Actualidad Economía

Caída de 16,2% en el poder adquisitivo asalariado: ¿Qué se viene en 2019?

El número se desprende de la estadística oficial de INDEC respecto a salarios e inflación comparando entre marzo de 2018 y 2019, sin embargo la situación es peor para quienes no están registrados.

Caída de 16,2% en el poder adquisitivo asalariado: ¿Qué se viene en 2019?

Caída de 16,2% en el poder adquisitivo asalariado: ¿Qué se viene en 2019?

Por: Candelaria Botto

Según la información oficial, en marzo, en promedio, el sueldo bruto registrado con aportes jubilatorios fue de $38.884. Es decir, el sueldo bruto promedio de quienes trabajan en relación de dependencia y están registrados. 

Vale aclarar que los datos de salarios corresponden a la Remuneración Imponible de Trabajadores Estables (RIPTE) que registra el Ministerio de Producción y Trabajo. Por tratarse de sueldos brutos hay que descontar los aportes de jubilación y obra social (17%) con lo que el sueldo neto (lo que efectivamente llega a tu bolsillo) a marzo de este año se reduce de $38.884 a $32.273. Siempre hablando de trabajadores registrados.

Ahora bien, en marzo de 2018, el sueldo bruto de los asalariados registrados fue de  $28.072, lo que da un aumento del 38,5% en términos nominales. Sin embargo, si cruzamos con el dato de inflación se ve fácilmente la pérdida en términos reales. La inflación desde ese momento hasta marzo de 2019 fue del 54,7%, por lo que la pérdida del poder adquisitivo fue de 16,2% en promedio. 

Esto quiere decir que a grandes rasgos, los trabajadores asalariados tienen un sueldo hoy que compra 16,2% menos que el año pasado. Si antes compraba 100, ahora compra 84,8. Con estos datos, los asalariados registrados deberían tener un sueldo promedio de $45.630, unos $6.746 mayor.

Sin embargo, hay varias cuestiones a tener en cuenta y en Filo.News te lo explicamos para que entiendas qué pasó con tu sueldo. 

No todo aumentó igual

Lo primero a tener en cuenta es que estamos mirando la inflación promedio, es decir, veo cómo incrementaron los precios en el conjunto de la economía. Sin embargo, no todos los sectores tuvieron los mismos niveles de aumento y esto es importante porque lo que afecta el salario en términos reales tiene que ver con lo que consumen mayormente las y los trabajadores. 

Fuente:  INDEC

Los sectores que lideraron las subas son "Transporte" (67%) y "Alimentos y bebidas no alcohólicas" (64%), ambas superan por 10 puntos porcentuales al promedio general de inflación. Esto es importante por que justamente la canasta de consumo de los trabajadores se compone fuertemente de estos rubros. En este sentido, podemos inferir una pérdida de poder adquisitivo aún mayor, más cercana al 25%. 

No todos ganan igual

A su vez, no todos los trabajadores registrados cobran lo mismo. Los $38.884 son el promedio pero más de la mitad de los trabajadores registrados cobran menos de $30.500 de sueldo bruto. Son más de 3 millones de asalariados registrados que cobran cómo sueldo de bolsillo menos de $25.300.

Un ejemplo claro son los trabajadores estatales: 

Menos trabajadores

No sólo tenemos que tener en cuenta la caída en el poder adquisitivo de los salarios, es decir para cuánto me sirve el sueldo, sino que hay que sumarle la fuerte caída en el empleo asalariado registrado.

Según la secretaria de Trabajo, a febrero de este año los asalariados registrados del sector privado sumaban 6.148.700. Pero en diciembre de 2015 sumaban 6.240.133, lo cual representa 91.433 empleos menos. Hay quienes se quedaron sin trabajo y quienes dejaron de estar registrados y pasaron al sector informal (sin aportes jubilatorios ni obra social).

No todos están registrados

En nuestra economía la informalidad en el trabajo (lo que comúnmente se llama trabajo en negro) es de cerca del 35%, aunque las trabajadores llegan a niveles más cercanos al 40%. Para estos asalariados, que no cuentan con derechos laborales, los ingresos son aún menores y las actualizaciones se negocian mano a mano. 

¿Qué esperar? 

Si bien la esperanza en el discurso oficial sigue siendo el segundo semestre, la recuperación de los salarios no parece cercana. Según un informe de la consultora Ecolatina, se calcula una caída en el poder adquisitivo de los salarios del 7% para diciembre de este año.

“Si bien se activaron diversas cláusulas gatillo y de recomposición, los salarios registrados siguieron creciendo por debajo de la inflación en el primer cuatrimestre del año”. “Como resultado, la pérdida interanual de poder adquisitivo continuó en niveles similares a los del cierre de 2018”, advierte el informe.

Si nos preguntamos cuando va a comenzar a repuntar el informe aclará: “Podemos afirmar que aún en un escenario optimista, el salario real no se recuperará este año. Por lo tanto, la mejora del consumo, y en consecuencia del PBI, deberá esperar, por lo menos, hasta 2020”, concluyen los especialistas. Al parecer los salarios tienen que esperar. 

En esta nota:

Comentarios