No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad INTERNACIONALES

Elecciones en Ecuador: Lasso y Arauz disputan la Presidencia en un final cerrado

En un contexto complejo tanto desde lo económico como social, este domingo 11 de abril algo más de 13.000.000 de ecuatorianos decidirán su próximo jefe de Estado. 

Ecuador define presidente en un final cerrado | Foto: Reuters

Ecuador define presidente en un final cerrado | Foto: Reuters

En sintonía con las elecciones generales que van a tener lugar en el Perú, este domingo 11 de abril la República del Ecuador elige presidente en el marco del ballotage entre Andrés Arauz (36) y Guillermo Lasso (65).

Vale recordar que con 10.616.263, es decir, una participación del 80.99%, Arauz ganó cómodamente la elección general que tuvo lugar el 7 de febrero con 3.033.791 de votos (32.72 %), en tanto que Lasso entró por la ventana con 1.830.172 (19.74 %), apenas 30.000 votos más que Yaku Pérez. 

En esa jornada se constituyó además la Asamblea Nacional en la que Unión por la Esperanza, el espacio de Arauz, obtuvo 49 escaños de los 137, pero quedó lejos de los 70 necesarios para la mayoría. Con este antecedente es que se presentan dos candidatos y algo similar a dos modelos de país antagónicos. 

Andrés Arauz, candidato a presidente del Ecuador | Reuters

Lasso, banquero, perdedor del ballotage del año 2017 frente a Lenín Moreno y representante de un modelo empresarial crítico al correísmo y su atrofia estatal, busca desde la reducción de impuestos, la inversión extranjera, y el petróleo y la minería como motores económicos, recomponer la imagen de Ecuador ante el sistema internacional. 

Por su parte Andrés Aráuz, economista, ex funcionario nacional y quien con 36 años se presenta como el delfín de Rafael Correa y el posible presidente más joven del Ecuador y la región (recordemos por caso el presidente de El Salvador, Nayib Bukele tiene 39). 

"Los partidos políticos han cedido otro rol, el de ser intermediarios entre las apetencias de los electores y el régimen en turno, y eso es falta grave. No están conectados con las necesidades de su potencial electorado", sentenció una nota editorial del diario El Expreso, a comienzos de marzo pasado.

Esto se reflejó en la gran cantidad de candidatos que hubo en el llamado electoral de febrero (16) y se presenta como un escenario más de incertidumbre en el marco de una economía castigada por la pandemia. 

Guillermo Lasso, candidato a presidente del Ecuador | Reuters

Cualquiera de los que gane el desempate en las urnas este 11 de abril, va a recibir un país con la pandemia del Covid-19 y los efectos que ha tenido en la economía del país, como principal punto a atender. 

La pandemia afectó duramente a Ecuador. Primero de una forma visible, cuando en marzo, en la primera ola de Covid-19 que asoló al mundo, las imágenes de Guayaquil, con fallecidos en las calles por la saturación de hospitales y cementerios, ejemplificaban el descontrol causado por esta enfermedad. 

Además, el plan de vacunación nacional sigue sin avanzar (hay 283.000 vacunas para un país de 17.000.000 de habitantes) a un ritmo lo suficientemente ágil para garantizar una recuperación inmediata de la actividad productiva.

Comentarios