No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad efemérides

Memoria por el Holocausto: Sara, la sobreviviente del genocidio y madre de un desaparecido

En el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, que se evoca cada 27 de enero, AMIA y Naciones Unidas Argentina presentaron un video protagonizado por Sara Rus, sobreviviente de la Shoá, y su nieta Paula Scheinkopf, quienes, a través del emotivo diálogo que comparten, instan a no olvidar el peor genocidio ocurrido en el siglo XX.

Memoria por el Holocausto: Sara, la sobreviviente del genocidio y madre de un desaparecido

Memoria por el Holocausto: Sara, la sobreviviente del genocidio y madre de un desaparecido

Con el foco puesto en la importancia de que las nuevas generaciones tomen la responsabilidad por la transmisión de la memoria de la Shoá, el video fue dado a conocer hoy, a través de las redes sociales, con el propósito de promover la importancia de la educación sobre el Holocausto, defender el valor supremo de la vida y fomentar el respeto a los derechos humanos.

Sara, además sufrió otro arrebato de la vida aún m´as doloroso para ella: perder a un hijo. Precisamente el 15 de julio de 1977 a las 14.30, los militares se llevaron a Daniel Rus de la puerta de su lugar de trabajo. “Me acuerdo que era un viernes. Él ayudaba a su padre en el trabajo. Habíamos comprado un auto y él tenía que venir a repartir las telas. Pero no venía y no sabíamos qué pasaba. Llamamos a la comisión y nos dijeron que ya se había ido. Empezamos a llamar a la policía para saber si lo habían arrestado casualmente y a todos los hospitales por si había tenido un accidente. Después me contaron que pasó una camioneta y se llevó a 16 o 17 personas”, contó en una entrevista.

“No sé si lo mataron enseguida. No creo, seguramente estuvo detenido mucho tiempo. Es terrible pensar qué tortura le hicieron. Ellos copiaron el modelo de los nazis. No se puede entender que exista tanta maldad en un ser humano. Los que sobrevivieron contaron que recibían electricidad en los pies, en los cuerpos. Estaban tan preparados para hacer sufrir…”.

Sara y Paula

Titulado “Sara y Paula”, el video difundido hoy se propone llegar especialmente a los más jóvenes, a través de un mensaje que hace hincapié en la importancia de dar testimonio, y de hacer oír y replicar la voz de las víctimas del plan sistemático de exterminio sufrido por el pueblo judío a manos del régimen nazi, para que nunca más vuelvan a tener lugar ningún crimen de odio contra la Humanidad.

“Nunca debemos olvidar que el Holocausto podría haberse evitado”, advirtió el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres en el mensaje que difundió en el marco de la fecha que hoy se conmemora. “Las súplicas desesperadas de las víctimas fueron ignoradas. Muy pocos hablaron, muy pocos escucharon, y menos aún se levantaron en solidaridad. Recordar el pasado es esencial para salvaguardar el futuro”, remarcó.

En palabras de Ariel Eichbaum, presidente de AMIA, la misión de “educar a las nuevas generaciones y promover en ellas el respeto al prójimo, la paz y la justicia es un aspecto crucial que va de la mano del imperativo ético de no olvidar, de prevenir cualquier gesto de intolerancia, y de denunciar toda expresión de odio y xenofobia”.

La realización audiovisual es la cuarta acción conjunta que realizan AMIA y Naciones Unidas, en el marco del programa de recordación que llevan adelante, con el objetivo de ejercitar la memoria colectiva, a través de destacar efemérides relacionadas con la defensa de los derechos humanos.

El 27 de enero del año pasado, con el nombre “Seamos Memoria”, AMIA y Naciones Unidas Argentina, convocaron al artista Pedro Roth, sobreviviente del Holocausto, quien protagonizó un conmovedor video, en el que pide no olvidar a los seis millones de judíos asesinados en la Shoá, que no pueden contar su historia.

Por último, en agosto de 2021 difundieron “Conectados contra el dolor”, un cortometraje en el que, con un formato de un programa de radio, cuatro personas sobrevivientes de diferentes atentados alrededor del mundo compartieron sus testimonios, y enfatizaron en la necesidad de recordar para que hechos tan brutales como los que vivieron no se repitan.

Un diálogo por la memoria

El Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto fue instaurado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en noviembre de 2005, mediante la Resolución 60/71. En el texto se cita la Declaración Universal de Derechos Humanos, que proclama que toda persona goza de todos los derechos y libertades enunciados en ella, sin hacer distinción alguna por motivos de raza, religión o de ninguna otra índole.

Para recordar esta fecha, el video de AMIA y ONU Argentina muestra el siguiente diálogo que remarca la importancia de la transmisión y la memoria:

-Paula Scheinkopf: Son como sensaciones de recuerdos. Eso me queda de la historia de mis abuelos. Como especies de vibraciones. Imágenes imprecisas. Anécdotas medio desparramadas. Muchas veces me pregunto qué hacer con los recuerdos y las vivencias de los otros.

-Sara Rus: ¡Ay hija mía! Pero de noche se me vienen las cosas. De repente surgen cosas, digo: “Ay dios mío, ¿cómo es que no me acordé de esto?” Y hay cosas que aparecen en la memoria, que a veces ni conté a mis hijos, ni a mis nietos. Aparecen cosas que me encantaría contarles de lo que yo he vivido. Uno se acuerda cosas que son sorprendentes. Lo que es la memoria, ¿no?

-Paula: ¿Cómo recordar lo que nunca fue contado? Con mi abuela me crié. Sin embargo, durante muchos años no supimos nada de su historia hasta que contó.

-Sara: Me llamo Sara Rus. Soy una sobreviviente de la Shoá y además una madre de un hijo desaparecido. Nací en Lodz, Polonia, una ciudad enorme, fabril. Yo de chiquitita me encantaba jugar a la pelota. Era una nena bastante movediza, un poquito rebelde. No tuve gran tiempo de infancia porque no llegué ni a terminar el colegio primario. En el año 40, entramos al gueto y no fue nada fácil para nosotros. Nos hicieron trabajar como esclavos. Nos sentíamos siempre tratados como animales, no como seres humanos, desgraciadamente.

Del gueto nos trasladaron a Auschwitz – Birkenau. Fue terrible llegar a Auschwitz. Ya directamente separaron a mi papá de nosotros, ya nunca lo volvimos a ver a mi papá. De Birkenau, no estuvimos tanto tiempo como otros, nos llevaron con vagones para Mauthausen, para trasladarnos. Fueron momentos terribles. Son cosas difíciles de contar.

-Paula: ¿Qué sobrevive en un sobreviviente?

-Sara: Yo creo en el destino, en la casualidad que nos tocó quedar vivas, y acá estamos contando la historia. Tenemos doble historia nosotros, y hay que saber sobrellevarla, sobrevivirla. Es así.

Entonces algunas personas me dicen “Basta, dejá de hablar, ya no importa, total tenés otras cosas”. Y yo les digo que todas las cosas son importantes, pero la memoria es más importante que todo eso.

Voy a seguir hablando, voy a seguir contando, voy a seguir manteniendo la memoria, mientras viva lo voy a hacer.
 

Comentarios