No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad SALUD MENTAL

Declaró el policía que le disparó a Chano: "Tuve que hacerlo para salvar mi propia vida"

El oficial Facundo Amendolara sostuvo que "si no actuaba, iba a morir por el desaforado ataque". No tuve más remedio".

Declaró el policía que le disparó a Chano: "Tuve que hacerlo para salvar mi propia vida"

Declaró el policía que le disparó a Chano: "Tuve que hacerlo para salvar mi propia vida"

A un año de la noche del 25 de julio de 2021, cuando el artista Santiago "Chano" Moreno Charpentier sufrió un "cuadro de excitación psicomotriz" en su casa de Exaltación de la Cruz, declaró Facundo Amendolara, el policía que le disparó.

"No era mi intención agredir ni lesionar a Santiago Charpentier. Tuve que hacerlo para salvar mi propia integridad física, para salvar mi propia vida. Si no actuaba, iba a morir por el desaforado ataque. No tuve más remedio", sostuvo el oficial mediante un escrito que presentó esta mañana ante el titular de la Unidad Funcional de Instrucción 2 de Campana, Alejandro Irigoyen; de acuerdo a lo consignado por Télam.

"Cuando estuvo aproximadamente a un metro y medio de distancia, ya a punto de alcanzarme con la cuchilla, le disparé como último remedio para salvar mi integridad física", declaró Facundo Amendolara, el policía que le disparó a Chano.

Ante esto, el abogado defensor del oficial, Fernando Soto, solicitó que esa declaración sea incorporada como indagatoria y pidió nuevamente el sobreseimiento, luego de que el juez de Garantías 2 de Campana, Julio Grassi, rechazara este pedido en mayo pasado. En la causa la que se lo imputa por el delito de "lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego y por ser funcionario policial".

En la declaración de Amendolara, detalla cómo se dieron los hechos de hace un año, cuando asistió a la vivienda de Chano, acompañado por los oficiales Vanesa Janette Flores y Mariano Andrés Giaggio, quien habló con el músico no sólo por teléfono sino una vez llegados al lugar para "intentar tranquilizarlo".

"Habló con él un largo rato, no solo por teléfono, sino también a viva voz las veces que lo veíamos salir al jardín. Hacíamos todo lo posible para evitar actuar directamente. Chano nos decía constantemente que no quería ver a nadie y nos decía que nos fuéramos todos", declaró el policía.

A continuación, señala que en un momento Marina Charpentier, la madre del músico "ingresó a la casa sin autorización policial", producto de la "desesperación del momento".

Declaró el policía que le disparó a Chano: "Tuve que hacerlo para salvar mi propia vida"

"Dado el enorme peligro que ello representaba, inmediatamente detrás de ella también nosotros ingresamos al inmueble. En ese momento Flores escuchó cómo se abría un cajón en la cocina de la casa, percibiendo claramente el ruido de cubiertos cuando chocan entre sí, por lo que presumió que iba a sacar un cuchillo", sostuvo.

"Giaggio pudo correr y alcanzar la puerta de salida del terreno. En ese momento, Chano comenzó a caminar hacia donde estaba Flores, que le pedía que baje el cuchillo mientras desenfundaba su arma reglamentaria. Yo había quedado alejado y solo, entre el cantero y el ligustro perimetral, por lo que no podía acceder a la salida donde estaba Charpentier", continuó.

Amendolara sostuvo que en ese momento cuando el cantante lo vio solo, se le acercó "empuñando en alto la cuchilla". "Comencé a retroceder rápidamente sin sacarle la mirada mientras desenfundaba mi arma reglamentaria, cuidando no caerme mientras corría hacia atrás, pero "Chano" cada vez se me acercaba más. Cuando estuvo aproximadamente a un metro y medio de distancia, ya a punto de alcanzarme con la cuchilla, le disparé como último remedio para salvar mi integridad física", relató.

"Lo único que tenía para defenderme era mi arma reglamentaria, ya que no disponía de ningún arma alternativa al arma de fuego, y si no obraba, iba a ser ciertamente gravemente herido o directamente iba a morir por el desaforado ataque. No tuve más remedio. Cumplí con mi Deber. Obré en mi legítima defensa", concluye el comunicado.

Si estás atravesando o conocés a alguien en situación de adicción, podés comunicarte con la línea gratuita 141, o de manera virtual. Asistencia anónima y en todo el país durante las 24 horas, todos los días de año.

Comentarios