No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad CAJA NEGRA

La Mala Rodríguez: "Antes éramos las putas de la industria y ahora somos nuestras propias putas"

La cantante española es la nueva invitada a Caja Negra, el ciclo de entrevistas de Filo.News conducido por Julio Leiva. 

Directo desde Bilbao, La Mala Rodríguez se sumó al living de Caja Negra pero esta vez en una edición live desde el BIME "donde se habla de la industria, la música, el presente, el futuro". Frente a Julio Leiva y un público presente, la cantante de rap española habló de todo.

BIME (Bizkaia International Music Experience) es el evento referente del ámbito nacional e internacional de la música que realizó su novena edición en Bilbao, España. Filo.news estuvo presente y participó de este gran evento mundial realizando la primera Caja Negra con público en el auditorio 0B del Palacio Euskalduna.

En ese contexto, se refirió a lo que implica ser mujer en la industria: "Siempre he dicho que para mí ha sido igual que para otras mujeres. A mujeres que han hecho medicina, mujeres que han dedicado a hacer cualquier otra profesión, abogadas o maestras. Creo que es la sociedad, no es el sector donde tú te metes, no es la música. De hecho, yo sentía bastante libertad. Creo que a todas las mujeres que hemos decidido salir de casa y no hacer lo que se supone que tenemos que hacer nos ha tocado pues ponernos un traje de cutiva o ponerme un chándal triple XL para que no se vea. A día de hoy sigue pasando poquito a poco van habiendo unos pequeños cambios y también vuelta a la tortilla también se puede decir, pero poquitos, poquitos. No veo mucha diferencia".

También se refirió a cómo era hacer música urbana pero 20 años atrás: "En su momento me criticaban mucho. No se metían conmigo pero decían que no era rap. Yo que les había engañado a todos los raperos de mi barrio. Ya decían ah, ¿pero este disco? Fue muy feo, me volvieron a echar a un lado y desde entonces yo creo que me han echado a un lado. Yo creo que a día de hoy siguen... Bueno, hay letras, he hecho canciones que sí les ha significado, sí han considerado que entran dentro del canon de lo que es un rap que... yo me río. Pero sí es cierto que que he hecho lo que yo he querido".

"Para mí ser Mala es ser valiente, aceptarte, pero ser mala para mí es ser atrevido, ser valiente. Eso es cuando la gente dice, pero ¿por qué te llaman mala? Para mí significa eso, porque había dos caminos. Bueno, el otro es y yo he escogido ser mala, porque ser bueno es muy aburrido".

A la hora de analizar el panorama musical dijo: "La inmigración lo ha sido todo. De ahí viene la palabra endogamia musical. Todo el rato ahí, todo el mundo haciendo lo mismo. Sonido. Ahí paradito. Ah, no! La canción del verano la hace un latino. Es el momento donde lo latino es OK aquí en España. Y era como, no tienen cultura musical, estos españoles no tienen nada de cultura musical. Ahora, luego, luego de que ha empezado a venir todo a fusionarse, a aceptarse. A respetarse. Yo que lo flipaba de verdad, en serio, como era, como era el trato con lo latino. Yo me siento muy afortunada y es gracias a que ha venido la gente ha traído su música, la gente se mezcla. Ahí es donde está lo bueno, la grasa, el sabor está ahí en la mezcla. Y qué? Yo lo amo, eso".

Por otro lado, se refirió a que "gracias a la piratería, a Internet la música viajó más rápido que las discográficas". "El trabajo del hombre era más lento que el trabajo que hacía Emule o cualquier plataforma. Pero como tú sabes, siempre al final todo se reacomoda. Por eso no hay que tener miedo al cambio. Cuando una circunstancia sucede, hay que estar despierto. ¿Quiénes estuvieron despiertos? Los suecos. Spotify ellos hicieron: "Pérate, espérate, qué vamos a hacer aquí, una biblioteca de libre acceso. Luego la cobraremos y vamos a proporcionar a la gente lo que quiere, que es escuchar música". En este momento, aquí, ahora. En mi móvil, en mi ordenador es la vida, esa es la vida, es maravilloso".

"Me siento muy orgullosa porque me recuerdo buscando la palabra feminismo en el diccionario y flipando decía 'ay, pero la gente no sabe lo que es, decía es la igualdad de derechos y obligaciones, ¿no? Es igualdad de los dos y la gente pensaba que feminismo era que la mujer manda y no es eso, es otra cosa. Y era pequeña. Era un tema tabú hasta 2018, Es difícil de explicar, pero ahora es muy obvio porque a la mujer no nos protege nadie, no nos protege nadie. Estamos hoy en día, estamos muy buen día, seguimos buen día. Yo creo que lo único que ha cambiado es que antes éramos las putas de la industria y ahora somos nuestras propias putas", expresó sobre el feminismo.

¿El momento que convirtió a La Mala en quien es hoy? "Hay una escena es yo entrando en la peña flamenca que tenía Julio Espina, un vecino mío, todo lleno de toros disecados, todo muy creepy. El suelo de Albero. Las fotos de los cantaores, las mujeres bailando, los borrachos ahí ¿no? Y subir nosotros el grupito de cuatro o cinco al almacén y poner una cinta de Doble AA y empezar a rapear encima. Esos primeros momentos son lo que yo creo que a mí me hicieron porque era como estaba, estaba dirigiéndome a un lugar y venía de un sitio, ¿no? Porque estaba a lo mejor mi amiga ensayando con la guitarra, cantando canciones de flamenco en un sótano donde ensayaba, pero yo me iba a otro sitio. Creo que esa imagen puede representar muy bien mi carrera".

Comentarios