Ir al contenido
Logo
Actualidad

Toma de colegios: Policía de la Ciudad fue a las casas de los estudiantes

Los familiares de los alumnos denunciaron una "persecución"; fue luego de que el Gobierno porteño los denunciara penalmente.

Toma de colegios: Policía de la Ciudad fue a las casas de los estudiantes

Efectivos de la Policía de la Ciudad visitaron a las familias de los estudiantes que participan en las tomas de los colegios porteños para notificarlos. Así lo denunciaron padres de alumnos y alumnas que llevan adelante la medida de fuerza, luego de que el Gobierno porteño anunciara que los denunciaría penalmente y que los demandaría por una suma millonaria -ascendería a $1.5 millones- "correspondiente al pago de los sueldos a docentes y no docentes por cada día sin clases". 

"Mi hijo estaba en la toma de uno de los colegios y vino la policía a mi casa. Como yo no estaba preguntaron todos mis horarios para venir nuevamente a mi casa. Lo que están haciendo es extorsivo", contó en Twitter Micaela Libson.

Rafael, padre de un alumno que participa en la toma de la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas "Sofía Esther Broquen de Spangenberg", reforzó: "Ha llegado la policía a los hogares de los padres de los chicos para notificarnos por la toma".

"Se le imputa el delito del artículo 60 del Código Contravencional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires", leyó un oficial en la puerta del domicilio de una de las madres de estudiantes del "Lengüitas". "Quien ingresa o permanece en lugares públicos, o de acceso público o privado, contra la voluntad expresa de quien tiene el derecho de admisión es sancionado/a con uno a cinco días de trabajo de utilidad pública o multa de doscientos a mil pesos", sostiene la norma.

Los familiares notificados denunciaron una "persecución" por parte del Gobierno porteño. "Lo que están haciendo es de manual: el manual del Gobierno autoritario dictatorial es ese, amedrentar", afirmó Guillermo Schirliski, padre de una alumna del Lengüitas.

Hasta este mediodía, al menos una docena de colegios seguían tomados por los alumnos en reclamo de mejores viandas, mejoras en la infraestructura edilicia y contra las prácticas laborales.