No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad CAJA NEGRA

Caro Trippar: "Me aburro muy rápido, necesito cambiar y crear cosas nuevas"

Cosecha más de un millón de seguidores en YouTube con una consigna: desmentir esas recetas que pretenden ser las más fáciles del mundo. En esta nota se anima a descubrir que hay en su Caja Negra.

Es una de las youtubers más conocidas del país y pese a que su canal es gastronómico, afirma que la cocina no es lo suyo. Caro Trippar llega mano a mano con Julio Leiva en un nuevo episodio de Caja Negra, el segmento de entrevistas exclusivo de Filo.News.

Desembarcó en la red social hace más de siete años: cuando mostraba sus viajes o lo utilizaba como una manera de expresarse con el mundo, con sus seguidores. Sin embargo, se animó a cambiar y ahora cosecha más de un millón de seguidores desmintiendo esas recetas que pretenden ser las más fáciles del mundo.

"Yo no sé cocinar, creo que esa es la gracia de mi canal. Voy desde el lugar de poner a prueba la receta, voy a seguir los pasos del video y ver qué es lo que sale. A veces no tengo todas las cosas que tiene la persona en el video, porque siempre tienen un molde específico y trato de adaptar la receta como haría uno en su casa. Es re divertido, encontré hacer algo que realmente me gusta y a la gente le gusta ver, porque nunca sabés cómo va a terminar, ni yo sé cómo será el resultado", afirmá y se sincera al decir que los videos con más visualizaciones son aquellos en los que no tienen un "final feliz". "¿Cómo puede ser que a la gente le guste verme fracasar? Me lo tomo muy personal, quiero que me salga la receta, no quiero fracasar, pero bueno la gente se divierte y yo también", reflexiona.

"El crecimiento en mi canal fue una locura. Fue mucho de analizar los analytics en mi canal de YouTube. Subía cosas muy variadas, muy random todo. El año pasado dije de tomármelo más en serio: vamos a ver qué es lo que la gente quiere ver. Me acuerdo que los primeros diez videos más vistos en el 2018 eran todos de comida, yo cocinando y me dije que tenía que ir por ese lado. La verdad es que me daba mucho miedo, porque era transformar mi canal en un canal de cocina y ¿la gente lo va a recibir bien, me van a atacar diciendo que se suscribieron por otra cosa? Y empecé con uno, le fue re bien, hice otro, le fue bien y así se disparó el canal y me dije que tenía que seguir con esto", cuenta. y la ola creció de una manera notable, que la hizo llegar donde hoy está.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Filo.news (@filonewsok) el

"Mi canal es para aprender, ese es el lema del canal. Trato de darle una vuelta positiva, y aprendo un montón porque hay comentarios que tienen razón. Me defino como una chica a la que le gustan los cambios. Me aburro muy rápido y necesito estar cambiando todo el tiempo y creando cosas nuevas. Si no me aburro yo, no solo mi audiencia", reconoce.

"La separación de mis padres me marcó para siempre"

"Es una de las etapas más oscuras de mi vida, no solo la separación, sino todo lo que llevó eso. Me marcó muchísimo, tuve que crecer muy rápido. Tenía 10 años, pero no fue la separación, que me daba igual, se llevaban muy mal y yo misma de chica entendía que iban a estar mejor separados. No se llevaban bien, no tenían que estar juntos. Yo aceptaba la separación, pero significó que mi papá formó otra familia, yo no me llevaba bien con su nueva mujer, y mi mamá no la pasó bien. Fue una etapa muy dura. Hoy me sigo llevando mal con la mujer de mi papá, son cosas que nunca se superan. La separación de mis padres me marcó para siempre. Queda en el pasado, una etapa, pero cuando uno es grande trata de desvincularse de ciertas personas", cuenta.

"Me costó mucho perdonar a mi viejo, muchísimo. El año pasado tuve una pelea muy grande con él, al punto que lo bloqueé del celular durante tres meses. Yo comparto mucho en mi canal de youtube, pero mi familia tiene muchos dramas, somos como los Kardashian. Todo es muy dramático. Tengo una relación con mi papá, lo quiero mucho, aprendí a perdonarlo, eso sí porque de grande entendí que mi papá es el que me tendría que haber defendido de muchas situaciones y yo le echaba la culpa a la mujer de él, pero era él quien tenía que haberse puesto ahí. Pero cuanto más grande soy, entiendo que las cosas no son fáciles. Lo perdoné y ahora tenemos una relación tranquila", añade.

"La verdad es que económicamente, mi familia siempre estuvo bien, eso es algo que tengo que agradecer, nunca tuvimos ningún problema económico, pero sí tuvimos nuestros problemas a nivel familiar. Ahí te das cuenta cuando la plata no te da felicidad ni lo hace todo, lo viví en carne propia. Soy muy afortunada, porque pude dedicarme a lo que quiero hacer realmente y jugarme por lo que quiero y no meterme en un trabajo esclavizante porque necesito el dinero. Eso lo agarré a mi favor y aproveché todas las oportunidades que tuve", asegura.

Viajes

Cuenta que a Disney fue varias veces. "La primera vez fui con mi mamá y papá y cuando se separaron, volví una vez con mi mamá, y después con mi papá. Después se convirtió en una competencia a ver quién nos llevaba más a Disney, te lo juro. Es muy lindo, pero fuimos un montón de veces", se sincera.

A Sudáfrica fue de viaje de egresados, y aunque afirma que se trató de una experiencia inigualable le quedó ese no sé qué de no haber ido a Bariloche. 

Caro Trippar en Caja Negra

"Fui a un colegio que se llama ‘De Todos los santos”. Apenas arranqué el colegio, todos se iban a Sudáfrica, no es que vos elegías o nos encaprichamos como curso en ir ahí. Lo decidía la directora. Es muy lindo la verdad, es un lugar al que nunca hubiera ido pero es hermoso y fue una buena decisión. Siento que me perdí algo por no ir a Bariloche, porque es algo que tenés que hacer. Fuimos a un safari, pero la noche anterior, como es un viaje de egresados, te sacan a bailar todas las noches. El safari arrancaba a las 6 de la mañana. Todas las fotos del safari estamos nosotros durmiendo, no podíamos más", cuenta con humor.

Vida en Londres

"De chica mi sueño era irme a vivir a Nueva York. Pero son esas fantasías que de chica la ves de una manera hasta que te das cuenta con la realidad de lo que sale vivir ahí, que me iba a costar muchísimo conseguir un trabajo allá para poder vivir razonablemente bien, no es todo tan fácil como parece. Siempre me quise ir a vivir afuera, mi novio lo sabía y antes de venir acá a Cheltenham, nos fuimos juntos a vivir a Londres durante 4 meses. Ahorré un montón de plata, trabajé en la feria americana de mi mamá como vendedora, guardé todo lo que pude, mi novio ahorró de su trabajo y nos fuimos a Londres. Nos gustó mucho. Volvimos a Argentina y él empezó a buscar trabajo como para poder mudarnos a Inglaterra, pensando en ir a Londres, no que íbamos a terminar en un pueblito. Las cosas se fueron, dando, él consiguió el trabajo, me preguntó si quiere irme con él y le dije que sí obviamente. Él consiguió el trabajo para un pueblito, entonces no era el mismo plan inicial, pero la idea era siempre irnos juntos también para venir a Europa y poder viajar, nos gusta mucho. Desde acá para viajar a otros lados es mucho más fácil y accesible. Y lo hicimos", relata.

"Cuando llegué a Inglaterra, mi novio tenía su trabajo. Al mudarse, él ya tenía su círculo de amigos del trabajo, y yo durante meses la única persona que veía era mi novio y necesitaba conseguirme un trabajo por salud mental, porque necesito mi economía propia. Busqué y estaban buscan en una agencia de turismo gente que hablara español también y eso me vino muy a favor. Fui a la entrevista, no tenía experiencia de nada, nunca había trabajado en turismo, y quedé. Yo no sabía en lo que me estaba metiendo, después me entero que esta agencia reserva viajes para gente millonaria, pero millonaria a nivel que gastan U$S150.000 en una semana. Veía la plata que iba y no entendía, aviones privados, chefs privados, no se quedan en un hotel, se quedan en una ‘villa’, una casa enorme. Nunca vi tanta plata en mi vida, es una locura, es un mundo que desconocía completamente. Hoy estoy en Londres, me mudé hace un mes y medio", afirma, y muestra la vista desde la ventana.

Caro Trippar en Caja Negra

"De chica iba mucho a la psicóloga y siempre me decía que me quería ir de Argentina porque sentía que tal vez 'si te vas te estás escapando de toda la porquería que te pasó', y es como que en otro país no hay nada y no tenés familiares ni problemas. Pero nunca me sentí cómoda en Argentina, de hecho amo a mi familia, los extraño un montón y todos los años voy a Argentina un montón de tiempo para verlos. Soy muy familiar, me gusta estar en familia y es lo que más me cuesta de vivir afuera", señala.

"Es una locura donde vivo, ni yo lo puedo creer. Estoy trabajando y tengo esta vista de fondo, veo los barquitos pasar todo el tiempo y no me acostumbro todavía. Espero no acostumbrarme nunca", expresa y reconoce que no hay planes de hijos hasta el momento.

"Estoy descubriendo una faceta mía que no conocía: disfruto mucho cocinar"

"Por ahora no hay intención en cambiar mi contenido de cocina, porque lo estoy disfrutando mucho, descubriendo una faceta mía que no conocía que es que disfruto mucho cocinar. Por ejemplo, no me pasaba esto con los videos de maquillaje, hacía estos videos porque todo el mundo hacía videos de maquillaje. No me pasa lo mismo con cocina, por eso subo más contenido ahora, porque quiero hacer tantas recetas que no me alcanza la vida. Sí voy variando, para mí el canal es de comida, no de cocinar. A veces hago videos probando cosas que sugiere Google o probando comidas en viajes, pero todo relacionado a comidas", menciona.

Julio Leiva en Caja Negra

Sobre el pánico y la ansiedad

"Es algo que hasta el día de hoy me acompaña, muchísimo. Tuve que cambiar hábitos, cosas pequeñas pero que me ayudan, como dejar de tomar cosas con cafeína, al punto que compro Coca descafeinada. Me di cuenta que soy muy sensible y me da mucha ansiedad. La última vez que fui a Argentina terminé obviamente yendo al médico y me dijeron que no tenía porqué pasar por esto. Empecé sesiones con un psicólogo y me dio una pastilla para un caso extremo. Estoy en contra de las pastillas, me da ansiedad tomar pastillas, tener la pastilla me da tranquilidad cuando estoy afuera pero siempre que me viene la ansiedad me da miedo tomarla. Trato de estar tranquila, decirme ‘no te vas a morir, no te estás muriendo’. Me hablo a mí misma y me trato de calmar", se repite para relajarse.

Hacia el final de la entrevista se abre la caja. Comienza un desafío inesperado. Semana a semana una figura se someterá al living para dialogar y reflexionar. Y vos, ¿te animás a recordar qué momento hizo un click en tu vida?

En esta nota:

Comentarios