No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

Queman y reciclan libros de Ásterix y Tintín en Canadá por ser discriminatorios

La decisión fue tomada por la comisión escolar Providence, que quemó o envió al reciclaje poco más de 4.700 obras de sus bibliotecas por representación negativa de los pueblos originarios.

Queman y reciclan libros de Ásterix y Tintín en Canadá por ser discriminatorios

Queman y reciclan libros de Ásterix y Tintín en Canadá por ser discriminatorios

Durante estos últimos días, Canadá fue foco de críticas tras una investigación realizada por Radio-Canada en la que se daba a conocer que una comisión escolar había mandado a quemar y a reciclar libros de Ásterix, Tintín, Pocahontas y Lucky Luke.

Se trata de la comisión Providence, responsable de unos treinta planteles escolares en el suroeste de la provincia de Ontario, que, en 2019, mandó a quemar y a reciclar poco más de 4.700 obras de sus bibliotecas por contener en sus páginas elementos "desactualizados e inapropiados" que presentaban estereotipos negativos de los pueblos indígenas canadienses.

De acuerdo a un documento al cual tuvo acceso el medio anteriormente mencionado, fueron unos 155 los títulos diferentes que se desecharon por decisión de un comité conformado por miembros de Providence y de un grupo de "acompañantes indígenas".

En el mismo se detallaba que el motivo de su descarte era que estos libros mostraban, entre otros puntos, recuentos históricos erróneos, imágenes racistas y discriminatorias, sexualización y trato irrespetuoso a prácticas culturales. También eliminó los que contenían los términos "indio" y "esquimal".

Tras darse a conocer la noticia, el Ministerio de Educación de Ontario señaló en un comunicado, tras el eco de la noticia, que la selección de las obras en las bibliotecas es responsabilidad de cada comisión escolar. Por su parte, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, aseguró que jamás "estará a favor de quemar libros".

Algunas historietas de Lucky Luke también fueron enviadas a reciclaje.

Y continuó: "No me corresponde a mí o a las personas que no son indígenas decir a los indígenas cómo deben sentirse o actuar para avanzar en el tema de la reconciliación".

Tras la divulgación de este hecho, desde Providence anunciaron que se suspenderá el proceso aún pendiente de la evaluación de otras 200 obras de su biblioteca que podrían ser enviadas a reciclaje por contenidos similares.

Comentarios