Actualidad INTERNACIONALES

Sin consuelo: Chile sufre los peores incendios de su historia

Media docena de bomberos y policías murieron mientras trabajaban para combatir las llamas que afectan a más de 200 mil herctáreas en el país vecino. Michelle Bachelet decretó el estado de emergencia
unas 238.000 hectáreas de campos fueron devorados por las llamas en la última semana

unas 238.000 hectáreas de campos fueron devorados por las llamas en la última semana

"Un infierno". Así calificó a los incendios que atraviesa Chile una de las miles de afectadas por las llamas, que ya se devoraron 238.000 hectáreas, dejaron seis muertos y 12 heridos en la última semana y se transformaron en los peores de toda su historia.

Ante la gravedad de la situación, la presidenta del país trasandino, Michelle Bachelet, decretó el estado de emergencia, de excepción constitucional y de catástrofe para las diversas provincias y regiones. Mientras tanto, se preven condiciones climáticas extremas para este jueves y empieza a llegar ayuda internacional.

"Lo que vivimos fue un infierno, lo hemos perdido todo, necesitamos la ayuda del gobierno", dijo entre lágrimas una vecina de la comuna de Empedrado, en la región del Maule, a la presidenta Bachelet, quien visitó esa zona este miércoles.

"Entiendo que las personas estén dolidas, es tremendo estar cercados por el fuego, es tremendo perder lo que tienen", respondió la mandataria durante una rueda de prensa.

Más de 4.000 bomberos, brigadistas, voluntarios y militares combaten las llamas en siete regiones chilenas que han convertido en cenizas cerca de 190.000 hectáreas de bosques en una semana, según el último informe de la Corporación Nacional Forestal (Conaf).

El Centro Nacional de Alerta Temprana informa que de los 99 siniestros declarados, 30 han sido controlados, 64 se encuentran fuera de control y 5 han sido extinguidos. En total, la superficie que ha ardido en la última semana supera las 238.000 hectáreas.

Las condiciones meteorológicas para este jueves van a seguir siendo extremas en la zona centro-sur del país, con fuertes vientos y altas temperaturas. Con 37,4ºC, Santiago registró este miércoles un récord 
histórico.

Numerosos poblados han sido evacuados preventivamente, aunque muchas personas se resisten a abandonar sus viviendas.

Leé También

Comentarios