No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad INTERNACIONALES

Más de 200 migrantes consiguen entrar en el territorio español de Melilla

Este flujo toma lugar poco más de dos meses después de que una fuerte ola migratoria llegara a Ceuta, el otro enclave español en el norte de Marruecos que conecta Africa con el viejo continente. 

Melilla expone un nuevo episodio del conflicto migratorio marroquí

Melilla expone un nuevo episodio del conflicto migratorio marroquí

Aproximadamente 240 migrantes del África subsahariana saltaron hoy la valla fronteriza entre Marruecos y Melilla, logrando entrar en el enclave español, en una de las llegadas más numerosas de los últimos años.

Este ingreso toma lugar poco más de dos meses después de que una inédita ola migratoria llegara a Ceuta, el otro enclave español en el norte de Marruecos.

En ese momento la ciudad autónoma se vio sorprendida por la entrada repentina de más de 10.000 migrantes provocando una importante crisis diplomática en Madrid y Rabat.

En total, más de 300 personas intentaron escalar hoy la valla que delimita la frontera entre Marruecos y Melilla. Pese a la importante presencia policial, 238 personas lograron entrar en el enclave, tres policías resultaron levemente heridos y los migrantes fueron trasladados a un centro de recepción para que guarden cuarentena ante la situación sanitaria.

Ceuta y Melilla, las únicas fronteras terrestres de la Unión Europea con África, están sometidas desde hace años a una fuerte presión migratoria. 

Sobre el pasado mes de mayo y con más de 4000 marroquíes enviados de regreso, el Consejo de Ministros español aprobó la concesión de una inyección de 30 millones de euros para ayudar a Marruecos en su despliegue policial contra la inmigración irregular.

La ayuda se destinará a la financiación de gastos derivados del patrullaje y vigilancia de fronteras marítimas, al mantenimiento y reparación de materiales y a dietas para las fuerzas de seguridad. 

Pero según una memoria económica de Bruselas, Rabat calcula que necesita 434 millones de euros anuales para cubrir los gastos que le supone controlar sus fronteras en un país que no es solo de origen, sino también de destino y tránsito para miles de inmigrantes.

Sin embargo, desde España marcan que las tensiones migratorias parecen ser otro de los puntos para comprender este repentino flujo migratorio. Se entiende que  el ánimo y la colaboración de Marruecos es lo que en realidad marca la presión migratoria en España. 

Comentarios