No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad

Francisco prometió que "llevará a la Justicia a los abusadores"

El papa anunció medidas para "erradicar la brutalidad" de la pederastía por parte de sacerdotes. Lo hizo al cerrar la cumbre contra los abusos en la Iglesia. Decepción de algunas víctimas.

"Ante el misterio del mal, proteger a los pequeños de los lobos voraces", dijo el Papa

"Ante el misterio del mal, proteger a los pequeños de los lobos voraces", dijo el Papa

Al hablar ante los 190 asistentes a de la "histórica cumbre", el papa sostuvo que la "plaga" de los abusos es "un problema universal y transversal que desgraciadamente se verifica en casi todas partes".

Francisco reconoció que "se debe no solo intentar limitar los gravísimos abusos con medidas disciplinares y procesos civiles y canónicos, sino también afrontar con decisión el fenómeno tanto dentro como fuera de la Iglesia". 

"Debemos ser claros: la universalidad de esta plaga, a la vez que confirma su gravedad en nuestras sociedades, no disminuye su monstruosidad dentro de la Iglesia. La inhumanidad del fenómeno a escala mundial es todavía más grave y más escandalosa en la Iglesia, porque contrasta con su autoridad moral y su credibilidad ética".

Algunas víctimas sienten que Francisco, una vez más, les dio la espalda

El papa lanzó hoy una serie de medidas para "erradicar la brutalidad" de la pederastía por parte de sacerdotes, al subrayar que "el objetivo de la Iglesia será escuchar, tutelar, proteger y cuidar a los menores abusados, explotados y olvidados, allí donde se encuentren"

Durante su mensaje, en la sala Regia del Vaticano, el Sumo Pontífice mencionó, entre otras medidas, mejorar la formación de sacerdotes, escuchar a las víctimas y actuar frente al turismo sexual.

"La Iglesia no se cansará de hacer todo lo necesario para llevar ante la justicia a cualquiera que haya cometido tales crímenes".

Sin embargo, no especificó si eso significa implantar la obligatoriedad global de trasladar a la justicia ordinaria todos los casos. 

Decepción de las víctimas

Algunos denunciantes y víctimas de abusos se mostraron decepcionados tras escuchar el discurso del papa Francisco. Miguel Hurtado, vocero de la asociación española Infancia Robada, sostuvo que se trata de “una bofetada a las víctimas".

Consultado por el diario El País, explicó que "es un discurso que se pasa la mitad del tiempo hablando de lo que sucede fuera de la Iglesia. Evade la responsabilidad. Cuando habla de la Iglesia, habla del Diablo, como si la víctima fuera la Iglesia. El Diablo son los obispos que han encubierto los abusos".

"La estructura de poder vaticana ha preferido defenderse a si misma que proteger a los menores. Ni siquiera habla de rendición de cuentas, de cómo castigar a los obispos que no cumplen con su deber”, lamentó.

En esta nota:

Comentarios