No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad INTERNACIONALES

EE.UU: Alexandria Ocasio-Cortez celebra sus 32 años de edad

Con planteos como el nuevo acuerdo verde, la prevención en los préstamos hipotecarios y un mayor control en el acceso a armas, los algo más de dos años de AOC en el Capitolio evidencian una agenda propia a sus raíces.

AOC es una referente de la clase política de EE.UU. | Reuters

AOC es una referente de la clase política de EE.UU. | Reuters

Alexandria Ocasio-Cortez, la congresista más joven en la historia de los Estados Unidos, celebra en esta jornada sus 32 años, 4 menos de los 36 que el hoy presidente Biden desempeñó en su cargo como senador.

Alexandria es nacida y criada en el Bronx, uno de los distritos más pesados del estado de Nueva York, es hija de Blanca y Sergio, un matrimonio con raíces puertorriqueñas y transitó toda su vida como parte de lo que ella misma define como la clase trabajadora norteamericana

Tras finalizar sus estudios secundarios en el Instituto Nacional Hispano, Ocasio-Cortez llega a la universidad de Boston becada, donde sería pasante del por entonces senador Ted Kennedy, quien hasta su muerte en 2009 fue para muchos la puerta de entrada a los sectores más progresistas del partido demócrata.

Graduada con honores en Relaciones Internacionales y Economía, Alexandria regresó a Nueva York donde a la muerte de su padre se sumó la amenaza de ejecución de la hipoteca, algo que llevó a la graduada a postergar sus primeros pasos en la política para trabajar como camarera.

Algo que no duraría mucho porque la llegada de Trump a la Casa Blanca y la necesidad de generar un cambio desde adentro llevó a Ocasio-Cortez a desafiar los 20 años en el cargo del congresista Joseph Crowley por el distrito 14 de Nueva York, algo que relata bastante bien el documental realizado por Netflix, Knock down the house

Esta decisión toma lugar después de que se ofreciera como voluntaria para la campaña primaria demócrata presidencial de 2016 del senador Bernie Sanders y finalmente con algo más de 152.000 votos Alexandria ganó la elección y el 3 de enero del 2019, con tan solo 29 años, se convirtió en la congresista más joven en la historia de los Estados Unidos, cargo que ocupará en principio hasta 2023. 

Lo sugerido en campaña hizo de este tiempo en la Cámara de Representantes un diferencial que en buena parte es su principal capital político. Un manejo comunicacional único y una oratoria que además de millones de seguidores y reproducciones, incomoda a muchos de los históricos de la política norteamericana e incluso le puede llegar a hacer pasar un mal momento incluso a Mark Zuckerberg. 

Con planteos como el nuevo acuerdo verde, la prevención en los préstamos hipotecarios y un mayor control en el acceso a armas, los algo más de dos años de Ocasio-Cortez en el Capitolio evidencian una agenda propia a sus raíces y en muchos casos no tan cercana a los valores del establishment demócrata, algo que en muchas veces cuestionó su pertenencia a este espacio partidario.

Y si la oratoria, su forma de comunicarse y las leyes aprobadas o promovidas son su punto a favor, en contra tiene precisamente esto, que el título de socialista en Estados Unidos, además de lo laxo que puede llegar a ser, es algo así como una condena.

Originalmente, Ocasio-Cortez es parte de Socialistas Democráticos de América, una agrupación política que si bien no es un partido, elige participar por dentro de los Demócratas a pesar de ser muy críticos con las medidas económicas de este espacio. 

La realidad es que la ahora facción progresista demócrata que lidera Alexandria es pobre en participantes pero rica en ideas y audiencia, algo que para llegar al Congreso puede haber sido clave, pero que de cara a un futuro más auspicioso también significa negociar y muchas veces, ceder.

Comentarios