No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad JUEGOS OLÍMPICOS TOKIO 2020

Una atleta hizo un gesto "prohibido" en los JJOO y podría ser sancionada

Raven Saunders se expresó en apoyo a "todas las personas que están oprimidas"; el COI analiza el hecho y podría anunciar sanciones para la estadounidense.

Una atleta hizo un gesto "prohibido" en los JJOO y podría ser sancionada

Una atleta hizo un gesto "prohibido" en los JJOO y podría ser sancionada

Raven Saunders, subcampeona olímpica de lanzamiento de bala, celebró su medalla con un gesto que podría costarle una sanción por parte del Comité Olímpico Internacional (COI). Al subirse al podio, la atleta estadounidense hizo una X con sus brazos, un mensaje en apoyo a "todas las personas que están oprimidas", explicó.

Su protesta tiene como objeto dar visibilidad a "personas de todo el mundo que están luchando y no tienen la plataforma para hablar por sí mismas". "Para mí, haber ganado esta medalla, y que eso sirva de inspiración al colectivo LGBTI, a las personas con enfermedades mentales y a las minorías negras, es algo que significa todo", subrayó.

Si bien el COI relajó sus políticas de prohibición de protestas para los participantes que compitan en los Juegos y los deportistas tienen la libertad de expresarse en este sentido durante las conferencias de prensa, las manifestaciones aún están prohibidas en las ceremonias de premiación. Por eso, por estas horas, el Comité analiza el episodio y podría anunciar sanciones para la atleta.

Por lo pronto, a la espera de la resolución del COI, Saunders ya recibió el apoyo del Comité Olímpico y Paralímpico Estadounidense (USOPC) expresó su apoyo a Saunders.

"El USOPC ha llevado a cabo su propio análisis y considerado que la manifestación pacífica de Raven Saunders por una sociedad más justa y antirracista al final de la ceremonia fue respetuosa con sus adversarios y no violó las reglas relacionadas con las tomas de posición", sostuvo el organismo en un comunicado.

Saunders tiene 25 años e hizo su debut olímpico en Río de Janeiro en 2016. En 2018, reveló, pensó en el suicidio mientras atravesaba conflictos emocionales.

Fue luego de acercarse a un antiguo terapeuta en busca de apoyo cuando pudo formar una relación más equilibrada con el deporte y alcanzar el éxito. "Está bien ser fuerte. Y está bien no ser fuerte el 100% del tiempo. Está bien poder necesitar a la gente", expresó.

En esta nota:

Comentarios