No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

¿Por qué acción le otorgaron a Adolfo Pérez Esquivel el Premio Nobel de la Paz?

Un día como hoy, de 1980, el arquitecto, escultor y docente era reconocido por el comité noruego por su lucha y defensa de los derechos humanos.

¿Por qué acción le otorgaron a Adolfo Pérez Esquivel el Premio Nobel de la Paz?

¿Por qué acción le otorgaron a Adolfo Pérez Esquivel el Premio Nobel de la Paz?

El 13 de octubre de 1980, la cúpula de la dictadura cívico militar argentina se negaba a asumir la noticia que les llegaba desde la Embajada de Noruega en Buenos Aires, que les anunciaba que a Adolfo Pérez Esquivel se le había otorgado la distinción del Premio Nobel de la Paz.

A principios de los años 70, el arquitecto, escultor y docente comenzó a involucrarse en diferentes movimientos que luchaban por la paz y participó activamente en la fundación del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj), un movimiento en defensa de los Derechos Humanos en Latinoamérica.

Esa militancia le valió 14 meses preso bajo el régimen dictatorial que recaía en argentina. No obstante para el Comité Noruego que otorga el Premio Nobel, Pérez Esquivel había encendido "una luz en la oscuridad de la violencia en su país".

Por este motivo fue galardonado con la distinción del Premio Nobel de la Paz que recibió en nombre de los Pueblos de Latino América.

Al recibir esta distinción declaró no recibirlo como un título personal sino "En nombre de los pueblos de América Latina, y de manera muy particular de mis hermanos los más pobres y pequeños, porque son ellos los más amados por Dios; en nombre de ellos, mis hermanos indígenas, los campesinos, los obreros, los jóvenes, los miles de religiosos y hombres de buena voluntad que renunciando a sus privilegios comparten la vida y camino de los pobres y luchan por construir una nueva sociedad".

Actualmente y desde septiembre de 1998 es titular de la Cátedra Cultura para la Paz y los Derechos Humanos, en la Facultad de Ciencias Sociales y en el año 2006 la UBA le entregó el Doctorado Honoris Causa.

De esta manera se convirtió en el cuarto argentino en ser galardonado con esta distinción, de los cinco premios Nobel que se le otorgaron a personalidades argentinas. 

En esta nota:

Comentarios