No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

La FDA de Estados Unidos autorizó aplicar una tercera dosis a inmunodeprimidos

Al tener una capacidad reducida para combatir infecciones y otras enfermedades, la Administración de Alimentos y Medicamentos autorizó que dicho grupo pueda recibir una tercera dosis de la vacuna de Pfizer o Moderna.

La FDA de Estados Unidos autorizó aplicar una tercera dosis a inmunodeprimidos(Foto: Reuters)

La FDA de Estados Unidos autorizó aplicar una tercera dosis a inmunodeprimidos | Foto: Reuters

Este viernes, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos autorizó la aplicación de una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus para personas inmunodeprimidas.

Así lo dio a conocer la entidad a través de un comunicado: "El Comité Asesor de Prácticas de Inmunización de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades está programado para reunirse el viernes para discutir más recomendaciones clínicas con respecto a las personas inmunodeprimidas. La acción de hoy no se aplica a personas que no están inmunodeprimidas".

Esta medida se entronca con las declaraciones de la comisionada interina de la FDA, Janet Woodcock, quien señaló que "el país entró en otra ola de la pandemia" y que la FDA es "especialmente consciente de que las personas inmunodeprimidas corren un riesgo particular de contraer una enfermedad grave".

A su vez, Woodcock indicó que, "después de una revisión exhaustiva de los datos disponibles", la entidad determinó las personas inmunodeprimidas "pueden beneficiarse de una tercera dosis de las vacunas Pfizer-BioNTech o Moderna".

Esta decisión de la FDA se da ya que las personas inmunodeprimidas, entre ellas las que se sometieron a un trasplante de órganos sólidos, tienen una capacidad reducida para combatir infecciones y otras enfermedades, siendo especialmente vulnerables a las infecciones, incluido el COVID-19.

En esta nota:

Comentarios