Actualidad Justicia

Prisión preventiva para uno de los acusados del crimen de Anahí Benítez

Se trata de Marcelo Villaba, quien fue procesado en otra causa donde manoseó a una mujer en el Microcentro porteño
Marcelo Villalba está acusado en otra causa de

Marcelo Villalba está acusado en otra causa de "abuso sexual simple".

Marcelo Villalba, uno de los dos detenidos por el crimen de Anahí Benítez, fue procesado este viernes 15 en la causa en la que está acusado de manosear a una mujer en el Microcentro porteño.

Según informaron fuentes judiciales, Villalba fue procesado con prisión preventiva por el delito de "abuso sexual simple" por el juez Luis Zelaya, en un hecho que ocurrió el pasado 20 de abril en cercanías de Carlos Pellegrini y Juncal, cuando Katia Documet Silva caminaba por el lugar y Villalba se le acercó y la manoseó.

En ese momento, y ante el grito de la víctima, un efectivo de la Policía se hizo presente en el lugar y logró detener al hombre. Por su parte, la mujer hizo la denuncia en la comisaría 15 y también hizo la presentación judicial.

Tras una serie de pericias realizadas, el juez dejó en libertad al acusado, debido a que el delito de abuso sexual simple es excarcelable, pero ahora Zelaya, dictó la preventiva porque consideró que existe peligro de fuga.

Tras conocerse la detención de Villalba por el crimen de Anahí Benítez, la víctima denunció públicamente el hecho y contó que el hombre que la manoseó en el Microcentro era él.

El 2 de septiembre pasado, en su cuenta de la red social Facebook la mujer escribió: "Anahí estaría viva si la Justicia hubiese reaccionado adecuadamente ante el aviso".

El pasado 11 de septiembre el juez de Lomas de Zamora Sebastián Monelos le dictó la prisión preventiva a Villalba por el delito de "privación ilegal de la libertad, abuso sexual y homicidio triplemente calificado por criminis causa".

El imputado había quedado detenido en la causa, luego que los investigadores descubrieran que el celular de Anahí lo tenía un hijo del hombre, quien dijo que su padre se lo había regalado. Tras la detención, un análisis determinó que el ADN encontrado en el cuerpo de la adolescente de 16 años le pertenecían a él.

Leé También

Comentarios