No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad VIDEO

"Derecho al aborto": así fue la segunda charla organizada por Filo.News

Tres referentes feministas hablaron sobre la legalización del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo. ESI, libertades individuales, el aborto en las villas y la octava presentación en el Congreso, ejes de la nueva charla para lectores de Filo.News.

Paula Giménez, Femigangsta y Diana Maffía en la segunda charla de Filo,News

Paula Giménez, Femigangsta y Diana Maffía en la segunda charla de Filo,News

Por: Antonella Morello

En Argentina se realizan entre 350 mil y 500 mil abortos clandestinos por año. Es una realidad y es sabido que no dejará de existir. Mientras que las mujeres se organizan en las calles en pedido de igualdad y solidaridad, en el Congreso se cierran listas y las elecciones empantana el terreno del debate. 

Luego de que el Senado rechazara el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo lo único que fue modificado fue el incremento de mujeres obligadas a parir, incluso, de niñas que fueron violadas como fue el caso de Jujuy y Tucumán. Ninguna reglamentación del Estado, ninguna medida preventiva fue aplicada, como se propuso meses atrás.

Este año, el 28 de mayo las mujeres volvieron vestidas de verde al Congreso para presentar el proyecto de ley por octava vez, para que legisladores y legisladoras reflexionen sobre la importancia de este derecho que nos atraviesa a todos y todas.

El aborto es ¿un tema de soberanía con nuestro propio cuerpo? ¿De clases sociales? ¿Es solidaridad? ¿Es el camino para que dejen de morir mujeres a las que el Estado les da la espalda? En este sentido, tres importantes referentes del feminismo y la lucha por la igualdad de género debatieron sobre la importancia de que el aborto sea legal, seguro y gratuito en la segunda charla de Filo.News.

Diana Maffía, una de las invitadas para la charla sobre "Derecho al Aborto".

Diana Maffía (Doctora en filosofía, docente, autora y  directora del Observatorio de Género en la Justicia dependiente del Consejo de la Magistratura), Agnes Simon"Femigangsta" (abogada) y Jésica Azcurraire (referente del Frente de Género de La Poderosa) dialogaron moderadas por la responsable de género en Filo.News, Paula Giménez.

"Es de tal crueldad el ensañamiento contra las mujeres que el amor por el feto cuando nace se termina", sostuvo Maffía sobre la violencia patriarcal que sufren las mujeres que quieren (y mueren por) realizarse un aborto en la Argentina y sobre el abandono del Estado cuando ese hijo nace.

"Ser mujer o tener alguna disidencia sexual nos hace mas difícil la apropiación del saber sobre nuestro cuerpo. La educación sexual nos da esa apropiación (...). La ESI te da seguridad sobre la percepción de tu propia identidad y en los modos de vincularte. Por algo ha tenido las objeciones que tiene", consideró la filósofa.

A lo que Femigangsta añadió: "La verdadera libertad está en conocer nuestros cuerpos (...). Es necesario que la ESI llegue a todos lados y es la que va a resolver la situación que vive la mujer hoy en día. Más que necesario es fundamental".

Jésica Azcurraire se sometió a un aborto clandestino, pasó por su cuerpo la lucha de tantas mujeres. Hoy sus convicciones no son un mero relato, experimentó el dolor y la ausencia de un Estado que nunca la acompañó. "Soy una sobreviviente de un aborto clandestino. Fui sola a un hospital, y entiendo la situación, necesitás esa contención, ese abrazo. Si yo hubiese tenido una casa de disidencias en mi territorio hubiese sido mucho menos pesado", contó.

"Merecemos que esté presente el Estado. Las mujeres hemos hecho redes para socorrer a otras mujeres pero no es justo (...) el Estado no sólo no está para abortar, no está tampoco para garantizarme que sigo con el embarazo y voy a tener seguridad con esa criatura", consideró Maffía.

Para Femigangsta, es el Estado quien debe garantizar que haya especialistas capacitados para realizar abortos en los hospitales. Maffía añade: "No es justo que tenga que transcurrir de manera clandestina. Lo justo es que las instituciones estatales estén al servicio de la ciudadanía (...) Necesitamos que nos reconozcan el derecho a la ciudadanía y eso ni está ocurriendo".

La segunda de charla de Filo tuvo como escenario una vez más a Berlina Vorterix, en Colegiales.

"Es importante el rol que tenemos en los barrios, que podamos discutir de esto (...) estamos preparadas para estar en el centro de esta discusión (...). El pañuelo verde me lo regaló mi mamá, yo tengo 16 hermanos y hermanas, por eso es importante llevar esta lucha", opinó Jésica.

La compañera del Frente de Géneros de La Poderosa explicó que realizan un acompañamiento 24/7 por semana en los barrios. "Nunca hay una villera debatiendo sobre el aborto en el Congreso, queremos poder abrir el debate, porque son nuestros cuerpos los que vienen sufriendo la violencia, discutir debate en carne propia", sostuvo.

Para Diana Maffía entre los feminismos jóvenes y populares existe una gran apertura a temas. "No es solamente el pañuelo en la mochila, hay mucha claridad", afirmó y consideró "extraordinario" el movimiento feminista en el país.

En este sentido, las redes sociales han facilitado la comunicación, la llegada de diversos mensajes a todo tipo de usuarios. Allí, Femigangsta es una referente. "Tienen potencial transformador pero es importante vernos cara a cara y discutir ahí. En redes sociales muchas veces se corre el foco de valores", mencionó.

Para cerrar, Maffía habló sobre la octava presentación del proyecto en el Congreso. "Si hay algo que no faltó es constancia. El escenario político que viene es un escenario de renovación legislativa, donde se quedan más antiderechos. Tenemos que tener mucho cuidado, porque el escenario queda en peor situación, hay que estar muy consciente de cómo voto cada quien y las posiciones (...) yo no creo que este año se ponga en discusión, pero el año que viene tenemos que llegar (...). Tenemos que ser conscientes: si una mujer está poniendo en riesgo su vida cuál es el peso, el dolor que le propone seguir ese embarazo, si la alternativa que está eligiendo es abortar. No hay dimensión para un señor sentado en una banca o en un vaticano; no se trata de matar a alguien, sino de no dar vida a alguien (...). No hay confianza en nosotras como sujetos políticos", concluyó ante la ovación de los presentes.

En esta nota:

Comentarios