No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad INTERNACIONALES

Noruega: un ataque con arco y flechas deja al menos 5 muertos

El ataque se produjo en el municipio de Kongsberg, una localidad de 28.000 habitantes, ubicada a unos 84 kilómetros de la capital, Oslo.

La Policía no confirmó si fue un acto terrorista | Foto: Reuters

La Policía no confirmó si fue un acto terrorista | Foto: Reuters

Un hombre armado con un arco y flechas mató a un total de cinco personas e hirió a varias más, incluido un policía, en distintos lugares céntricos de la ciudad noruega de Kongsberg, siendo luego detenido por las autoridades locales. 

En una conferencia de prensa, la primera ministra, Erna Solberg, se declaró "impactada por estos actos horribles", condenó enérgicamente el ataque y, al igual que la Policía, expresó que "primero hay que esperar a saber más" antes de arriesgar "si se trata de un acto terrorista".

El hombre, que asesinó a las víctimas usando un arco y flechas, es un converso al Islam que ya estaba en el radar de las autoridades por presentar peligro de radicalización. 

Además de las cinco víctimas, los heridos fueron trasladados a hospitales y por el momento no se conoce ni su número ni su estado.

Desde sus redes sociales, la Policía local marcó que varios testigos vieron a un hombre, armado con un arco y flechas, y que las usó contra personas, mientras que las autoridades instaron a la población a permanecer en sus casas.

Solberg, quien presentó su dimisión tras la derrota de los conservadores en las elecciones de septiembre, lamentó que pese "al buen trabajo policial que se ha hecho en Noruega" contra lo que llamó "ataques organizados", sus autores sigan cometiendo este tipo de prácticas.

En esos términos también se manifestó la ministra de Justicia, Monica Maeland, quien puso a disposición de las autoridades locales toda la infraestructura de seguridad del Estado.

"La policía dice que no sabe si se trata de un acto terrorista. Están investigando y quedamos a la espera. No podemos comentar detalles relacionados con el autor", planteó.

El ataque toma lugar 10 años después de la mayor matanza que ha vivido Noruega en su historia cuando el 22 de julio de 2011, Anders Breivik, un neonazi antimusulmán que dijo actuar en nombre de la lucha contra la “invasión musulmana”, asesinó a un total de 77 personas tras detonar una furgoneta bomba a las afueras de la sede del Gobierno, que dejó ocho víctimas mortales. 

En esa misma jornada, protagonizó un tiroteo en Utoya, una isla cercana en la que se celebraba un encuentro de militantes jóvenes del Partido Laborista, dejando a un total de 69 adolescentes asesinados. 

Comentarios