Actualidad

Tras huir de Dubai, la princesa Haya denunció a su esposo por violencia

La mujer, de 45 años, casada con el jeque Mohammed, de 70 años, huyó de los Emiratos Árabes Unidos con sus dos hijos y ahora pidió protección por "matrimonio forzado".

Otros tiempos: el emir de Dubai y su sexta esposa, Haya de Jordania.

Otros tiempos: el emir de Dubai y su sexta esposa, Haya de Jordania.

Después de varias semanas de estar refugiada en el Reino Unido, tras huir de Dubai, la princesa Haya de Jordania se presentó ante los tribunales de Londres en el inicio del juicio por divorcio contra el multimillonario emir Mohammed Bin Rashid al Maktum.

Uno de los primeros pedidos que formuló Haya, de 45 años, fue evitar que sus hijos se casen en uniones pactadas por su esposo. Si el tribunal accede se impedirá que los hijos del matrimonio, Jalila, de 11 años, y Zayed, de siete, regresen a Dubái y puedan permanecer con su madre. El emir tiene un total de 23 hijos de sus diferentes esposas.

Con una licenciatura y un máster en la prestigiosa Universidad de Oxford, la princesa es hija del difunto rey Hussein de Jordania y media hermana del rey de Jordania. Además es una destacada deportista, representó a su país en la competición de equitación en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000.

Se casó con el jeque Mohammed en 2004, convirtiéndose en su sexta mujer y "esposa menor". El multimillonario emir es identificado como padre de 23 hijos con diferentes esposas.

Haya al llegar a los tribunales de Londres.

La princesa Haya primero huyó a Alemania para pedir asilo, pero este mes se supo que ha estado viviendo en el centro de Londres, en una casa valuada en unos U$S 105 millones en Kensington Palace Gardens.

Lo que generó la huida de Haya

Según trascendió, la princesa tomó su decisión ante "hechos inquietantes" que tienen que ver con la forma en que el jeque trataba a una de sus hijas, la princesa Latifa, de 33 años, quien intentó escapar de Dubái. 

La huida de Haya se produjo unos meses después de la huida de Latifa. La mujer denunció en un vídeo que se escapaba de su casa y de su país porque no tenía libertad para moverse y porque ella y alguna de sus hermanas habían sido víctimas de malos tratos.

Su barco fue interceptado cuando se hallaba en aguas internacionales, cerca de India, y fue llevada otra vez a su casa.

Ahora, Haya avanza en su denuncia por violencia machista contra su marido y serán los jueces ingleses quienes resolverán en un juicio considerado histórico.

Comentarios