Ir al contenido
Logo
Actualidad

El Gobierno presentó el proyecto para la baja en la edad de imputabilidad

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, acompañada por Germán Garavano y Ricardo Gil Lavedra, dio a conocer la disposición que buscarán modificar la edad de imputabilidad a los 15 años de prisión.

El Gobierno presentó el proyecto para la baja en la edad de imputabilidad
La iniciativa presentada cuenta con más de 100 artículos y se propone disponer de un espacio dentro de la Justicia que se encargue de este área específicamente.

Con el propósito de que la “mano justa” (y no “mano dura”, Durán Barba tip) y la agenda de seguridad marquen el pulso del 2019, Cambiemos presentó en las últimas horas el anteproyecto que buscará reducir la edad de imputabilidad en menores.

El anuncio fue encabezado por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, el ministro de Justicia, Germán Garavano y el coordinador general de la comisión Justicia 2020, Ricardo Gil Lavedra.

Lo cierto es que el proyecto del nuevo régimen penal juvenil ya había sido anunciado durante el año 2017 por el ministro de Justicia, Germán Garavano. No obstante, en las últimas horas, el oficialismo llevó a la práctica sus intenciones de enviar un proyecto de ley para bajar la edad de imputabilidad.

El proyecto y los criterios por edad

Aquellos delitos cometidos por adolescentes mayores a 15 años y menores de 18, serán reprimidos con una pena máxima de 15 años.

A los 15 años: serán imputables únicamente por delitos considerados graves, como homicidios, violaciones, lesiones gravísimas, secuestros extorsivos y robos con armas de fuego. Los adolescentes que reciban una condena de prisión, no compartirán celdas con adultos.

Entre los 16 y los 18 años: serán imputables siempre y cuando no se trate de un delito cuya pena máxima de prisión es igual o menor a tres años. Los adolescentes podrán ir a la cárcel cuando cometan un hecho reprimido en el Código Penal con una pena máxima igual o mayor a diez años.

Menores de 15 años (inimputables): para quienes cometan delitos reprimidos con penas de hasta 10 por el Código Penal, habrá un programa de asistencia a través de la intervención de equipos interdisciplinarios (integrados por médicos, psicólogos, psicopedagogos, docentes, especialistas en adicciones y trabajadores sociales) para acompañar a los chicos y evitar que continúen desarrollándose en torno al delito.

La iniciativa presentada cuenta con más de 100 artículos y se propone disponer de un espacio dentro de la Justicia que se encargue de este área específicamente.

De esta manera, se buscará “abordar los problemas desde una perspectiva multidisciplinaria y restaurativa; fomentar en el niño o el adolescente el sentido de la responsabilidad por sus actos; y procurar la integración social de los jóvenes e involucrar activamente a las víctimas”.