Actualidad

Pérez Volpin: con el lema "médicos, no asesinos" respaldaron al endoscopista

Organizaciones de profesionales de la salud defendieron su actividad. "Las complicaciones asociadas a los procedimientos o a las enfermedades forman parte de nuestra labor diaria", dijeron.

 

Médicos respaldaron al anestesista condenado por la muerte de Débora Pérez Volpin.

Médicos respaldaron al anestesista condenado por la muerte de Débora Pérez Volpin.

"Nos reunimos aquí con el fin de reivindicar nuestra profesión, en apoyo a un colega que realizó un procedimiento endoscópico", explicaron los médicos que ayer realizaron una concentración frente a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, tras la condena del endoscopista Diego Bialolenkier, sentenciado a 3 años de prisión condicional por la muerte de la periodista Débora Pérez Volpin.

Los manifestantes se identificaron con los guardapolvos blancos de la actividad médica y llevaron pancartas con la consigna "Somos médicos, no asesinos".

"Lamentablemente un desenlace fatal es una de las posibilidades con las que convivimos todos los profesionales de la medicina en nuestra abnegada labor diaria", expresaron en un comunicado los organizadores.

"La mala praxis, la posibilidad de cometer un error médico y la presencia de una complicación, no son sinónimos", indica el texto que se leyó durante la concentración. "Coincidimos en que cualquier accionar que involucre negligencia, impericia u omisión, deberá ser juzgado. Sin embargo, los sucesos y sus causas no implican necesariamente un acto doloso sino habitualmente una desgraciada situación en medio de una intención de curar".

En otro tramo de la proclama, a horas de que se conozcan los fundamentos del fallo judicial que sentenció a Bialolenkier y lo inhabilitó para ejercer durante 7 años y medio, los médicos plantearon que "las complicaciones asociadas a los procedimientos o a las enfermedades forman parte de nuestra labor diaria y de la riesgosa tarea a la que nos enfrentamos cotidianamente, por lo que extremamos las medidas para evitarlas".

  • Débora Pérez Volpin murió el 6 de febrero de 2018 mientras le realizaban una endoscopía en el sanatorio La Trinidad de Palermo, procedimiento que estaba a cargo de Bialolenkier y la anestesista Nélida Puente, quien fue absuelta en el juicio.

"Repudiamos los términos utilizados antes y durante los procesos judiciales. Estos dichos han dañado la relación médico-paciente generando desconfianza en la Ciencia Médica. No somos asesinos, no somos criminales. Somos médicos".

"Hemos sido objeto de faltas de respeto, agravios de tipo moral, profesional, y se ha dudado de nuestra integridad como personas", lamentaron. "Estudiamos para asistir, acompañar, intentar mejorar la calidad de vida de las personas y, cuando es posible, curar", concluyeron.

Durante el acto, en redes sociales, varios médicos postearon imágenes en quirófanos o consultorios, apoyando la concentración y en defensa de su trabajo.

En esta nota:

Comentarios