No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad SAN LUIS

Cerró la fábrica de "Bombucha" y los preservativos "Exotic" y "Camaleón"

La planta de Cidal cerró sus puertas en la provincia de San Luis por la caída de la demanda y despidió a 65 trabajadores.

Cerró la fábrica de "Bombucha" y los preservativos "Exotic" y "Camaleón"

Cerró la fábrica de "Bombucha" y los preservativos "Exotic" y "Camaleón"

Cidal es una empresa nacional, con origen en Santa Fe, donde aún está su administración, que fabrica productos de látex, tales como bombitas de agua "Bombucha", globos de cotillón "Ronda" y preservativos de marcas acreditadas, entre ellas la propia, "Exotic" además de "Camaleón".

Empezó a funcionar en 1953 y exportaba a países de América latina, con certificaciones de calidad. La fábrica venía con problemas "desde hace tiempo": adeuda salarios, quincenas, aguinaldos, aportes jubilatorios y ART a los trabajadores, y este año dejó de comprar insumos para producir, según uno de los trabajadores. 

La planta de Cidal ubicada en San Luis (desde 1984) cerró sus puertas y 65 empleados perderán sus puestos de trabajo. Diego Acordeón, vocero de los trabajadores, confirmó a Télam que la decisión fue comunicada por los accionistas de la empresa a los trabajadores quienes decidieron tomar la planta en resguardo de las fuentes de trabajo. 

"No producimos porque no tenemos casi materia prima, y en el caso del látex, que es importado, la empresa no pudo hacer la compra", aclaró.

El jueves los trabajadores se reunirán otra vez con los accionistas, para continuar las negociaciones e intentar llegar a un acuerdo por las indemnizaciones y pagos atrasados.

Diego Olguín, empleado de la planta, explicó que la empresa fue golpeada por el derrumbe de ventas tanto de Bombucha como de globos de látex y señaló que también sufrió el impacto de la caída de licitaciones de preservativos por parte del ministerio de Salud de la Nación.

Comentarios