a los géneros populares como el rap, el pop o, en Latinoamérica, el reggaeton surgen a partir de un rechazo a las minorías como los afroamericanos, las mujeres, los queers, etc.", afirmó la escritora.

¿QUÉ ES EL POPTIMISMO?

Juan Ingaramo

No, no está mal si cuando viajas en el colectivo querés poner lo último de J Balvin, o si no te podes resistir a escuchar "Side to side" de Ariana Grande. Eso es lo que la cultura hegemónica quiso imponer, y lo que llevó a naturalizar la música que escuchamos con la personalidad o forma de ser de cada uno.

El poptimismo llegó para romper los estereotipos y el panorama que quiere establecer el rockismo como natural en la sociedad, en la forma de escuchar música y en la forma de concebir a los demás géneros.

"Propone una visión más abarcativa de la música", explicó la escritora. Pero no significa que no te gusta el rock: "Lo que hace es igualar al rock a cualquier otro género y sacarlo de arriba de ese pedestal en el que siempre estuvo", explicó la escritora.

Según argumentó, el poptimismo admite que los gustos son subjetivos y no que algunos están "bien" o están "mal", sino que todos son discutibles, ya que la música se enmarca dentro de un contexto sociocultural, en el que está conectada a procesos políticos, económicos.

El auge de internet, a su vez, permitió que muchas personas puedan conocer a diversos artistas y descubrir sus canciones, con la creación de aplicaciones y plataformas online.

"Mediante este punto de vista, la figura del oyente y, sobre todo, del fan se vuelve muy importante (aceptar que el crítico no tiene un oído objetivo y superior, sino un oído como cualquier otro)", señaló. Justamente, en sus palabras la crítica musical cada vez se volvió más "poptimista".

EL DEBATE EN ARGENTINA

Juana Molina

La discusión de rockismo vs. poptimismo tiene una gran trayectoria en el mundo. Comenzó en la década de los '80, en Inglaterra, donde un crítico llamado Pete Wylie propuso por primera vez el término "rockismo". En cuanto al "poptimismo", el concepto fue creado por Jody Rosen en un ensayo para Slate.

En Argentina el panorama es completamente diferente. Es un debate que poco a poco comienza a tomar fuerza, pero con mucha dificultad: hay una tradición de rock instalada en los escenarios.

"Parece que tenés que tocar rock o sino, no merecés que se te preste atención", explica la escritora, quien citó el caso de Juana Molina, a quien nadie la tomaba en serio porque hacía algo "raro".

"En Argentina, se armó una lista de los grandes héroes del rock nacional que son en su mayoría hombres heterosexuales blancos. Claro que hay excepciones, pero son muy pocas", señaló Giaimo.

Luego, agregó: "Es interesante ver también que acá, a diferencia de otros países de Latinoamérica, hay muy poco pop, ya sea mainstream o independiente. Recién en estos últimos dos años surgieron figuras como Juan Ingaramo, Louta, Violeta Castillo que empezaron a renovar un poco el sonido".

Justamente, la figura de Lali Espósito cobra gran relevancia en este espacio: "En el plano del mainstream, Lali llenó un espacio que estaba completamente vacío: la popstar que canta, baila, actúa, etc.".

¿Y en los músicos?

Según reveló la cantante Andrea Alvarez, en diálogo con Filo.News, el debate entre rockismo y poptimismo es algo que ocurre dentro de la prensa, y no se siente demasiado desde la piel de los músicos y músicas en Argentina.

"Entre los artistas, al menos por lo que veo, ni siquiera se toca el tema", afirmó y agregó: "Hoy realmente una misma persona puede hacer todo y eso no tiene un significado más importante que pasar un buen rato".

Es decir, que aquel que escucha trap en Spotify, puede escuchar a la vez Jimi Hendrix, o aquel que opta por Daddy Yankee, también lo puede hacer por Roger Waters: "Eso no significa nada más que 'qué tipo de música le gusta', punto".

LA CUESTIÓN DE GÉNERO DETRÁS

Andrea Alvarez

Que faltan mujeres en los medios no es una novedad. Según reportó el Proyecto de Monitoreo Global de Medios, ocupan solo el 27% de notas en diarios, TV y radio. El periodismo musical no es la excepción: "Los periodistas de rock son hombres que escriben acerca de bandas de rock compuestas por hombres que escuchan hombres", afirmó.

En esta cadena, la mujer queda invisibilizada por los medios de comunicación, y a su vez de la mirada de los productores, quienes incluyen un bajo porcentaje de mujeres en festivales y eventos. "El lugar que el rock le dio a la mujer es el de groupie. Los que entienden de rock son los hombres", comentó la escritora.

Para combatir este punto, en Argentina mujeres músicas y legisladoras se unieron para la "Ley de cupo femenino en la Música en Vivo", que busca conseguir el 30% de presencia del género femenino. Sin embargo, en ese camino queda mucho por recorrer.

El machismo en primera persona

Justamente, Andrea vivió esa situación en carne propia. Desde muy chica que está arriba de los escenarios. Atravesó muchas situaciones y anécdotas a lo largo de su trayectoria. Hoy en día es la baterista femenina de rock argentino con mayor continuidad en su actividad.

"He peleado para ocupar espacios, me he preparado mucho para poder enfrentar a esta sociedad que en su momento rechazaba a la mujer que buscaba ocupar un lugar importante", afirmó.

Luego, continuó: "He visto de todo en escenarios masivos , donde la gente se cree que está el éxito y por eso mismo, por darme cuenta de que el éxito no pasa por ahí, decidí hacer mi camino guiándome por mi intuición que lamentablemente no combina con lo que se 'usa' en el momento pero es lo que me hace feliz a mi".

"Siempre toqué rodeada de varones y me ha pasado de todo dependiendo de las personas con las que he compartido. Las máximas discriminaciones no han venido desde los músicos sino desde la gente del negocio", sostuvo.

"Las mujeres si estamos despertando(me incluyo pero a mi me pasó hace mucho ya) y registrando lo que es ser mujer, ser feminista etc, esto repercutirá seguramente en el contenido de la música ya que el compromiso con temas de género era una asignatura pendiente entre las mujeres de la música que hablaban en genérico salvo muy contados casos", agregó.

El machismo en el rockismo y poptimismo

La actitud de superioridad de los hombres se puede apreciar en cada eslabón de la industria del rock nacional, incluso en cientos de letras. Tal es el caso de "Juego de seducción", de Soda Stereo, para tomar un ejemplo:

"Voy a ser tu mayordomo
Y vos harás el rol de señora bien
O puedo ser tu violador
La imaginación esta noche todo lo puede" (1985)

Por el contrario, también se puede ver el machismo en "La colisión", de Miranda:

"Mi novia quiso manejar y la dejé
Le dije 'dale' y el asiento le cambié
Yo le presté mi auto y mi corazón
El corazón, ok. El auto lo chocó" (2018)

Es importante saber que el machismo no es exclusivo del rock: "Dado que vivimos dentro de un patriarcado, el machismo aparece en todos los géneros musicales".

Sin embargo, ¿Cuál es la diferencia? "La diferencia es que en el rock, el machismo se pasa por alto. Para bardear al reggaeton por machista, los rockistas no tienen problema. Pero a la hora de admitir que un ídolo escribió unas lineas machistas, prefieren llamarlo 'poeta', dar excusas, decir que es una metáfora", comentó la escritora.

¿EL ROCK EN CRISIS?

Foto: Unsplash

A pesar de que en la sociedad argentina está instalado el rockismo. Sin embargo, es importante reconocer que el rock como género musical atraviesa una considerable crisis, ya sea en cuanto a su contenido o su alcance.

¿Qué es el rock, según Andrea Alvarez? "Es ese lugar donde todos quieren estar porque supuestamente da prestigio (...) El rock es un estilo de música que empieza como movimiento de liberación ante una cultura y una educación impuesta por 'los padres'. Desde el rock se dicen las verdades y se canta a los sufrimientos".

"Ok, esto es el origen de todo. Hoy el significado es otro".

¿A qué se refiere? En la actualidad, una cara del rock salió a la luz: aquel que está colmado de denuncias por abusos, que se dieron a conocer gracias al auge del movimiento feminista.

Es decir, esta revolución social repercutió en el rock, como parte de la cultura popular, en donde las mujeres comienzan a ser protagonistas, a cuestionar, a luchar. "Cuando yo empecé prácticamente no había músicas mujeres en la escena rock. Hoy, digamos que en estos últimos dos años aparecen muchas", sostuvo.

"Creo que este despertar feminista va a generar un contenido diferente en la música y en el arte", señaló Andrea Alvarez.

Por su parte, la escritora explicó: "Yo creo que todas las denuncias por abuso muestran que el rock siempre tuvo una protección. Si bien los abusos ocurren en todos lados, recién ahora nos empezamos a permitir pensar que nuestro ídolos del rock pueden ser también abusadores".

El apoyo al feminismo

Esta idea de "protección" se debe directamente al respeto que tienen históricamente los argentinos por el rock. Sin embargo, el impacto del feminismo no pasó desapercibido por el rock nacional e internacional: no solo que muchos decidieron apoyar el movimiento, sino que otros colaboraron con campañas en contra de los femicidios; incluso, muchos se mostraron a favor de la legalización del aborto.

Tal es el caso de la canción "Nunca más a mi lado", de No te va gustar, o la canción "Tres mujeres y ella"; ambas relatan escenas de violencia de género. O también, el caso de Roger Waters con el pañuelo verde, junto a León Gieco.

Por su parte, Andrea Alvarez opinó: "Fuera de este tema veo muchas bandas buenísimas, veo pibes en los barrios con hambre de rock, veo muchísimas mujeres ingresando en este mundo también así que al rock lo veo bien".

Denuncias por abusos en el poptimismo

Aún así, es importante destacar que no es una situación que se relacione únicamente con el rock; también hay abusadores en todos los géneros musicales. En este punto, se genera un amplio debate, ya que el poptimismo también es culpable.

"No quiero decir que solo en el rock haya casos de violencia de género. Pero me pregunto cómo puede ser que no nos llamó la atención que Onda Vaga cantase una canción como 'Lolita' -2010- Claro que desde entonces, el feminismo creció mucho, pero pienso que en ese año ya se le estaba criticando al reggaeton por el contenido violento y machista de sus letras", continuó la escritora.

Por su parte, Andrea comentó que se considera "feminista" desde siempre, y opinó: "No me gusta unir abuso y rock. Los abusos, violaciones y denuncias que se generan desde personas que (digamos) integran el movimiento rock son eso. Pero no lo genera “el rock”", argumentó.

Según sus palabras, los encargados de propagar los abusos son la misma sociedad patriarcal, que enseña a idolatrar a "cualquiera" y donde tener poder implica "arruinarle" la vida a alguien con impunidad.

"Esto para mi es doloroso: saber que en el mundo del arte que es un mundo donde nos refugiamos para sobrellevar la vida, existe el peligro. Pero no uniría al rock directamente: el rock es un movimiento que lo forma gente y esta gente puede ser basura. Es eso", opinó.

¿Existe el "rockstar"?

Esta concepción vislumbra que, en realidad, la "rockstar" siempre fue solo un mito, que idealiza a los músicos. "Los rockistas no encuentran ningún rockstar en el siglo XXI porque lo idealizaron demasiado. El rockstar siempre fue un personaje, un producto del mercado tan armado como cualquier estrella pop", señaló la escritora. 

En Argentina, existen cientos de "ídolos" en el rock nacional, que representa eso que todos quieren ser. Así lo definió Andrea Alvarez, quien afirmó que si existe la figura de "rockstar", pero que no todos lo son.

"El rockstar 'es', no piensa en eso, no planea eso, no actúa eso. Desde afuera se lo registra así. Hoy todo es guionado. Se compra, se planea ,se piensa y se calcula al detalle", comentó.

"El rockstar 2019 es una persona con ropa comprada y tatoos que no representa nada más que eso. Pero que es lo que el afuera quiere que exista: algo que sea cómodo, sin conflicto", continuó.
 

EL IMPACTO DEL TRAP EN EL ROCKISMO

Duki y Cazzu

Tras todas estas aristas, podemos afirmar que el rock atraviesa una crisis de identidad. Sin embargo, ¿se encuentra buscando un heredero? "Desde hace ya varios años, se viene diciendo que el rock se está muriendo y a veces parece que hay una búsqueda casi desesperada por encontrar a aquel músico nuevo que salve el rock nacional", sostuvo la escritora.

En este escenario, vino a irrumpir el trap, cada vez más instalado en la sociedad. Sin embargo, con una particularidad: "Este género propuso una pregunta: ¿Qué pasa si no hay un heredero del rock? Mientras que los movimientos anteriores, buscaban una continuidad en el tiempo con lo anterior, el trap busca una continuidad en el espacio con toda Latinoamérica", comentó Giaimo.

Podríamos nombrar a Cazzu, Duki, Khea o Dakillah, tan solo por recordar algunos. Estamos en presencia de una gran oleada de cantantes de trap en Argentina.

Sin embargo, este género no está libre de contradicciones. La tapa de Rolling Stone lo deja en claro: "Si bien musicalmente él busca romper con lo anterior, su discurso tiene varios elementos del rockismo", comentó Giaimo. Por ejemplo, el fragmento en el que el joven critica a Lali: "Mirá, la voy a hacer corta: yo no soy Lali Espósito, yo no quiero fama".

"Es la típica visión reduccionista que considera a las estrellas pop como muñecas manejadas por discográficas con el fin de lavar cerebros para mantener el status quo", reflexiona Giaimo.

Sin embargo, como dijimos anteriormente, el crecimiento de la joven conlleva un análisis mucho más profundo. "¿Por qué Lali apoyó tanto la legalización del aborto? ¿Por qué tiene una canción con la estrella drag Pabllo Vittar que cuestiona constantemente la noción convencional de género?", agregó la escritora.

Sin dudas, el debate entre poptimismo y rockismo está cobrando fuerza en Argentina. Aunque no con esos nombres, el rock ya no es lo que era, pero quizá se está convirtiendo en lo que siempre debió ser. 

Lo cierto es que todavía queda mucho por debatir. Vos, ¿qué pensás sobre este tema?

En esta nota:

Comenta esta nota