No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad INTERNACIONALES

Afganistán: Talibanes reprimen manifestaciones en varios puntos del país

En Asadabad, capital de la provincia oriental de Kunar, los insurgentes abrieron fuego contra grupos que marchaban ondeando la tradicional bandera negra, roja y verde, reemplazada por otra blanca con inscripciones de la fe islámica.

Comienzan a registrarse las primeras víctimas fatales | Reuters

Comienzan a registrarse las primeras víctimas fatales | Reuters

En las últimas horas y en un clima de incertidumbre generalizada, manifestantes afganos desafiaron en distintos puntos del país al régimen talibán, actividad que fue fuertemente reprimida por integrantes de la milicia radical que enfrenta crecientes desafíos a su Gobierno.

En Asadabad, capital de la provincia oriental de Kunar, los talibanes abrieron fuego contra grupos que marchaban ondeando la tradicional bandera negra, roja y verde, reemplazada por otra blanca con inscripciones de la fe islámica.

Reportando desde el lugar de los hechos, dos testigos citados por la red Al Jazeera dijeron que dos personas resultaron muertas por la represión en esa ciudad, pero este dato no fue confirmado por ninguna fuente oficial e incluso otras versiones hablaron de tres víctimas fatales.

Un episodio similar se vivió en la ciudad de Jalalabad, capital de la provincia de Nangarhar, donde los disparos talibanes hirieron a dos personas que celebraban el fin al dominio británico portando lienzos con la inscripción "Nuestra bandera es nuestra identidad".

En este sentido, un funcionario de las Naciones Unidas se pronunció sobre la grave escasez de alimentos en esta Nación de 38 millones de personas y destacó que los talibanes enfrentan los mismos problemas que el Gobierno civil al que desplazaron sin el nivel de ayuda internacional que tenía.

Este punto marca un nuevo desafío para el nuevo político y militar afgano, que busca reprimir de inmediato cualquier disidencia, pese a sus promesas de moderación desde la última vez que impusieron un Gobierno draconiano en Afganistán.

En Kabul, en tanto, una enorme caravana de automóviles y personas cerca del aeropuerto portaban pancartas tricolor, que se está convirtiendo en un símbolo de desafío a los talibán. No obstante, muchos de los allí presentes fueron disuadidos por los talibanes quienes dispararon al aire como señal de amenaza.

En la provincia de Khost, en el montañoso sureste, las autoridades islámicas instituyeron un toque de queda de 24 horas tras disolver violentamente otra protesta.

Mientras tanto, figuras de la oposición reunidas en Panjshir, la última zona del país que no está bajo el Gobierno de los talibanes, hablaron de lanzar una resistencia armada bajo la bandera de la Alianza del Norte, que se alió con Estados Unidos durante la invasión de 2001.

Hasta ahora, los talibanes no ofrecieron detalles sobre cómo liderarán, aparte de decir que se guiarán por la sharia (ley islámica) y solo se sabe que están en conversaciones con importantes funcionarios de Gobiernos afganos anteriores.

Comentarios