Actualidad INTERNACIONAL

Ley contra los "ritos de iniciación" tras la muerte de un estudiante

Se sancionó por la muerte de un estudiante que solicitó ingresar a una fraternidad de la Universidad de Santo Tomás y sus compañeros le provocaron un paro respiratorio

Por: Agustina Lascano

La Universidad de Santo Tomás, en Filipinas, donde un estudiante murió

La Universidad de Santo Tomás, en Filipinas, donde un estudiante murió

Los ritos de iniciación se volvieron una costumbre en fraternidades o hermandades universitarias de algunos países. Para ser parte de ellas, los miembros más antiguos deben hacer que los novatos cumplan ciertas prendas o consignas.

Un caso ocurrido en 2017 en Filipinas llevó a la sanción de la ley que prohíbe las novatadas y regula los ritos de iniciación.

Según los datos provistos por la Policía Nacional de Filipinas, desde 2002 murieron 18 personas y 163 resultaron heridas por los rituales. Además, 15 agresores están en la cárcel y aún están siendo investigados 19 casos.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, firmó una ley que prohíbe y castiga las novatadas, un compromiso del Gobierno tras la muerte de un universitario en un rito de iniciación en 2017.

La nueva legislación recientemente sancionada "prohíbe cualquier forma de novatada y regula los ritos de iniciación, tanto físicos como psicológicos, de fraternidades, hermandades y otras organizaciones para que sean más seguros para los reclutas".

La nueva norma endurece las penas para los infractores y castiga a los testigos, aunque no participen directamente.

Esta nueva regulación es la consolidación de un proyecto de ley que se aprobó en el Parlamento a principios de año para enmendar la anterior Ley Antinovatos de 1995, que permitía novatadas siempre y cuando estuvieran reglamentadas y se informara por escrito a la escuela o facultad una semana antes del evento.

La iniciativa se aceleró en el Congreso bicameral tras la muerte en septiembre de 2017 de Horacio "Atio" Castillo, un estudiante de Derecho de la Universidad de Santo Tomás.

Castillo tenía 22 años cuando solicitó ingresar en la fraternidad Aegis Juris. Los golpes y quemaduras hechas por sus compañeros durante el rito de iniciación le provocaron un paro respiratorio que le causó la muerte.

Temas:

  • universidad
  • fraternidades

Leé También

Comentarios

Newsletter

No te pierdas lo mejor de Filo

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones