No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad SOCIEDAD

Una empresa despidió a los 29 empleados que bloqueaban una de sus plantas

Se trata de Lácteos Vidal, que tomó esta decisión tras más de dos meses de conflicto; el gremio resiste.

Una empresa despidió a los 29 empleados que bloqueaban una de sus plantas

Una empresa despidió a los 29 empleados que bloqueaban una de sus plantas

Lácteos Vidal despidió a los 29 trabajadores que bloquearon la empresa durante varios meses en el marco de un conflicto entre la empresa y el gremio Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA). El sindicato resiste y advierte que irá hasta las "últimas consecuencias".

"A los que hace más de sesenta días nos bloquearon y están en connivencia con el sindicato para fundirnos, los despedimos. Nuestra prioridad es el bienestar de los muchachos que están trabajando", dijo a Bichos de Campo Alejandra Bada Vázquez, miembro de la familia dueña de la compañía.

La protesta comenzó a mediados de julio pasado por el reclamo del gremio por la recategorización de 14 empleados. Pocos días después, dictó la conciliación obligatoria y las tareas en la fábrica se reanudaron, pero no en su totalidad. Con el vencimiento de la medida, ATILRA volvió a bloquear la empresa hasta hace pocos días.

Ese conflicto, finalmente, terminó este miércoles con la desvinculación de 26 empleados y tres delegados que encabezaban la medida de fuerza.

"La relación con esta gente está rota. Nos bloquearon la empresa, trabajando en convivencia con el sindicato para fundirnos. Amenazaron a los compañeros, los ningunearon, por lo que se perdió totalmente la confianza", dijo Bada Vázquez.

Pese a la resolución del conflicto, los problemas en la empresa persisten. Es que, ahora, funciona a "mitad de máquina", con una planta parada y la otra funcionando al 50% de su capacidad. A esto, se suma la delicada situación que se generó a partir de las pérdidas ocasionadas por el conflicto.

"Es difícil, pero hoy contamos con 26 trabajadores que le pusieron el hombro, que nunca dejaron de presentarse al trabajo y por esos trabajadores estamos luchando hoy, por sus familias, y queriendo que la fábrica comience a trabajar en su plenitud, con trabajadores nuevos que se vayan tomando y capacitando", dijo Arturo Díaz, apoderado de la empresa.

Desde ATILRA dijeron que sabían que esto podía ocurrir, pero advirtieron: "No se tiene que malinterpretar y tampoco tomar como una amenaza, pero estamos dispuestos a seguir hasta las últimas consecuencias para solucionar este reclamo que es justo y genuino".

Comentarios