No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

Día Internacional para la Preservación de la Capa de Ozono: ¿cómo ayudamos al medio ambiente?

Esta efeméride fue creada en 1994 por la ONU con el fin de proteger y salvar la capa de ozono que está siendo destruida por el calentamiento global.

Día Internacional para la Preservación de la Capa de Ozono: ¿cómo ayudamos al medio ambiente?

Día Internacional para la Preservación de la Capa de Ozono: ¿cómo ayudamos al medio ambiente?

En 1994 la Asamblea General de las Naciones Unidas, en la Resolución 49/114, "proclamó el 16 de septiembre Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, en conmemoración del día en que en 2003 se firmó el Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono", que se celebrará a partir de 1995. 

Pero ¿Qué es la capa de Ozono y por qué está en peligro? 

La capa de ozono es una franja de gas muy frágil que protege la vida en el planeta, de los efectos nocivos de los rayos ultravioletas que  se desprenden del sol  y que está en peligro por el uso que se hizo durante años de determinados productos químicos.

La fórmula química del ozono es O3. El ozono se encuentra en su mayor parte en la parte superior de la atmósfera, entre 10 y 40 Km. sobre la superficie terrestre, en la zona de la estratosfera y se encarga, entre otras cosas, de absorber gran parte de la radiación ultravioleta del Sol, que es dañina para la vida.

Para ello en 1985 se creó un acuerdo medioambiental multilateral, que se firmó en una convención en Viena y entró en vigor en 1988.

En términos de universalidad, es uno de los tratados más exitosos de todos los tiempos, habiendo sido ratificado por 197 estados (todos los miembros de Naciones Unidas, así como la Santa Sede, Niue y las Islas Cook) además de la Unión Europea.

¿De qué se trata este convenio? 

En los años 80 existían en el mercado numerosos productos de uso común que contenían sustancias muy nocivas para el ozono, de forma que se redujo considerablemente la capa de ozono en la Tierra. Los más conocidas son los CFC (clorofluorocarbonos) y los HCFC (hidroclorofluorocarbonos).

En 1985 la comunidad internacional hizo un esfuerzo por terminar con estos productos químicos que ponían en peligro la vida en la Tierra.  Y este esfuerzo se materializó en el Convenio de Viena sobre la protección de la capa de ozono. 

¿Cómo podemos ayudar al medio ambiente? 

  • Ahorrando agua
  • Separando la basura 
  • Administrá y reciclá el papel
  • Utilizando el trasporte público, o caminar para hacer trayectos cortos, disminuyendo la cantidad de vehículos que desprenden gases nocivos para el medio ambiente
  • Utilizar lámparitas de bajo consumo
  • No dejar electrodomésticos enchufados
  • Moderá el uso de la calefacción y el aire acondicionado
  • Disminuir la utilización del plástico
  • No arrojando basura al mar, río, playas o lugares públicos

Esperanza a futuro

Gracias a la cooperación internacional, por más de tres décadas se  ha logrado recuperar entre un 1 y un 3% de ozono por cada década desde el año 2000. 

Se espera que el ozono se recupere por completo en el hemisferio norte para el año 2030. Mientras en el hemisferio sur la recuperación completa llegará en 2050. Y diez años después en las regiones polares.

Comentarios