No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad POLÍTICA

Finocchiaro marcó que en La Matanza la gente tiene "el Síndrome de Estocolmo"

El ministro en Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, así como candidato a Intendente por ese distrito, se refirió a los resultados de las elecciones primarias. 

El ministro sostuvo que en la Argentina comenzó el momento de la clase media

El ministro sostuvo que en la Argentina comenzó el momento de la clase media

Tras la dura derrota electoral sufrida el pasado 11 de agosto en el marco de las elecciones primarias y a raíz del conflicto docente que hace 10 diez semanas atraviesa la provincia de Chubut, el titular de Educación, Alejandro Finocchiaro, se refirió a estos puntos. 

En diálogo con LN+, el ministro partió por marcar que en el caso de la provincia gobernada por Mariano Arcioni, el Ejecutivo con Rogelio Frigerio a la cabeza, ya realizó los giros requeridos. 

El Gobierno se comprometió a girar adelantos para que el gobernador pagase, eso fue girado. Entiendo que el ministro Frigerio sigue hablando con la Provincia y esperamos que se solucione lo antes posible. Nosotros tenemos a nuestros equipos pedagógicos listos para ayudar”, precisó. 

De igual manera, afirmando que “el Estado no tiene bolsillo de payaso”, criticó el paro de un gremio en la Universidad de Buenos Aires, considerando que “hoy el paro es la primera instancia. Hemos visto hasta paros preventivos”.

Consultado por los resultados electorales de las últimas primarias, Finocchiaro reiteró que lograron “trabajar cuidando a los argentinos. Se han tomado medidas tendientes a demostrarle a la clase medio que hemos escuchado el resultado de las urnas. Estuvimos muy enfrascados en solucionar las causas estructurales que impiden que la Argentina crezca”. 

Empezó en la Argentina el momento de la clase media, porque a fin de año van a estar todas las condiciones para crecer”, precisó. 

En esta línea, argumentó que la longevidad del peronismo en La Matanza responde a que “la gente se acostumbró a la resignación, y porque los que gobiernan hace 36 años hicieron todo lo posible para mantener pobre a La Matanza, para que la gente sienta eso que se llama el Síndrome de Estocolmo, al final me termino identificando con el que me tiene prisionero”.

“Por primera vez mostramos como está verdaderamente La Matanza, mostramos la deuda social. Hay gente que adhiere, pero yo creo que hubo un voto que tuvo que ver con decirnos a nosotros que nos despertemos, que estábamos subestimando el sacrificio de la clase media y por eso estoy convencido de que vamos a ir a un balotaje”, cerró. 

Comentarios