Protón

Seis claves para entender el linfedema

¿Cuáles son las causas y el pronóstico del problema que padece Florencia Kirchner?

Seis claves para entender el linfedema

Seis claves para entender el linfedema

1

¿Qué es?

Se habla de linfedema cuando se produce una acumulación anormal de fluido rico en proteínas en el espacio que existe entre las células (conocido como "intersticio"). Se produce por una falla en el sistema linfático, una de cuyas funciones fundamentales es, justamente, redistribuir y "limpiar" el líquido que circula por el cuerpo.  Las causas de esta falla pueden ser muy diversas. 
 

2

¿Es grave?

Depende el caso, pero puede dar lugar a problemas de salud serios. Además de producir hinchazón, el fluido que se acumula es un caldo de cultivo para bacterias, por lo cual puede derivar en infecciones importantes. 

3

¿Qué partes del cuerpo suelen ser afectadas?

En el 80 por ciento de los casos, las involucradas son las extremidades inferiores. Pero también puede afectar las extremidades superiores, la cara y los genitales. 
 

4

¿Cuáles son los signos y síntomas?

Hinchazón, fibres, debilidad general, fatiga, infecciones bacteriales o fúngicas.  Además, suele provocar incomodidad y vergüenza en quienes la padecen por la apariencia que adopta el miembro afectado. 
 

5

¿Por qué se produce?

Existen diversas causas. Si es el resultado de una anormalidad en el desarrollo del sistema linfático, se lo llama "linfedema primario". Al que se produce por causa de un problema adquirido (como, por ejemplo, obesidad, alguna infección, el tratamiento contra el cáncer o, incluso, un golpe), se lo denomina "linfedema secundario". 
 

6

¿Cuál es el tratamiento?

El objetivo del tratamiento es reducir el dolor físico y el sufrimiento psicológico, pero al mismo tiempo evitar que se desarrollen infecciones. Para ello, y dependiendo el caso, pueden utilizarse diversos fármacos (benzopironas, antibióticos, entre otros) y técnicas no farmacológicas, como por ejemplo el mantenimiento de una higiene adecuada, compresiones, elevación de los miembros afectados, fisioterapia, etc. En algunos casos, se puede llegar a realizar una intervención quirúrgica, ya sea para mejorar el funcionamiento del sistema linfático o para remover el exceso de fluido. 

En esta nota:

Comentarios